https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Quico Catalán: «Ha sido el verano más duro desde que estoy en el Levante»

Radoja posa con la camiseta del Levante junto a Quico Catalán y a Manolo Salvador./J. Signes
Radoja posa con la camiseta del Levante junto a Quico Catalán y a Manolo Salvador. / J. Signes

El presidente, junto al director deportivo, Manolo Salvador, han valorado el mercado de fichajes en el acto de presentación de Nemanja Radoja

J. GASCÓValencia

El mercado en Orriols ha sido una tarea más complicada de lo que se esperaba. Presidente y director deportivo han ido de la mano para poder cerrar una plantilla con 23 fichas, tal y como demandó Paco López al inicio de la pretemporada. Para conseguirlo se ha utilizado una estrategia diferente a la de otro años. «Para mí ha sido el verano más duro desde que estoy en el Levante, pero también porque nosotros nos lo hemos buscado. La estrategia que hemos llevado a cabo ha sido no ir al mercado a vender futbolistas, intentar mejorar la plantilla manteniendo la base y que esas incorporaciones nos dieran la plantilla que tenemos», asegurado Quico Catalán.

Sin embargo, el director deportivo se ha mostrado muy contento por el balance positivo del mercado de fichajes: «Partiendo de la base de que ya había una planificación de la temporada pasada, es un balance muy positivo, ha sido un año un poco diferente a otros. Yo creo que la plantilla está muy bien compensada». Además, Manolo Salvador ha valorado las incorporaciones prioritarias, la de Duarte y la de Radoja: «Nosotros no podíamos pagar ningún tipo de traspaso. Dentro del mercado, los dos jugadores no han jugado minutos por temas que estaban fuera de lo deportivo. Dos opciones de mercado muy interesantes para nuestras posibilidades».

Con vistas al futuro, Quico Catalán no ha querido ver más allá de la salvación, ya que es el principal objetivo: «El objetivo de este club siempre tiene que ser la permanencia. El que diga lo contrario, lo respeto, pero no conoce el fútbol. Si pensamos en otra cosa nos estamos confundiendo. Yo no esquivo la ambición, pero tenemos que ser ante todo realista».