https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

«Cumplí con las instrucciones directas de Agapito»

J. Porquera, exdirector financiero del Zaragoza

A. MARTÍNEZ / A. RALLOValencia

Francisco Javier Porquera era director financiero y consejero del Zaragoza en la temporada 2010-11, por lo que tenía un conocimiento profundo de los movimientos económicos del club. Ayer le tocó declarar como acusado y volcó la responsabilidad de sus actos sobre el entonces presidente, Agapito Iglesias, al intentar justificar la extracción de 765.000 euros en metálico y las transferencias de 965.000 durante los días previos al encuentro contra el Levante.

El fiscal incidió en el total de 1,7 millones relacionados con las primas a los futbolistas del Zaragoza antes del partido. En primer lugar, la entidad maña extrajo 765.000 euros. «Es el momento en que se reúne el dinero en efectivo, pero yo no entregué el dinero a los jugadores. Entonces no sé el momento en que salió el dinero físicamente de las oficinas del club», señaló Porquera, quien reconoció que fue un procedimiento poco frecuente.

«No era habitual que se hicieran pagos de primas u otros conceptos en efectivo, pero eso no quiere decir que no fuera legal. Como director financiero, tenía una evidencia documental del pago de unas primas por una instrucción directa del presidente», añadió.

Y sobre la transferencia de 965.000 euros dirigidas a jugadores del Zaragoza, Porquera se pronunció en la misma línea. «Cumplí con las instrucciones de Agapito. La justificación que se dio de esas transferencias es que eran unas primas especiales a determinados componentes de la plantilla». El exdirector financiero apuntó que los 1,7 millones quedaron reflejados en Hacienda por «declaraciones complementarias».