El huracán Dorian azota el noreste de Bahamas y causa grandes inundaciones

Vista satélite del huracán Dorian./AFP
Vista satélite del huracán Dorian. / AFP

El tifón toca tierra con lluvias «muy intensas» y un aumento del nivel mar que puede destruir buena parte del archipiélago

EFEMiami (EE UU)

Grandes inundaciones se registran en el noroeste de Bahamas, según las primeras imágenes divulgadas a través de las redes sociales tras el impacto del poderoso huracán Dorian, de categoría 5, que tocó tierra este domingo en el Cayo Elbow, en las islas Ábaco del archipiélago atlántico.

Los vídeos divulgados en las redes sociales, grabados desde viviendas de las islas Ábaco, muestran auténticos ríos que casi cubren viviendas, muchas con los techos destrozados por la fuerza de vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora (185 millas por hora).

Otras imágenes muestran automóviles volcados en carreteras junto a casas castigadas por la torrenciales lluvias y fuertes vientos.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, pidió el sábado a la población del noroeste del archipiélago, en especial a los residentes en islas Ábaco y Gran Bahama, que abandonaran la zona si no disponían de un lugar seguro para resistir el paso de este huracán, el más fuerte que ha azotado nunca a Bahamas.

Ante la noticia de que alunas personas se resistían a abandonar sus viviendas en áreas potencialmente inundables, Minnis llegó a suplicar a la población que se tomarán en serio las advertencias de las autoridades ante un fenómeno de proporciones desconocidas con potencial para arrasar el noroeste de Bahamas.

El ojo del poderoso huracán Dorian de categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson, tocó tierra este domingo en el Cayo Elbow, en las islas Ábaco del archipiélago de Bahamas, con vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora (185 millas por hora), informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La marejada ciclónica «potencialmente mortal» elevará los niveles del mar hasta siete metros sobre el nivel normal de la marea en las islas Ábaco y Gran Bahama, cuyas costas recibirán «grandes y destructivas olas» por «varias horas», advierte el NHC.

El primer ministro, tras reunirse con la dirección de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias (NEMA, por sus siglas en inglés) de Bahamas, dijo que se trata del ciclón más destructivo al que se ha enfrentado en su historia el archipiélago atlántico. «Nunca nos hemos enfrentado a algo como esto», dijo Minnis en referencia a Dorian.