Una matanza retransmitida por Facebook con un final estilo YouTube

Captura del video retransmitido en Facebook Live por uno de los autores de la masacre./AFP
Captura del video retransmitido en Facebook Live por uno de los autores de la masacre. / AFP

El autor de uno de los tiroteos de Nueva Zelanda se grabó en primera persona disparando y rematando a las víctimas en el suelo, en su despedida citó a un conocido youtuber

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Como si se tratase del popular videojuego Call of Duty, donde el jugador encarna el rol de un soldado en primera persona, uno de los autores del ataque a dos mezquitas de Nueva Zelanda -que se ha saldado con 49 víctimas mortales- ha retransmitido toda la escena en Facebook Live, la herramienta para publicar video en directo de la conocida red social, con una cámara tipo Go Pro. En la emisión, que ya sido retirada de todas las plataformas oficiales, se podía ver al autor recagar, apuntar, disparar e incluso rematar a los heridos en el suelo, todo desde su propio punto de vista. Al final, como despedida, una frase típica de los YouTubers cuando hacen promoción de su canal o el de sus amigos: «Suscribete al canal de PewDiePie (el usuario con más suscirptores del mundo)».

Facebook, azotada en los últimos años por esta clase de polémicas, ha reaccionado a la defensiva. «La Policía nos alertó de un vídeo en Facebook poco después de que comenzase a emitirse en directo. Lo borramos rápidamente, tanto el vídeo como la cuenta de Facebook y de Instagram del tirador», han explicado en un comunicado. El caso recuerda a otro en 2017, cuando un hombre de 33 años, trabajador social en una clínica de la ciudad estadounidense de Cleveland, publicó en la red social su intención de cometer un asesinato y dos minutos más tarde retransmitió cómo disparaba a un jubilado de forma aleatoria.

En este caso el crimen supuestamente tiene una motivación racista de extrema derecha. Según recoge The New York Times, alguien que se presentaba como uno de los autores del ataque (aunque su identidad no se ha confirmado) publicó antes del atentado el enlace a un manifesto supremacista blanco perteneciente al foro 8chan. «Por una vez, la persona que será llamada fascista es un fascista de verdad». También recogelas llamadas «tesis del reemplazo», una teoría de la conspiración de la extrema derecha que teme la desaparición de los «pueblos europeos» a consecuencia de la inmigración.

Los nombres de las armas de la muerte

En otros tuits difundidos en la red social Twitter se pueden ver los cargadores usados por los autores de la masacre con nombres inscritos en ellos. Se pueden leer los de personajes europeos históricos -famosos por su lucha contra el islam- como Sebastiano Denier, quien fue dux de Venecia y comandante de un contingente en la batalla de Lepanto; Pelayu, el primer Rey de Asturias que venció a los árabes en la batalla de Covadonga; o Shipka Pass, que hace alusión a una batalla a finales entre el Imperio Ruso y el Imperio Otomano.

También aparece un nombre contemporáneo, el de Josué Estébanez, que asesinó en 2011 en el metro de Madrid al militante de izquierdas Carlos Palomino asestándole una certera puñalada en el corazón.

PewDiePie, «asqueado»

Por su parte, PewDiePie ha lamentado que le hayan nombrado en el vídeo de la matanza, de la que se ha declarado «asqueado» en Twitter. Con 89 millones de suscriptores, se trata del youtuber con más seguidores del mundo y en 2016, la revista Time lo nombró como una de las «100 personas más influyentes del mundo». Los contenidos que publica son de caracter humorístico, por eso, no se entiende la relación con el crimen.

Más información