https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Ivana Andrés: «No somos menos mujeres por jugar al fútbol»

La futbolista del Levante Ivana Andrés posa en un banco de la plaza del Ayuntamiento de Valencia./JESÚS SIGNES
La futbolista del Levante Ivana Andrés posa en un banco de la plaza del Ayuntamiento de Valencia. / JESÚS SIGNES

Ivana Andrés, una de las capitanas del Levante femenino, analiza su carrera y las opciones azulgranas en la Primera Iberdrola

CAYETANO ROSValencia

«Siempre en mi equipo», dicen las compañeras sobre la personalidad arrolladora de Ivana Andrés, central y líder del Levante UD, preparada para el estreno en la Liga Primera Iberdrola, este domingo a las 12.00 en Buñol contra el Athletic, tras vivir con España el Mundial de Francia.

-Dos Mundiales, cero minutos jugados. ¿Cómo lo ha llevado?

-Sí que duele, porque llevamos luchando mucho tiempo. En Canadá 2015, yo era de las más jovencitas (21 años), pero en este (Francia, 2019), ha sido más duro: llevas un recorrido en la absoluta, pero debes estar preparada psicológicamente. El nivel de las centrales es muy alto (Irene Paredes y Mapi León), y, al final, las oportunidades llegan. Hay días que no te apetece entrenar por estar bajo de moral, pero debes dar el máximo siempre. Y así mejoras a la selección.

-¿El fútbol femenino ha mejorado mucho de un Mundial a otro?

- Mucho, el nuestro y en general. Estamos más preparadas: gimnasio, táctica y más partidos previos. En la Liga y en la selección, cada vez es más difícil ganar. Somos cada vez más profesionales. Cuesta todo más.

Su ficha

Nombre:
Ivana Andrés Sanz
Edad:
25 años
Nacimiento:
Aielo de Malferit
Participación en Mundiales:
Canadá 2015 y Francia 2019
Palmarés:
Campeona de Europa sub-17 en 2010 y2011; campeona de la Copa Algarve en 2007
Clubes:
Colegio Alemán (2007-2009), Valencia Femenino (2009-2018) y Levante UD

- ¿Alguna española está en la élite?

- Jennifer Hermoso es top, pero en general el nivel es muy alto. La única diferencia es física: nosotras hemos comenzado tarde respecto a EE UU, Inglaterra y Francia, que nos llevan años de ventaja. Tienen desde pequeñas una filosofía de trabajo físico. Las españolas somos muy inteligentes, muy técnicas y tácticas.

- Lucy Bronze, Rapinoe y Alex Morgan son las finalistas del Premio The Best. ¿De acuerdo?

- Yo destacaría también a Ellen White, delantera de Inglaterra, y a Lavelle, la mediocentro de EE UU, para mí la mejor del Mundial: flaca y muy blanca, espectacular.

- ¿La posición de portera es la que más menos ha evolucionado?

- Podría ser, pero hay tres porterazas en la selección: Paños, Lola Gallardo y Sun Quiñones. A nivel físico no se puede comparar un hombre y una mujer: ellos son mucho más rápidos y tienen más fuerza. No solo en la posición de portero, sino en todas. El cuerpo del hombre es diferente. Nosotras tenemos otras virtudes.

«En el cole había chicos que me decían 'marimacho'. Me ofendía mucho y sufrí»

- ¿Hay más pasión por el fútbol en las chicas?

- Quizá. Al final, jugamos porque es lo que más nos gusta. Ellos lo han tenido más fácil y económicamente les compensa mucho.

- Y tanto. Una jugadora de élite como usted cobra 2.000 o 2.500 euros al mes; un jugador, más de 100.000. ¿Desproporcionado?

- Claro que sí. Pero debemos seguir en la lucha. España era machista, ha evolucionado, pero sigue siéndolo.

- Rapinoe, delantera de EE UU, se pasó el Mundial reclamando igualdad salarial. ¿Las jugadoras españolas no deberían ser más reivindicativas?

- Rapinoe tiene mucha fuerza. Puede decir algo y no le pasa nada. EE UU es la primera potencia mundial. Allí el fútbol femenino es más seguido que el masculino. Rapinoe es la capitana y tiene ese poder de decirle a Trump lo que le dijo sin represalias. Si lo digo yo, se me puede volver en contra. Pero la reivindicación no debería venir de una o siete jugadoras, sino de todo el fútbol femenino.

- Ya tienen un sindicato.

- Tenemos dos: AFE y Futbolistas On. Sería mejor tener uno, pero están enfrentados. Yo estoy en AFE y estoy bien. Estamos luchando por un convenio colectivo: sueldo mínimo, un mínimo de horas aseguradas (40 horas a la semana), tener baja por embarazo... que puedas quedarte embarazada y no pase nada, como un trabajo normal...

