Denuncian la aparición de especies protegidas muertas en la Marjal Pego Oliva

Partes de los restos de las aves protegidas encontradas muertas en la Marjal Pego-Oliva /R. P.
Partes de los restos de las aves protegidas encontradas muertas en la Marjal Pego-Oliva / R. P.

Los restos aparecieron ayer esparcidos por un camino del parque natural y dentro de una bolsa

R. P.

El grupo Acció Ecologista Agró ha denunciado la muerte de diferentes aves protegidas en el parque natural de la Marjal Pego-Oliva. Según afirman se han encontrado restos como cabezas, patas, alas y partes internas de aves como el Gall de canyar (Porphyrio porphyrio), Polleta d'aigua (Gallinula chloropus) i Coll verd (Anas platyrhynchos) en uno de los caminos del paraje natural. Algunos de los restos se encontraban esparcidos a lo largo de unos 30 metros del camino. Otros, indicaron, se encontraban dentro de una bolsa de plástico, cerca de un canal.

Los ecologistas sospechan que los animales fueron cazados la noche del martes 23, «posiblemente aprovechando la luna plena». Una práctica prohibida puesto que, según recordaron, los días en los que está autorizada la caza en la Marjal son los festivos y los fines de semana.

El grupo ecologista lo ha denunciado a la dirección del Parque Natural de la Marjal. Solicitan que las autoridades competentes tomen las medidas necesarias parar «evitar que se vuelvan a producir este tipo de hechos, porque en el parque se han abatido especies protegidas en días no autorizados». Recuerdan que estas acciones están tipificadas como delito y «puede comportar sanciones económicas, e incluso prisión para el infractor».