La Policía Local rescata a dos perros desnutridos en una azotea de Paterna

Los dos canes rescatados en una azotea. / lp
Los dos canes rescatados en una azotea. / lp

Un aviso vecinal alertó del «lamentable» estado que presentaban los canes y los agentes lograron dar con la dueña, que se enfrenta a un delito de maltrato

MARINA COSTA

Paterna. Una llamada vecinal a la Policía Local de Paterna permitió a los agentes rescatar, hace varios días, a dos perros que se encontraban «en evidente estado de desnutrición» en una azotea de una vivienda de Paterna.

Los hechos ocurrieron en la calle Fuente del Jarro del municipio. El aviso permitió a los agentes desplazarse hasta una vivienda en la que residían un total de cinco perros. Tres de ellos se encontraban en el interior del inmueble y en buenas condiciones de salud, si bien carecían de control veterinario e identificación.

Cuando los agentes accedieron a la terraza localizaron a estos otros dos canes, un mestizo de bóxer y otro mestizo color negro, que presentaban «una desnutrición severa y carecían de identificación y cualquier control veterinario». Los dos ejemplares disponían, en el momento de la inspección policial, de «sólo un cuenco con bebida». Si bien la propietaria aseguró que les suministraba alimento dos veces al día, el estado de los animales daba a entender que arrastraban «importantes carencias alimentarias desde hacía tiempo, dado su estado de delgadez». Los perros «se encontraban en una situación lamentable», aseguraron ayer fuentes policiales consultadas.

Los agentes comprobaron que los animales disponían de un parapeto, a base de varias maderas, y diversos enseres para guarecerse de la lluvia y el frío en la azotea, donde se acumulaban «heces de varios días y bastantes orines».

Los agentes recurrieron al servicio de la empresa Modepran para que se hiciera cargo de la retirada de los perros y los llevara al veterinario para realizarles un examen más detallado que determinen «las posibles acciones administrativas o penales que se deriven de los hechos».

La propietaria «podría enfrentarse a penas de prisión de tres meses y un día a un año, e inhabilitación hasta tres años para profesión u oficio, relacionado con animales o su tenencia».

 

Fotos

Vídeos