Nubarrón, el fichaje más caro para el bou al carrer

Espectacular la estampa y el trapío de Nubarrón. Un auténtico galán. / Arjona
Espectacular la estampa y el trapío de Nubarrón. Un auténtico galán. / Arjona

Burriana exhibirá un astado de la ganadería de Partido de Resina cuyo precio es el más alto jamás pagado por un cerril | «No estamos encareciendo la fiesta, simplemente hemos optado a un toro de capricho», apuntan los promotores

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

Ya se ha convertido, sin haber salido siquiera de su finca de origen, en uno de los protagonistas de la temporada en el festejo popular. Apenas una imagen y mucha rumorología a su alrededor ha bastado para que se genere una expectación pocas veces vista antes en torno a un toro. Su nombre ha copado muchas de las tertulias de invierno y ha ayudado a alimentar la afición en tiempos ayunos de toros. Era -porque ya tiene destino- una de las joyas que había en el campo bravo, deseo de las peñas y comisiones, y la Comunitat Valenciana, en concreto Burriana, tendrá la fortuna de disfrutarlo en sus calles.

El astado en cuestión, Nubarrón, herrado con el número 10, cárdeno, de la ganadería de Partido de Resina, se exhibirá en septiembre próximo durante las fiestas de la Mare de Déu de la Misericòrdia de la localidad castellonense. El valor de su adquisición es el más alto jamás pagado por un toro cerril. Para que se hagan una idea, si por un toro de una divisa con rango de máxima figura en el festejo popular como es el caso de los antiguos pablorromeros se llega a pagar hasta doce mil euros, al precio pagado por Nubarrón, supuestamente, habría que intercambiarle al menos las dos primeras cifras.

Bous al carrer

El toro está patrocinado por la empresa Satine, que, aunque de ámbito internacional, cuenta con una de sus sedes en Burriana. Desde hace muchos años presta su ayuda a distintas peñas y entidades del municipio, sean taurinas o no, en la celebración de sus fiestas, además de hacer lo propio con otras instituciones y asociaciones culturales, colaborando en eventos relacionados con el arte o la música, entre otras iniciativas. Sin embargo, este año, será la primera vez que patrocine un toro de forma íntegra. «El toro se vio en una fotografía y fue un flechazo, era fácil enamorarse de él a primera vista», señala un representante de la empresa. A la vista está, tal y como se aprecia en la foto de Arjona que ilustra estas páginas, que el toro es una auténtica pintura, como se suele decir en el argot taurino. Su belleza, no cabe duda, hace honor y de qué manera al sobrenombre de 'los toros guapos' con el que son conocidos los astados del hierro de la boca del horno. «Que un toro digno de plaza de primera vaya a la calle, creo que es un motivo de orgullo para los aficionados al bou al carrer», apuntan.

Un toro de Partido de Resina.
Un toro de Partido de Resina. / J. J. Diago

Una empresa patrocina por primera vez de forma íntegra un toro para las fiestas de la localidad

Desde que apareció en escena Nubarrón y una vez conocida la noticia de que un particular, en este caso una mercantil, adquiría el toro, mucho se especuló sobre el precio de la compra, una cuestión a la que desde Satine le quitan hierro. «Creemos que eso no es relevante», señalan en primera instancia. «El objetivo, por encima de todo, era que ese toro saliera a las calles. Tuvimos la ocasión de optar por él, y lo hicimos». Cabe decir que el precio de Nubarrón está muy alejado de la realidad del mercado de compra y venta de toros para las calles que se producen a diario entre ganaderos y comisiones taurinas de los pueblos de la Comunitat. No en vano, nunca en la historia se ha pagado por un toro cerril lo que se ha pagado por este. «No estamos encareciendo los toros ni la fiesta del bou al carrer, simplemente hemos adquirido a un toro de capricho. En este caso, la discusión no ha sido por el precio, ha sido por el toro», justifican. «Si se ha hecho así es porque estamos hablando de un toro estrella, que encaja al 100% con nuestra idea de un toro 10 para las calles», apuntan.

¿Puede sentar el precio de Nubarrón un mal precedente de cara al futuro?, preguntamos. «Si ofrecen toros estrella para las calles, puede que sí, por tanto, el precedente real será que determinados ganaderos quizás opten por ofrecer a las calles lo que hasta ahora ni siquiera se planteaban enseñar. Existirán opiniones diversas, pero un animal del nivel de Nubarrón es digno para compartirlo con toda la afición, había que hacerlo», explican.

«Se vio en una fotografía y fue un flechazo, era fácil enamorarse de él a primera vista», señalan

Los promotores confiesan que el objetivo no era otro que colmar las satisfacciones y los gustos de la afición. «No es un toro solo para el disfrute de Burriana, es un toro para toda la afición a la calle, sean de donde sean y vengan de donde vengan. Queremos que los aficionados al festejo popular se sientan orgullosos de ver un ejemplar como este a pie de calle». Nubarrón ya se ha convertido en la sensación de las próximas fiestas de la Misericordia de Burriana. La partida de la expectación ya la han ganado de manera amplia y los aficionados tienen apuntada desde hace semanas la fecha para acudir a la localidad castellonense.

«El interés y la expectación nunca es malo, siempre y cuando sea sano y con ánimo de celebración. En ningún momento se busca rivalidad con ningún pueblo ni con ninguna comisión o peña, aquí lo que se ha buscado es darle gusto a la afición, independientemente de dónde se exhiba el toro, aunque no cabe duda de que sea en Burriana nos enorgullece. Como aficionados, si este toro hubiese ido a Sagunto, por poner un ejemplo, también iríamos allí a verlo y lo disfrutaríamos del mismo modo», afirman los promotores.

Por el momento, Nubarrón es el primer toro adquirido, aunque no se descarta que se amplíe la nómina. «Si Satine interviene directamente en algo fuera de su ámbito, deberá ser algo singular, especial o de interés general», explican. «En el ámbito taurino, cuando hablamos de singular o especial, nos referimos, evidentemente, al mismo nivel en cuanto a trapío y a prestigio ganadero que Nubarrón»«, concluyen.

Más noticias de bous al carrer