Los servicios de Inteligencia de Sri Lanka fueron avisados del riesgo de atentado «horas antes» del ataque

Funeral de algunas de las víctimas de los atentados terroristas perpetrados en Sri Lanka. / Reuters

La cifra de muertos ha ascendido a 359 y las autoridades siguen alerta ante «más ataques»

AGENCIASMadrid

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha anunciado esta mañana que renovará la cúpula de las fuerzas de seguridad del país dentro de una semana y que realizará cambios en las instituciones de seguridad en las próximas 24 horas, según ha informado el diario 'Daily News'.

El anuncio ha tenido lugar horas después de que saliera a la luz que los servicios de Inteligencia de Sri Lanka fueran avisados del riesgo de que se produjera un ataque islamista de forma inminente, horas antes de la cadena de explosiones que tuvo lugar el Domingo de Resurrección.

A raíz de ello, el presidente ha solicitado al jefe de la Policía y al ministro de Defensa que presenten su dimisión, según han contado a Reuters dos fuentes cercanas a la Presidencia que han pedido mantener su identidad en el anonimato por tratarse de un tema delicado en un momento en que se está hablando de fallos de gestión en materia de Inteligencia por parte del Gobierno ceilandés.

Sirisena ha subrayado que tomará medidas severas contra aquellos que no actuaron sobre las advertencias de los agentes de Inteligencia de India de que habían detectado amenazas específicas contra iglesias cristianas. «La información recibida de las agencias de Inteligencia estatales de ese país no la recibí por parte de los altos cargos pertinente. Si lo hubieran hecho, habría actuado de forma inmediata», ha indicado el mandatario. «He decidido tomar medidas estrictas contra quienes fallaron en su deber», ha añadido.

Una de las fuentes con conocimiento directo ha confirmado que el aviso llegó «horas antes» del primer ataque. Otra ha precisado que la alerta terrorista de los agentes indios llegó el sábado por la noche.

Crece el número de muertos

El balance de los atentados suicidas contra iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka el domingo ha aumentado a 359 muertos, ha anunciado este miércoles la policía. El balance anterior era de más de 320 muertos, pero muchas personas sucumbieron a sus heridas. Al menos 500 personas resultaron heridas en los atentados, de los más mortíferos desde el 11 de septiembre de 2001.

Fuentes oficiales han revelado sus sospechas de que puedan cometerse «nuevos ataques» en la isla. «Puede haber más ataques. Tenemos que estar atentos en este momento, tendremos la situación bajo control en los próximos días«, ha dicho el viceministro de Defensa de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, en una rueda de prensa con periodistas extranjeros.

La embajadora de Estados Unidos en Sri Lanka, Alaina Tepliz, ha asegurado este miércoles que su país no tenía conocimiento previo de los atentados perpetrados el Domingo de Resurrección en territorio ceilandés, al tiempo que ha advertido de que hay planes para lanzar nuevos ataques.

Sepelio por los atentados cometidos el Domingo de Resurrección en Sri Lanka. / AGENCIAS

«No teníamos conocimiento previo de estos ataques», ha asegurado la representante diplomática estadounidense, en declaraciones a la prensa en Colombo, la principal ciudad ceilandesa y en la que se perpetraron varios de los ataques del domingo.

«Creemos que hay en marcha planes terroristas. Los terroristas pueden atacar sin avisar. Los lugares típicos son las grandes concentraciones de personas y los espacios públicos», ha indicado la embajadora estadounidense.

Los ataques fueron reivindicados por el grupo Daesh, aunque el gobierno del país apuesta por que el responsable fue un grupo islamista local poco conocido, el National Thowheeth Jama'ath, aunque habría contado con ayuda «internacional».

«El aparato de seguridad cree que hay vínculos extranjeros y algunas pruebas apuntan en esa dirección», dijo el martes a la prensa el primer ministro esrilanqués, Ranil Wickremesinghe. «Estamos estudiando esta reivindicación, había sospechas de que existían nexos con el ISIS», añadió haciendo referencia al Estado Islámico.

60 detenidos

El secretario de Estado de Defensa y ministro portavoz del Gobierno de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, ha informado este miércoles de que 60 personas han sido detenidas hasta el momento en relación con los atentados del Domingo de Resurrección.

Wijewardene ha detallado que las 60 personas son ciudadanos de nacionalidad cingalesa y que 32 de ellos se encuentran bajo custodia policial.

El secretario de Estado de Defensa y ministro portavoz del Gobierno de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene en una rueda de prensa.
El secretario de Estado de Defensa y ministro portavoz del Gobierno de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene en una rueda de prensa. / EFE

Por su parte, el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, ha confirmado que hubo un total de nueve atacantes suicidas, de los cuales ya han sido identificados ocho.

Además, ha subrayado que entre los atacantes identificados se encuentra una mujer y otra persona que estudió en Reino Unido y Australia.

Más información