El Kremlin defiende el derecho de Putin a desplegar tropas en el extranjero

El presidente ruso, Vladimir Putin./
El presidente ruso, Vladimir Putin.

La Cámara alta del Parlamento autorizó en marzo de 2014 el uso de las Fuerzas Armadas en Crimea, bajo el pretexto de proteger al contingente militar y a la mayoritaria población rusa de la entonces península ucraniana

EFEmoscú

El Kremlin ha defendido hoy el derecho constitucional del presidente ruso, Vladímir Putin, a desplegar tropas en el extranjero, tras la reanudación de los combates en el este de Ucrania. "El presidente puede hacer uso de cualquiera de sus derechos constitucionales. Es su derecho", ha dicho Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov ha respondido así a la pregunta de si Putin podría dirigirse de nuevo al Consejo de la Federación o Senado en busca de autorización para usar tropas rusas en el exterior. La Cámara alta del Parlamento autorizó en marzo de 2014 a Putin el uso de las Fuerzas Armadas en Crimea bajo el pretexto de la necesidad de proteger al contingente militar ruso y a la mayoritaria población rusa de la entonces península ucraniana. Putin no llegó a ejercer ese derecho en Crimea, territorio que fue anexionado tres semanas después por Rusia, paso condenado por gran parte de la comunidad internacional.

La presidenta del Senado, Valentina Matvienko, advirtió ayer de que la cámara podría celebrar en cualquier momento una sesión extraordinaria y pidió a los senadores que "no se vayan lejos". Por su parte, Peskov ha hecho hoy estas afirmaciones horas después de que el Parlamento ucraniano autorizara el despliegue de tropas extranjeras en su territorio a petición expresa de Kiev y con mandato de la ONU o de la Unión Europea.

Al mismo tiempo, Peskov ha abogado por evitar pasos que puedan conducir a una escalada de la tensión en el vecino país, al que ha acusado de acciones provocadores para desestabilizar la situación en la zona del conflicto entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos. El portavoz del Kremlin ha subrayado que Moscú espera que todas las partes se concentren en el cumplimiento de los acuerdos de paz de Minsk, que contemplan un alto el fuego, en vigor desde el 15 de febrero, y un proceso de arreglo político del conflicto.

Advertencia de Poroshenko

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha reconocido hoy "la amenaza colosal de que se reanuden las acciones militares a gran escala por parte de los grupos terroristas rusos". "El Ejército ucraniano debe estar preparado para una nueva ofensiva por parte del enemigo. Catorce batallones tácticos rusos, integrados por más de 9.000 efectivos, permanecen en territorio de Ucrania", ha denunciado en su discurso anual ante la Rada Suprema (Parlamento).

Los combates estallaron en la madrugada del miércoles cerca de la localidad de Marinka, cruce de caminos situado en la mismísima línea de separación a menos de 20 kilómetros al oeste de Donetsk, principal bastión separatista. Según ambos bandos, los ataques con artillería y mortero continuaron hoy por toda la línea del frente, donde el Ejército ucraniano y fuerzas separatistas habrían desplegado el armamento pesado retirado anteriormente en virtud de los acuerdos de Minsk.