https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante UD aplaza la instalación de la cubierta en el estadio por cambios en el proyecto

Figuración virtual del Ciutat de València. / levante ud
Figuración virtual del Ciutat de València. / levante ud

La directiva prevé que las obras empiecen en julio y sigan durante el curso, pero todo apunta a que no concluirán hasta el verano de 2020

A. M. C.

valencia. El Ciutat de València no podrá engalanarse como pretendía para celebrar su 50 aniversario. El Levante pretendía que el próximo 9 de septiembre, con motivo de la efeméride, estuviera terminada la primera fase de la profunda remodelación que se va a llevar a cabo en el estadio. Es decir, que estuviese instalada la nueva cubierta y el moderno sistema de iluminación. No va a resultar posible. Y es que unos contratiempos relacionados con el proyecto y los permisos van a retrasar el proceso.

El Levante había anunciado que los trabajos estarían terminados antes del 9 de septiembre, aunque los obstáculos surgidos durante los últimos meses van a impedirlo. La idea es que las obras puedan arrancar en julio y que, a lo largo de la temporada, los operarios avancen en la medida de la posible, ya que el uso del estadio con motivo de la competición supone una clara limitación. Así, tal y como adelantó Sin Tregua, todo apunta a que la instalación de la cubierta y del moderno alumbrado no concluirá hasta el verano de 2020. En el consejo de administración del Levante, que se reunirá la próxima semana, asumen la dificultad de que pueda finalizar antes.

En un principio, la intención del club era que los trabajos previos pudiesen arrancar en abril, pero el Levante descartó esa posibilidad hace dos meses a causa de unos imprevistos. Entonces la directiva pospuso tales actuaciones hasta finales de mayo, cuando la Liga ya hubiese bajado el telón. Sin embargo, habrá que esperar a julio.

Ciertas complicaciones, algunas relacionadas con el subsuelo, y los permisos han provocado la demora

Varios factores han jugado en contra. Y es que el Levante se ha visto obligado a introducir modificaciones dentro del proyecto debido a determinadas complicaciones que han ido surgiendo, algunas de las cuales están relacionadas con el subsuelo. Además, también se ha producido una demora en los permisos que debe conceder el Ayuntamiento para llevar a cabo la intervención.

En un principio, teniendo en cuenta las exigencias de la Liga, el Levante estaba obligado a mejorar su alumbrado del estadio de cara a la próxima temporada. Sin embargo, el estadio afrontará el curso utilizando las actuales torres de iluminación, ya que el nuevo sistema irá integrado en la cubierta. Ambas mejoras van de la mano.

El club garantiza que va a poner en marcha las obras este verano, pero ya no marca plazos concretos para su finalización. Este será uno de los temas que tratará el consejo de administración durante la reunión que va a celebrar la próxima semana. Y es que, a raíz de los cambios que ha habido que aplicar en el proyecto, todavía no se ha adjudicado las obras. La entidad granota va a desembolsar cerca de diez millones de euros en la instalación de una moderna cubierta que proteja toda la grada del Ciutat y una moderna iluminación.

El Levante está buscando financiación para abordar esta fase de la remodelación del estadio y la construcción de la ciudad deportiva de Nazaret. Hay conversaciones con diferentes bancos y la idea es solicitar un crédito de unos 40 millones, aunque no hay urgencias tras las ventas de Boateng y Lerma.