Un juez de EE UU frena la legalización de las armas 3D horas antes de su entrada en vigor

Pistola modelo 'Liberator', que se puede fabricar con una impresora 3D./Archivos
Pistola modelo 'Liberator', que se puede fabricar con una impresora 3D. / Archivos

La decisión frena la posibilidad de que cualquier estadounidense pueda imprimir pistolas en casa | En España, la Guardia Civil ya está preparando su posible llegada

MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Horas antes de que entrara en vigor el permiso para que cualquier estadounidense pudiera fabricar pistolas en casa con una simple impresora 3D, el juez Robert Lasnik, de Seattle, ha bloqueado la publicación de los planos de estas armas, que hubieran estado a estas horas disponibles para cualquier usuario en internet, niños o potenciales criminales entre ellos. El magistrado ha considerado que, de legalizarse, supondría «una probabilidad de daño irreparable».

Estos dispositivos de plástico, con apariencia de juguetes, son capaces de matar ya que pueden disparar munición real a gran velocidad. Además, son irrastreables porque no cuentan con número de serie y pueden burlar fácilmente los controles de seguridad en aeropuertos y otros edificios públicos al no contener piezas metálicas.

La decisión llega después de que el Gobierno de Trump pactara en junio con Defense Distributed, la compañía texana que ideó estas armas de plástico, para permitir volver a distribuir las instrucciones de impresión por internet, tal y como hizo en 2013 antes de que su actividad fuera bloqueada.

Además, el acuerdo estableció que esos tutoriales de impresión están aprobados «para publicación de cualquier forma» y que el Gobierno estadounidense pagará los 40.000 dólares de honorarios legales en que incurrió Cody Wilson, el fundador del grupo en el centro de la polémica.

El argumento que usa Wilson -un joven de 30 años que se define como postanarquista- es similar al de los amantes de las armas de EE UU, que se agrupan en torno a la todopoderosa NRA (Asociación Nacional del Rifle en español). «Los que odian las armas siempre quieren centrarse en sus usos ilícitos e ignoran la abrumadora cantidad del bien que hacen. De hecho, las armas de fuego se usan de 16 a 100 veces más a menudo para salvar vidas que para quitarlas», argumenta.

La solución Trump

No en vano, tras la matanza en un Instituto en Florida el pasado febrero, en el que un joven de 19 años que había sido expulsado del centro mató a 17 personas con un rifle automático, Trump recomendó a los profesores que «portaran armas para evitar estos ataques». Es decir, en vez de reconocer el problema, su solución pasa por armar a la población para hacer frente a las propias armas. Sin embargo, el presidente volvió a cambiar de opinión ayer mismo y escribió en la red social Twitter que «poder imprimir armas en casa ¡no parece tener mucho sentido!».

A nivel internacional existen otros problemas. Internet ha demostrado a lo largo de su historia , así que, en el caso de que se publicaran los planos, la fiebre de las armas caseras podría llegar incluso a España.

Prohibidas en España

La Guardia Civil, como ha confirmado a este medio, ya está tanteando los posibles problemas que esta tecnología podría provocar en suelo nacional para reaccionar a tiempo. Como, por ejemplo, entrenar a perros capaces de olfatear la pólvora que contienen las balas, ya que pese a ser armas de plástico la munición que usan sigue siendo real (de metal y con explosivo dentro).

La legislación también es clara en ese sentido y prohíbe montarlas en casa. Según el art. 11 y ss. del Reglamento de Armas, las armas de fuego se fabrican exclusivamente por los fabricantes autorizados . Tampoco está permitida la posesión si no se cuenta con un permiso o licencia oportuna. Además, como recuerda la Guardia Civil: «Si se suben planos de armas de fuego en 3D a internet, se estaría actuando como presunto cooperador necesario en la fabricación ilícita de armas de fuego». Sin embargo, lamentablemente, que esté prohíbido no es un obstáculo para los delincuentes, que tendría .

Partes en las que se divide la pistola 'Liberator'.
Partes en las que se divide la pistola 'Liberator'. / R.C.

Más información:

Fotos

Vídeos