Quién fue Sant Donís y qué relación tiene con Valencia

San Dionisio, en París. /wikimedia
San Dionisio, en París. / wikimedia

El 9 de octubre se celebra el Día de la Comunitat Valenciana y el de este santo, que fue decapitado

LP.ESVALENCIA

El 9 de Octubre es el Día de la Comunitat Valenciana, el día de los enamorados valencianos y el día de Sant Donís. ¿ Y quién fue Sant Donís? San Dionisio de París, también llamado el 'apóstol de las Galias', el Santo Sin Cabeza o simplemente San Denis, fue el primer obispo de París donde fue martirizado junto con sus dos compañeros Rústico y Eleuterio, durante una persecución anterior a la de Diocleciano.

Su figura se recuerda en el santoral católico el 9 de Octubre... y ese es el único nexo de unión con Valencia. Porque el 9 de octubre se celebra el día de la Comunitat Valenciana para conmemorar la reconquista y la entrada de Jaume I en Valencia, y sólo se celebra Sant Donís porque el 9 de octubre es San Dioinisio.

Sant Donís, eso sí, se ha convertido en el patrón de los pasteleros valencianos, ya que es tradicional que el 9 d'Octubre se prepare la 'mocaorà' para celebrar el día de los enamorados valencianos. La mocaorà es el regalo de los enamorados a las enamoradas, que entregan un pañuelo lleno de dulces hechos de mazapán a la persona amada.

La historia de la mocaorà

La historia de la mocaorà tiene su origen en la entrada de Jaume I a Valencia, ya que se cuenta que las mujeres le regalaron al rey y a sus soldados frutas envueltas en pañuelos. La fiesta se mantuvo y en el siglo XV además de frutas se empezaron a tirar petardos, piuletes y tronaors, etc...

Pero durante la Guerra de Sucesión el rey Felipe V abolió els Furs y prohibió la fiesta (prohibió disparar pólvora) y a los pasteleros se les ocurrió hacer unos dulces de mazapán con formas de fruta y de piulets y se siguió celebrando así, aunque en secreto, el día en que Jaume I conquistó Valencia y otorgó los Fueros a la ciudad. Como se ve, nada tiene que ver con Sant Donís más que la fecha de celebración.

Quién fue en realidad San Dionisio

Aunque no hay unanimidad de datos en los documentos más antiguos, no caben dudas de que Dionisio de París fue objeto de veneración temprana: santa Genoveva, por ejemplo, hizo construir una iglesia sobre su tumba hacia los años 450-460. El nombre de Dionisio figura además en el canon de la misa en algunos de los sacramentarios más antiguos.1​

Dionisio de París habría llegado a Francia hacia el 250 o 270 desde Italia con seis compañeros con el fin de evangelizarla. Fue el primer obispo de París, y apóstol de las Galias.

Dionisio fundó en Francia muchas iglesias y fue martirizado en 272, junto con Rústico y Eleuterio, durante la persecución de Aureliano. Según creen algunos es en Montmartre (mons Martyrum), o en el sur de la Isla de la Cité, según otros, donde se eleva, en la actualidad, la ciudad de Saint-Denis lugar en el que fueron condenados a muerte.

La leyenda: caminó 6 km con su cabeza bajo el brazo tras ser decapatido

Según las Vidas de San Dionisio, escritas en la época carolingia, tras ser decapitado, Dionisio caminó seis kilómetros con su cabeza bajo el brazo, atravesando Montmartre, por el camino que, más tarde, sería conocido como calle de los Mártires. Al término de su trayecto, entregó su cabeza a una piadosa mujer descendiente de la nobleza romana, llamada Casulla, y después se desplomó. En ese punto exacto se edificó la célebre basílica de Saint-Denis en su honor. La ciudad se llama actualmente Saint-Denis.

La tradición del culto a San Dionisio de París, fue creciendo poco a poco, dándole a conocer, llegando a confundirlo con Dionisio Areopagita (obispo de Atenas) o con Dionisio el Místico. Esta confusión proviene del siglo XII cuando el abad Suger falsificó unos documentos por razones políticas, haciendo creer que San Dionisio había asistido a los sermones de Pablo de Tarso.