«En el convenio colectivo que queremos el objetivo es cotizar 40 horas. Pero los clubes se resisten»

- El diario Sport se olvidó de Marta Torrejón, capitana del Barça femenino, en un pie de foto con Messi y otros futbolistas.

- Eso fue una falta de respeto hacia Marta y hacia el fútbol femenino. Hemos avanzado, pero en estas cosas se ve que no del todo.

- Panini no ha hecho álbum de la Liga porque dice que el del Mundial no funcionó.

- Entiendo la parte del empresario, aunque dudo de que haya perdido dinero. Pero si no ve visualiza el fútbol femenino, los aficionados no lo conocen. Necesitamos muchos más partidos televisados.

- ¿El Real Madrid llega para dar el impulso definitivo?

- No, jolín, el fútbol femenino lleva muchos años, con muchas jugadoras que han luchado por la igualdad, pero es verdad que el Madrid ayudará a que la Liga sea más competitividad.

- Estuvo a punto de llevarse a Eva Navarro.

- Para nosotras, es una jugadora de muchísima proyección y era perder una pieza muy importante. El Levante también pagó una cláusula por Sonia Bermúdez. Es muy positivo que se paguen traspasos.

- Usted procede de Aielo de Malferit, un pueblo de resonancias musicales (allí nació Nino Bravo).

- Es un pueblo pequeño, con mucho encanto, al lado de Xàtiva y Ontinyent. No creo que vuelva a vivir allí, pero es donde tengo a mi familia, mis amigos y mis recuerdos.

- Y la primera patada a un balón.

- Cuando iba de la mano de mi padre, veía cualquier bote en tierra, me soltaba e iba a chutarlo. Mis padres dijeron: 'Parece que le gusta el fútbol'. Comenzó la aventura. Y a los cuatro años me apuntaron al equipo del pueblo.

- ¿Se encontró con muchos prejuicios?

- Entre mis compañeros, ninguno: me duchaba antes, ellos se esperaban o le pedíamos al árbitro que nos dejara su vestuario. Los padres del equipo contrario, sí decía: '¡A per la xiqueta!'. En el fútbol no tenía problemas, pero fuera sí: en el cole, había chicos que me decían 'marimacho'. Me ofendía mucho y sufrí. A veces me ponía a llorar.

- ¿Por qué le ofendía tanto?

- No hay deportes ni de mujeres ni de hombres, somos personas. Ni profesiones. Por jugar al fútbol, no somos menos mujeres ni ellos más hombres.

- ¿Jugaba mejor que los niños?

- Destacaba porque había crecido antes. Las mujeres crecemos antes: era la más alta y la más fuerte. Ahora, cuando voy al pueblo, hay chicos que me dicen:'Yo jugué contra ti'. Les hace ilusión. Jugaba de mediocentro o de extremo. Hasta que un entrenador, Alfonso, me puso de central. Tenía 10 años. A los 12 ya no podía jugar con chicos.

- ¿Y cómo llega al Valencia CF?

- En 2005, mis padres me apuntaron a un campus del Valencia, que entonces no tenía equipo femenino. Me seleccionaron con un grupo de niños para jugar un campeonato y el entrenador conocía a Pedro Malabia y Raimon Col, que estaban en el Colegio Alemán y en la selección valenciana. Decidimos ir al Colegio Alemán. Comencé, con 12 años, en el C, en el B y ya en Primera en el A. Veníamos a entrenar y volvíamos al pueblo, unos 80 kilómetros cada vez. Desde los 12 a los 18. Primero dos días, después, y al final, cuatro. Mi padre podría arreglárselo porque es comercial. El Valencia hizo como ahora el Real Madrid con el Tacón: absorbió al Colegio Alemán en 2008. Estuve en el Valencia cuatro temporadas de capitana y 10 años en el club.

- ¿Le impresionó pasar del Colegio Alemán al Valencia CF?

- Jugar en el equipo que has sido desde pequeña, es un sueño cumplido. Mis padres son del Valencia CF: iba a Mestalla desde el embarazo de mi madre. Siempre decía de pequeña: 'Algún día jugaré en Mestalla'. Y lo logré dos veces: una con el Valencia (6-0 en el derbi) y otra con el Levante (1-3, dos victorias). El primero fue el partido soñado.

- ¿Por qué se fue del Valencia al Levante ?, ¿por dinero o por el proyecto?

- Por un proyecto, el dinero era muy poca diferencia. No voy a hacerme millonaria. No he acabado bien con el Valencia Femenino, que pertenece a la Fundación. Estoy en el club que me quiere y que ha luchado por mí. Y le deseo que le vaya bien al Valencia, ha sido mi casa, pero no me sentí ni querida ni valorada en el proceso de renovación, el último año. Los años que estuve allí fueron muy buenos.

