Los ucranianos desmantelan las barricadas de Maidan

Barricadas en la plaza central de Kiev. /
Barricadas en la plaza central de Kiev.

Moscú niega haber intentado enviar tropas a Ucrania bajo el pretexto de participar en una operación humanitaria en el este del país

COLPISA / AFPKIEV

Cientos de ucranianos desarmaron gran parte de las barricadas y tiendas de campaña de Maidan, la plaza central de Kiev, que seguía ocupada permanentemente por cientos de manifestantes, seis meses después de la caída del presidente Viktor Yanukóvich.

La plaza de la Independencia, conocida como Maidan, se convirtió desde noviembre de 2013 en el lugar de protesta contra Yanukóvich. Tras permanecer ocupada por decenas de miles de personas durante el apogeo de la protesta prooccidental, sólo permanecían en ella los representantes más radicales de grupos de 'autodefensa', según constató AFP.

Los ocupantes resistieron, quemando una pila de neumáticos, cuando llegaron los servicios municipales, acompañados por habitantes de la capital. Hubo varias peleas, pero, horas después, la calzada estaba lista para permitir la circulación, que estaba cortada desde hacía casi nueve meses. Algunas tiendas de campaña seguían en pie por la tarde en la parte peatonal de la plaza, donde hombres vestidos con trajes de camuflaje vigilaban las barricadas que quedaban. Al mismo tiempo, los camiones se llevaban colchones, camas y objetos de distinto tipo.

"Mis dos hijos combaten en el este. En lugar de ayudar al ejército, los que se quedan en Maidan alimentan la propaganda de los medios de comunicación rusos y de Putin", dijo Serguii Zakovinski, refiriéndose al presidente ruso Vladímir Putin.

Mientras tanto, Moscú desmintió haber intentado enviar tropas a territorio ucraniano y afirmó que no planeaba ninguna acción unilateral en Ucrania, ni siquiera por motivos humanitarios. Ucrania, que teme una intervención militar rusa bajo el pretexto de una operación humanitaria en el este de su territorio, dijo que ya detuvo un intento de Rusia de enviar tropas a esa zona, donde los intensos combates con rebeldes prorrusos dejaron otros trece soldados ucranianos muertos este sábado. El viernes, Estados Unidos había advertido que la ayuda de emergencia "debe ser distribuida por organizaciones humanitarias" y que consideraría "una invasión" cualquier intervención unilateral de Rusia en Ucrania.