El monstruo de Colorado: Mata a su esposa embarazada y a su dos hijas de tres y cuatro años y simula su desaparición

Chris Watts. /Reuters
Chris Watts. / Reuters

Chris Watts llegó a salir en la televisión en Colorado para pedir la vuelta de su familia

AFP

Un hombre de 33 años ha sido imputado en Estados Unidos del homicidio de su esposa embarazada y dos hijas de tres y cuatro años. Chris Watts fue arrestado hace cinco días y este martes escuchó en una corte de Greeley, Colorado, los tres cargos de homicidio calificado y dos cargos de homicidio de niño menor de 12 años que le imputan, además del de manipulación de cuerpos y terminar ilegalmente un embarazo.

«Sí señor», respondió Pratt al juez Marcelo Kopcow al preguntarle si entendía los cargos que se le imputaban. El acusado aseguró después que fue su esposa, Shanann Watts, de 34, quien el pasado lunes 13 estranguló a Celeste (3) y Bella (4) después de que él le dijera que quería separarse. En un ataque de ira, al ver lo que había hecho, la mató.

Watts declaró que fue su esposa, Shanann, quien estranguló a sus hijas Celeste (3) y Bella (4) después de que él le dijera que quería separarse. En un ataque de ira, al ver lo que había hecho, la mató

«Colocó los cuerpos en el asiento trasero de su camioneta de trabajo y los llevó al terreno de una empresa petrolera», según ha indicado en su declaración jurada. Su esposa, que tenía 15 semanas de embarazo, fue encontrada en una fosa profunda en una compañía petrolera, mientras que los cuerpos de las niñas estaban en tanques cercanos.

Shanann fue declarada desaparecida cuando no asistió a una cita médica la mañana siguiente y Watts llegó a pedir en la televisión local por el regreso de su familia. «Solo espero que esté en un lugar seguro», aseguró el miércoles de la semana pasada, antes de su arresto.

La fiscalía tiene ahora 63 días para decidir si pedirá la pena de muerte para el acusado. Si no, Watts encara cadena perpetua si es condenado en cualquiera de los cargos de homicidio. El acusado aún no ha respondido cómo se declaraba a los cargos y volverá a la corte el 19 de noviembre.

Watts, que vivía con su familia en Frederick, una pequeña ciudad a unos 50 km al norte de Denver, fue arrestado la semana pasada. Los documentos entregados por la fiscalía en la corte demuestran que la pareja tenía problemas financieros y se declararon en bancarrota en 2015. Los investigadores dijeron que, después de negarlo, Watts admitió que tenía un amorío con una compañera de trabajo.