- ¿Qué supuso el técnico Cristian Toro?

- Me enseñó muchas cosa, me puso como capitana, confió en mí, le debo mucho, saca lo mejor de una.

- ¿Cómo definiría su personalidad en el campo?

- Intento ser siempre yo: dar el máximo, ayudar, animar. Tengo carácter, hablo mucho, no me gusta perder. Y eso parece que se aprecia.

- ¿Pega broncas?

- Intento que no, nadie quiere fallar. Como la teoría del sándwich: digo algo bueno, algo malo y reforzar. Si a la lateral le pillan la espalda tres veces, animo primero y después le digo que corrijamos y que lo vamos a hacer bien.

- ¿Su principal virtud es sacar el balón jugado?

- Sí, me gusta jugar desde atrás, pero también hacer coberturas, los uno contra uno, la colocación...

- Estará a favor de las centrales no muy altas.

- Claro, mido 1,64 m. Ayala y Otamendi no eran muy altos: debemos trabajar el salto y la potencia. Pero al final los altos son menos ágiles. Todo tiene sus ventajas e inconvenientes.

- En apenas un año ya es capitana del Levante.

- Una de ellas, pero no la primera. Las capitanas son Ruth y Alharilla y después, de las votaciones en el vestuario, las compañeras nos votaron a Sonia Bermúdez y a mí.

- ¿María Pry es la primera entrenadora mujer que tiene?

- Sí, la primera. Su trayectoria en el Betis fue muy positiva. Es de un fútbol de tocar, ofensivo y marca las bases desde el principio: gestiona el grupo. Es mujer y ha sido futbolista, y eso es la diferencia respecto a entrenadores hombres. Hay matices que entiende antes.

- ¿Cómo se presenta el Levante 2019-20?

- La baja de Charlyn es importante, pero los fichajes han reforzado mucho el equipo, más competitivo y equilibrado, puede jugar cualquiera.

- ¿Qué ha pagado de IRPF?

- Mucho dinero a Hacienda (5.000 euros), porque he tenido tres pagadores (Valencia, Levante y selección) con una retención muy baja, un 2%; ahora ya me lo he regulado para que no me vuelva a pasar.

- ¿Por qué le retenían tan poco?

- Porque no cotizamos 40 horas; cotizábamos a 12 y ahora nos lo han subido a 20. En el convenio colectivo que queremos, el objetivo es cotizar 40 horas porque, por ejemplo, nos vamos todo el fin de semana y hacemos todas esas horas. Pero los clubes se resisten. Pocos clubes cotizan 40 horas: el Barça, el Athletic y la Real.

- ¿Y cuál es su plan B?

- He estudiado Educación Social y un máster en menores, mi otra pasión. Me encanta ayudar a la gente: mujeres maltratadas, expresidiarios, tercera edad, diversidad funcional... toda la gente que necesita ayuda. Es vocacional. No digo que no quiera seguir vinculada al fútbol, pero me gusta más jugarlo. Y me gusta mucho trabajar con los niños. Hice unas prácticas en un centro de menores. El deporte es una vía para los menores porque se pueden trabajar muchos valores. Puede ser una alternativa.

- ¿Toca la guitarra?

- Me encanta, di clases tres meses.

- ¿Y bailar?

- La bachata me encanta bailarla. Me defiendo, me gustaría ir a clases, pero soy muy vergonzosa.

- ¿Sale mucho?

- No, tres o cuatro veces al año. Es imposible.

- Pues los jugadores de la selección se pegaron unas juergas en el Mundial de Rusia...

- A ellos se les hace una fiesta privada, pero yo ahora salgo un viernes y siempre hay alguien que te conoce. No se me pasa ni por la cabeza. No lo hacía ni cuando era pequeña: siempre cuidándome. Renuncias a muchas cosas. Y te pierdes muchas cosas familiares.

- ¿Lee?

- Me gusta, pero prefiero ver series como 'Homeland'. Y mi favorita: 'Prison Break'. Me gusta realidad.

- ¿Los tatuajes?

- No, no llevo, en el femenino es una moda ahora. Es horrible tatuarse toda la pierna. Dicen que si te haces uno, te vicia. No le veo la gracia.

- ¿Las marcas de ropa ya les patrocinan?

- Cada vez más. Yo soy patrocinada por Adidas: me da material desde hace año y medio. El Levante trabaja con Macron, una marca italiana.

- ¿La homosexualidad sigue siendo un tabú en el fútbol?

- En la sociedad cada vez menos. En el deporte masculino sí sigue siendo tabú: hay bastantes, pero muy pocos lo han hecho público. Sería bueno si ahora un jugador saliera y dijera que es homosexual, le daría normalidad.