Fomento anuncia para este año las licitaciones de mejora de la línea C-3 de Cercanías

Un tren de la línea. / irene marsilla
Un tren de la línea. / irene marsilla

El ministerio ha rehecho ahora los proyectos a pesar de haber presentado el plan de modernización en 2017

I. DOMINGOVALENCIA.

El Ministerio de Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), tiene previsto licitar en lo que queda de 2019 los proyectos de mejora de la línea C-3 de Cercanías, que realiza el trayecto entre Valencia y Utiel. Estas actuaciones, que están incluidas en el último Plan de Cercanías de la Comunitat, se presentaron en diciembre de 2017.

Sin embargo, será ahora, dos años después, cuando el ministerio dé los primeros pasos de modernización de la C-3, que discurre por los municipios de Xirivella, Aldaia, Alaquàs, Ribarroja, Loriguilla, Cheste, Chiva, Buñol, Siete Aguas, Requena y Utiel. En concreto, según las previsiones sobre las que trabaja Adif, este año se licitarán inversiones por valor de casi 270 millones.

Actuaciones

Por un lado, la renovación y duplicación de vía en el tramo entre San Isidro-Aldaia-Buñol, con un desembolso de más de 200 millones. Por otro, la renovación de vía y electrificación del trazado entre Buñol y Utiel, con un coste superior a los 58 millones.

Actualmente, la empresa tiene en fase de planificación la electrificación entre San Isidro-Buñol, donde se prevé una inversión de más de 36 millones, según la información facilitada por Adif. Entre la cartera de proyectos también figura la supresión de limitaciones temporales de velocidad, cuyos trabajos supondrán cerca de cuatro millones.

En este caso, el proyecto ya está en licitación y también se extenderá a otras líneas. Mientras esos trámites administrativos avanzan (y se concreta el plazo de ejecución, pues de los proyectos importantes no hay fecha para obras), Adif trabaja en la mejora de las trincheras entre Buñol y El Rebollar, además de la sustitución del carril por valor de 0,87 millones. También está en marcha las mejoras en los sistemas de regulación de la circulación entre Buñol y Utiel. Así, la incorporación del Control de Tráfico Centralizado (CTC) tiene un coste de más de 6 millones (incluida la redacción del proyecto).

El pasado fin de semana, en las jornadas celebradas en Valencia por la Coordinadora Estatal por un Tren Público, Social y Sostenible, las plataformas de usuarios de Cercanías denunciaban el escaso presupuesto en este servicio.

Entre las conclusiones, figura presentar un decálogo de medidas en el servicio de Cercanías que permitiría «por un presupuesto muy ajustado, mejorar notablemente el servicio, sin necesidad de esperar grandes presupuestos, ni innecesarias infraestructuras, que llevan décadas en construcción».