May vuelve a Bruselas con la misma nebulosa del 'brexit'

Theresa may (I) camina con su marido y un colaborador. /EP
Theresa may (I) camina con su marido y un colaborador. / EP

La primera ministra británica mantendrá este miércoles una nueva reunión con Juncker para analizar posibles avances de los negociadores

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas (Bélgica)

Sin fisuras en los mensajes públicos, Theresa May y Jean-Claude Juncker volverán a reunirse este miércoles en Bruselas para dar pincelada política a las negociaciones del 'brexit' que se vienen manteniendo en los últimos días a nivel técnico. Londres insiste en su pretensión de aligerar la salvaguarda que evitaría la frontera dura en Irlanda mientras Bruselas sigue cerrada a dar a esta solución carácter temporal o a aceptar una cláusula que la invalide en el futuro por decisión de Reino Unido. Conclusión: aparentemente nada ha cambiado.

«Ni vamos a aceptar un límite de tiempo ni tampoco una cláusula de salida unilateral», subrayó este martes el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. Un planteamiento sólido del que tampoco se ha desviado el negociador principal por la Unión Europea (UE), Michel Barnier. El Acuerdo de Retirada no se toca y así volvió a trasladarlo el lunes, en la reunión que mantuvo el con el secretario británico para el 'brexit', Stephen Barclay, y el diputado conservador, Geoffrey Cox (con el que May se ha 'reforzado' para convencer a los díscolos de su partido).

LAS CLAVES

La postura de la Comisión.
«Ni vamos a aceptarun límite de tiempo nitampoco una cláusulade salida unilateral»
Complicado escenario.
Se teme que para la cumbre de jefes de Estado del 21 y 22 de marzo siga sin haber acuerdo

El escenario, por tanto, es muy similar al del pasado día 7, cuando tuvo lugar la anterior reunión entre la primera ministra británica y el presidente del Ejecutivo comunitario. De ella salió el «compromiso de seguir trabajando juntos» y la reanudación de los contactos entre Barnier y Barclay y la oferta de Juncker de, como mucho, «agregar una redacción a la declaración política» (el otro documento clave del 'brexit') «para ser más ambiciosos en contenido y rapidez» sobre el marco futuro UE-Reino Unido. Pero los Veintisiete «no reabrirán el acuerdo de retirada».

Enquistada situación

La situación está tan enquistada que fuentes comunitarias no descartan que se llegue a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del 21 y 22 de marzo en Bruselas sin nada cerrado, al límite ya de esas 23:00 horas del día 29 en la que se oficializará el divorcio. Sea como fuere, los contactos se han intensificado estos días. Y seguirán a lo largo de la semana «para ver si se puede encontrar una vía que cuente con el apoyo más amplio posible» del Parlamento británico, cuyo rechazo al acuerdo que May selló con los Veintisiete en noviembre es el que lo ha condenado al actual bloqueo.

En vísperas del encuentro entre May y Juncker, el Gobierno británico volvió a apremiar a la UE a «trabajar» con Reino Unido en el diseño de modificaciones en el acuerdo del 'brexit' que eviten una ruptura no negociada el próximo 29 de marzo, un escenario que según Londres iría en contra de los intereses del bloque comunitario. «El acuerdo que está sobre la mesa fue rechazado por 230 votos (en el Parlamento británico). Los diputados han dejado claro que necesitan cambios legalmente vinculantes en relación con la salvaguarda» para Irlanda del Norte, indicó el portavoz de la primera ministra.

Esta semana, cuatro miembros del Gobierno pidieron a May que «deje de utilizar la amenaza de un 'brexit' sin acuerdo como una táctica de negociación», según reveló el diario 'The Guardian', entre ellos el ministro de Justicia, David Gauke, y la titular de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd.

A ese respecto, el secretario de Estado de Empresas, Energía y Estrategia Industrial, Richard Harrington, aseguró este martes durante un evento de la industria manufacturera que, en su opinión, «no se producirá una salida de la UE sin consenso».

Más información: