https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Un punto de tregua para el Levante

Real Sociedad-Levante. / EFE

Un gol de Mayoral reconduce un mal inicio y frena la racha negativa granota

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

Cuando un equipo se sumerge en una inercia como en la que estaba el Levante, lo importante es salir de ella. Da igual cómo se produzca, si manteniéndose fiel a sus esquemas o traicionándolos. En un partido excelso o en una actuación más que discreta salpicada de una mezcla de inspiración y de fortuna. Lo primero sucedió hace ya casi un mes en Vigo y lo segundo ocurrió anoche en Anoeta. En el estadio en obras de la Real Sociedad, el conjunto de Paco López evitó llegar al último parón de la temporada con algún síntoma de aluminosis. Sumó un punto gracias a su acierto en la estrategia y a 25 minutos buenos en un encuentro en que los granotas recordaron a uno de los villanos de Batman: a Dos Caras.

Paco López hizo algunos retoques en el once en busca de contar con una mayor sobriedad defensiva. Mantener a cero la portería era el primer paso para lograr una sutura resistente que frenase la sangría de las últimas semanas. Dio entrada a Chema, a quien se le da bien la Real -ha marcado en sus dos temporadas en Primera frente a los donostiarras- pero que ayer no completó uno de sus mejores partidos. A Coke lo desplazó al carril, dejando a Moses Simon en el banquillo para tratar de restar espacio a Theo. Lo demás, la alineación que los aficionados empiezan a conocerse de memoria y en la que últimamente no aparece Roger, el máximo goleador del equipo.

La cara que ofreció el Levante de inicio fue la mala. Como esa en la que el villano de DC Comics deja al descubierto su condición de malo malísimo. La primera parte del Levante fue de las peores de esta temporada. El equipo apenas merodeó el área de Rulli. Una incursión de Morales que se quedó en nada al principio y un balón suelto que remató Coke contra la pierna de un defensor. Con un poco de suerte, esa sí era buena y habría permitido al equipo llevarse un botín que no merecía.

Ya no tanto porque le faltó circulación en la salida, con un centro del campo agarrotado en el que sólo se vieron destellos de Campaña. Lo peor de todo fue que el entramado defensivo estuvo mal, empleándose al límite en cada incursión de la Real Sociedad, que muy pronto se dio cuenta de que tenía un filón en los carriles. Theo hizo sufrir a Coke y Januzaj se dejó caer a banda para sembrar el caos entre Luna y Chema. Estos dos fueron los protagonistas de algo que se veía venir.

El francés le ganó la espalda a Coke y lanzó un centro al que llegó el delantero para fusilar a Aitor. Cuando Luna quiso reaccionar y se lanzó al césped a la desesperada, el balón ya salía de la portería escupido por la red. La Real no pudo hacer sangre a pesar de que el Levante estaba noqueado. Quería reaccionar y lo único que consiguió fue las amarillas a Vezo y Chema. Sólo en los instantes previos al intermedio los granotas se estiraron hacia el área de Rulli.

Y lo intentaron también en la segunda parte, pero daba la sensación de que la Real tenía el partido donde quería. El Levante abusaba de los balones largos, en busca de las carreras de Morales o de que Mayoral lo bajase en alguna genialidad. Y es que la medular no carburaba, con Rochina, Campaña y Bardhi superados por los medios locales.

Los donostiarras también jugaban a tirones, pero cuando pisaban área sí daban más sensación de peligro. En una de esas Sandro estuvo a punto del 2-0 en otra acción en la que Theo consiguió desbordar por la izquierda. Paco López veía al equipo en la lona y reaccionó pronto, retirando a Rochina, errático, y buscando la solución en la velocidad de Moses Simon. Más que lavarse la cara, el equipo mostró la otra.

Como por arte de magia. Cosas que parecen ocurrir sólo en los cómics con tintes épicos. El Levante empezó a creer en sí mismo y la Real dio un paso atrás. La entrada de Roger fue ya el all-in del póker o el joc fora del truc. Los granotas habían tenido el empate en un intento de gol olímpico de Rochina que Rulli casi se traga y donde Mayoral no tuvo fortuna con el balón suelto en área pequeña. Luego estuvo a punto de lograrlo Luna en un contragolpe.

Con el Levante desatado, llegó la acción de estrategia, en otro córner que sacó Campaña, el único que dio sentido a la circulación de balón desde atrás hacia el área contraria. Lo sacó raso a la frontal del área pequeña, donde sabía que aparecería Mayoral para ajusticiar a Rulli. La acción fue de una acción quirúrgica, de esas que justifican los entrenamientos a puerta cerrada.

El encuentro se parecía deliciosamente al de la primera vuelta, en el que el Levante las había tuvo de todos los colores para golear pero que acabó perdiendo. Es más, Bautista pudo matarlo antes de la acción del 1-1. Con el empate, el público se puso nervioso y pitó, pero la Real demostró personalidad. Quizás la que le faltó por momentos a los granotas para irse a por el triunfo.

¿Pecaron de conservadores? Quizás, pero también es cierto que por lo contrario se encajó una dolorosa derrota hace menos de una semana contra el Villarreal. Cosas del fútbol, el Levante volvió a esconder su cara de dandy. Dio un paso atrás y terminó en los últimos minutos sometido por la Real, que sin excesivas ideas metió varios centros laterales que generaron problemas.

La fortuna -porque esta vez, por suerte, el VAR no fue necesario- sonrió esta vez al Levante. Los granotas aguantaron un empate que acerca el objetivo un punto más. Y lo más importante, permite llegar a la tregua, al último parón de la Liga, con algo de tranquilidad. Quién sabe si el descenso estará mañana más cerca o más lejos, pero sí se ha constatado cuál de las dos caras de este equipo es la del héroe y cuál la del villano.

1 Real Sociedad

Rulli; Zaldua, Aritz, Navas, Theo; Guevara, Zururutza, Merino; Oyarzabal, Sandro (Bautista, min.65) y Januzaj

1 Levante UD

Aitor Fernández, Rubén Vezo, Rober Pier, Chema (Postigo, min. 81); Coke (Moses Simón, min. 61), Rochina (Roger, min. 74), Campaña, Bardhi, Luna; Mayoral, Morales

GOLES:
1-0, min. 26: Januzaj. 1-1, min. 79: Mayoral
ÁRBITRO:
Cordero Vega (Cantabria). Amonestó a Sandro, Merino, Rubén Vezo, Chema
incidencias:
20.605 espectadores se dieron cita en Anoeta en una noche agradable con once grados de temperatura