https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Bardhi hace del coliseum un talismán

Getafe-Levante / EFE

Un golazo del macedonio permite que se encadenen dos triunfos por primera vez

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Paco López ya tiene estado fetiche. Si no es en Orriols, le gustaría jugar siempre en el Coliseum. Si el año pasado debutó allí con victoria, el Levante sumó ayer otro triunfo vital. El golazo de Bardhi fue mucho más que eso. Permitió sumar tres puntos con los que el equipo afronta con tranquilidad el segundo parón de selecciones de la temporada. ¡Cualquiera hubiese apostado por ello después del resultado y, sobre todo, las sensaciones de Valladolid!

Si la temporada pasada fue un cabezazo de Coke a la salida de un córner, el gol volvió a llegar a balón parado. Pero qué balón parado. Bordalás se quedó amargamente de la falta cometida por Djene que supuso el tanto del Levante. Porque tanto el técnico como el resto de los presentes en el Coliseum sabían que Bardhi empezó a relamerse en cuanto escuchó el silbato de Munuera Montero. A partir de ahí la ejecución del macedonio fue perfecta, la que se temían los aficionados del Getafe y la que deseaban los granotas, que se hicieron notar durante todo el encuentro. Esa acción al cuarto de hora de la segunda parte fue lo que decidió un partido que, como se esperaba, se jugó de poder a poder.

Paco López ya avisó que lo de Pucela debía servir como punto de inflexión. Como su llegada hace ya una vuelta de Liga tras la destitución de Muñiz. El técnico sabe tocar el aspecto anímico de esta plantilla, pero no se queda en esto. No es de los entrenadores que viven y mueren con una idea. No le tembló el pulso a la hora de cambiar el dibujo tras el varapalo en Valladolid y ayer apostó por el sistema que le dio buen resultado contra el Alavés. Al equipo le siguen enviando muchos centros al área pero da más sensación de solvencia para defenderlos. Eso sí, se sufrió excesivamente por la derecha. Esa banda con Jason, ayudado por Rochina, tiene dinamita en ataque pero padece atrás. El Getafe buscó incidir por ese flanco y las tuvo, pero las malas elecciones de Amath y de Jorge Molina en la primera parte le impidieron obtener frutos.

La mejor ocasión local llegó como casi siempre le hacen peligro al Levante: un monumental fallo individual. Intentando sacarla desde atrás, Rober Pier le hizo un pase envenenado a Postigo, este confió demasiado y Maksimovic le robó la cartera y en el uno contra uno evitó el desastre con el pie Oier.

El Levante tuvo las suyas. Los defensores locales sufrieron también para contrarrestar la velocidad de Boateng y Morales, a quienes les faltó en un par de ocasiones el último toque, un destello, para quedarse delante de Soria. A punto de batir al exguardameta del Sevilla estuvieron Rochina, en una falta lateral que botó encima de la red, y en un remate de Prcic desde la frontal que se marchó cerca del poste izquierdo.

A base de juego directo, el Getafe se hizo dueño del partido en los últimos diez minutos de la primera parte. Al Levante le vino de perlas el descanso. Con las tarjetas a Rober Pier, Prcic y Jason, y con el rival apretando, el equipo necesitaba un respiro. Eso se lo dio el reglamento y el silbato del colegiado. Pero también precisaba cambiar algo. Paco López lo entendió y dejó en el banco al hombre que más se había acercado al gol pero que volvió a ser intermitente. Prcic cedió su sitio a Bardhi y eso lo cambió todo, sobre todo en los primeros 25 minutos del segundo acto.

Más allá del gol, la proximidad del macedonio y de Rochina, los ofrecimientos de Jason y Morales a correr en banda y el siempre delicioso hecho de que un balón largo a Boateng siempre puede generar el caos cerca del área contraria hicieron que Campaña se desmelenase. El sevillano dio una clase magistral de liderazgo en la medular. Todos los balones pasaban por él y también colaboró en labores defensivas.

En esa faceta, el Levante volvió a ser un bloque. Los centrales no sufrieron demasiado porque la primera barrera defensiva la ponían los delanteros. Boateng se marcharía rendido y con tarjeta. Morales, sencillamente es de otro planeta y la gasolina no se le acaba. Y los centrocampistas también estuvieron intensos a la hora de defender.

Cuando Bardhi encontró la portería de Soria, el Getafe entendió que el partido se le había disuelto en las manos. Que estaba donde quería el rival, que a punto estuvo de marcar el 0-2. Boateng no conectó por centímetros y Toño se encontró con el poste. Tiene su dosis de ironía, tantos años para hacer su primer gol como profesional y el alicantino pudo hacerlo en dos jornadas seguidas.

Bordalás quiso agitar el partido. No alteró el dibujo, pero quiso dar frescura a su equipo cambiando las piezas. Primero dio entrada a Bergara, luego cambió al delantero más errático -Jorge Molina, pese a no estar ayer acertado, da siempre sensación de peligro en el área-, y acabó retirando a un Amath trabajador pero caótico. Pero ni Ángel ni Rober Ibáñez aportaron soluciones. El Getafe se acercó a la portería granota más por empuje que por fútbol. De hecho no tuvo ocasiones claras.

Más bien, acabó desquiciado. En los minutos finales, los azulones estuvieron más pendientes del árbitro que de buscar el área del Levante. Y eso lo agradeció el equipo granota para convertir el Coliseum en talismán, en tierra de peregrinaje obligado para Paco López.

Si Valladolid abrió su primera crisis como entrenador en la Liga, Getafe ha cerrado esa herida. Seis puntos de otros tantos posibles permiten afrontar el parón con optimismo y la visita al Santiago Bernabéu dentro de dos semanas sin ninguna presión. ¿Y por qué no...? Este equipo tiene un francotirador que, al menos en el balón parado, ya se puede comparar sin tapujos con el mismísimo Messi.

0 Getafe CF

David Soria; Damián, Djené, Bruno, Antunes; Portillo, Arambarri (Markel Bergara, m.53), Maksimovic, Amath (Rober Ibáñez, m.66); Jaime Mata (Ángel, m.61) y Jorge Molina

1 Levante UD

Oier; Cabaco (Pedro López, m.73), Rober Pier, Postigo, Toño; Prcic (Bardhi, m.46), Campaña, Rochina, Morales; Jason y Boateng (Borja Mayoral, m.83)

goles:
0-1: M.59 Bardhi
árbitro:
Munuera Montero (Comité andaluz). Amonestó a Djené (m.12), Antunes (25), Rober Ibáñez (91) y Damián (92) del Getafe; y a Boateng (21), Prcic (30), Jason (32), Rober (41) y Rochina (89), del Levante. Expulsó con roja directa a Portillo (m.91)
incidencias:
partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Santander, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe (Madrid), ante 9.557 espectadores

Fotos

Vídeos