El cónsul de España en Edimburgo 'revienta el mito' del veto a la independencia escocesa

Nicola Sturgeon, líder del partido SPD, junto al cónsul español Miguel Ángel Vecino./Reuters
Nicola Sturgeon, líder del partido SPD, junto al cónsul español Miguel Ángel Vecino. / Reuters

El Gobierno de Sturgeon celebra la amistad de sus vecinos europeos, desvelada en una carta con historia

ÍÑIGO GURRUCHAGALondres

«España: No bloquearemos el acceso de la Escocia independiente a la Unión Europea», decía el titular de la portada de 'The National', diario escocés fundado tras el referéndum de 2014 con una línea editorial favorable a la independencia. Añadía que la noticia «revienta de una vez por todas el gran mito» creado por la campaña en favor de la permanencia en Reino Unido, que obtuvo mayoría en aquella consulta.

La prueba que revienta el mito sería una carta remitida por el cónsul español en Edimburgo, Miguel Ángel Vecino, al directivo de un periódico escocés y a un funcionario del Gobierno de Nicola Sturgeon puntualizando una información sobre las palabras pronunciadas por el eurodiputado del Partido Popular, Esteban González Pons, en Melilla, durante la campaña de las elecciones generales.

Pero la génesis de la noticia despide el aroma de una conspiración para hacer pública una carta privada y crear optimismo sobre la viabilidad de la independencia escocesa. Sturgeon, ministra principal, quiere convocar un nuevo referéndum antes del final de 2021, y quisiera borrar la amenaza de que una población en su mayoría opuesta al 'brexit' quedaría fuera de la UE tras la separación.

El 13 de abril, González Pons respondía en Melilla al eurodiputado y exjefe del Gobierno de Bélgica, Guy Verhofstadt, que había afirmado que la UE podría admitir a Escocia como país miembro antes del 'brexit', si decidía la independencia en un referéndum. Verhofstadt, responsable en el Parlamento de la negociación de la marcha británica, es un imán del rechazo de los 'brexiters' por sus declaraciones.

Las palabras de Pons se centraron en el interés europeo: «El PP vetaría que una Escocia independiente entrase en la Unión Europea antes del 'brexit' directamente», dijo. «Complicaría aún más la política interna en Reino Unido mientras estamos negociando», añadió. «Nuestra negociación tiene que ser de buena fe y la confianza mutua que debe existir entre Reino unido y la UE no puede quebrarse».

El diario 'Herald de Glasgow' publicó tres días más tarde una breve noticia sobre las palabras de González Pons, haciendo hincapié en su afirmación de que una Escocia independiente no tendría acceso automático a la UE y que «tendría que unirse a la cola, detrás de Turquía y Serbia». Ese mismo día, el cónsul remitió una carta al 'director' del Herald.

Graham Morrison no es el director editorial del diario sino el director general de la compañía Newsquest en Escocia. Es un gran conglomerado de prensa regional y local; propietario del Herald, que apoyó el voto por la independencia y ahora es más ambiguo, y también del 'The National', que se creó tras el referéndum para atraer a lectores independentistas.

Extralimitado

En su carta, Miguel Ángel Vecino puntualizaba que la posición constante del Gobierno español, expresada ahora por el ministro Josep Borrell, no ha contemplado un veto al acceso de la Escocia independiente a la UE si se llega a ella de manera legal; que España no interviene en asuntos internos de Reino Unido; y que «la entrada en la UE no es esperar en una cola como en una tienda hasta que llegue tu turno».

El 'Herald' no publicó la carta porque entendió que el cónsul español no la remitió para ser publicada. Un asistente del consulado envió al día siguiente aun a un funcionario del Gobierno escocés un correo en español, en el que le adjuntaba la carta de Vecino al director general de Newsquest en Escocia y le pedía que la hiciese llegar a «tus superiores».

¿Cómo llega la carta a la portada de 'The National' sin traicionar su carácter aparentemente privado? El periódico gestionado por Morrison, receptor de la carta, pidió el 8 de mayo «copias de toda la correspondencia de cónsules generales de la UE al Gobierno escocés desde el 29 de marzo de 2019 sobre la pertenencia a la UE de una Escocia independiente».

El Gobierno debía responder a una demanda de tan exquisita precisión, según la Ley de Acceso a la Información pública (FOI). La búsqueda deparó un solo hallazgo, la carta del cónsul español adjuntada en el correo al funcionario amigo, con petición de que la mostrase a sus superiores. Y el Ejecutivo escocés la ha publicado en su sitio web después de que 'The National' haya explotado su exclusiva matutina.

La publicación de respuestas de la FOI suele ser instantánea. Esta vez se ha publicado hoy, aunque el Gobierno habría respondido el 19 de mayo. Una portavoz ha explicado que por error se ha incluido esa fecha, la de un 'borrador' de respuesta. Un portavoz político ha celebrado «la confirmación de la posición española» y «la enorme buena voluntad hacia Escocia entre nuestros amigos y vecinos».

La Oficina de Información Diplomática considera que «el cónsul se ha extralimitado en sus funciones», porque remitir una carta a un periódico sobre asuntos de naturaleza política es competencia de la Embajada o del ministerio. El consulado español en Edimburgo informó de que el cónsul está viajando y no podía comentar lo sucedido con su carta.

.