https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Un jugador al que quisieron clonar

Pedro López, en la sala de prensa repleta con familiares, compañeros y trabajadores del Levante. / jesús signes
Pedro López, en la sala de prensa repleta con familiares, compañeros y trabajadores del Levante. / jesús signes

El capitán Pedro López se despide entre lágrimas tras ocho temporadas en el Levante

EFE VALENCIA.

El defensa Pedro López aseguró ayer en su despedida del Levante tras ocho temporadas en el club valenciano que la permanencia lograda el pasado domingo en Girona ha sido «el reto más difícil» de su carrera y adelantó que quiere jugar en el extranjero.

«Me quedo con el momento de Girona. El reto de jugar ese partido fue personalmente muy difícil, así como conseguir lo que logró el equipo. Fue un día redondo y gracias a Dios pude aportar mi granito de arena», dijo Pedro López en la rueda de prensa de despedida del club.

Pedro López, que ha jugado poco esta temporada, salió en Girona al terreno de juego a los cuatro minutos de partido como consecuencia de la lesión de su compañero Toño.

El futbolista valenciano, que tuvo que interrumpir en varias ocasiones su discurso al romper a llorar, explicó cómo ha sido su estancia en el Ciutat de València.

«El del sábado será mi último partido y me gustaría agradecer a todas las personas que han estado en esta etapa. Ha sido la más bonita de mi carrera deportiva. Juntos hemos cumpliendo todos los objetivos que nos hemos ido marcando», dijo.

«Quiero darle las gracias a todas las plantillas con las que he jugado y en especial la de esta temporada. Hemos tenido momentos buenos y malos y sólo un grupo como el nuestro y a base de unión ha podido dejar al Levante donde debe estar siempre: en Primera división. Os echaré de menos», precisó.

Pedro López aclaró que pretende prolongar su carrera y que será fuera de la Liga: «Quiero jugar al fútbol. Me veo bastante bien y difícilmente me quede en España. Me hace ilusión salir fuera. He jugado siempre en España y ahora me apetece conocer otro fútbol y otra experiencia. Esa nuestra primera intención».

El futbolista valenciano, que jugará mañana ante el Atlético de Madrid el último partido con el Levante, estuvo acompañado por toda la plantilla, el cuerpo técnico, la gran mayoría del consejo de administración del Levante y varios miembros de su familia, como su mujer e hijos y sus padres.

Pedro López, de 35 años, ha jugado 181 partidos con el Levante, es el octavo futbolista en la historia del club que más encuentros oficiales ha disputado y dejó la puerta abierta a regresar al club en algún puesto del organigrama.

El presidente del Levante, Quico Catalán, agradeció el esfuerzo de Pedro López su esfuerzo durante toda su etapa en Valencia. «Ojalá hubiésemos podido clonar a Pedro López con 27 años porque jugadores como Pedro hacen grande a un club. Siempre es un referente», dijo.

«Es un día especial. Cualquier levantinista se siente orgulloso y feliz. Posiblemente sea el jugador que ha disfrutado de la mejor época del Levante. Nos costó un año ficharle y ha sido un ejemplo para todos», indicó un emocionado Catalán.

Más