Cullera celebra el Año Santo en el centenario de la coronación

Procesión en honor a la Virgen del Castillo. / lp
Procesión en honor a la Virgen del Castillo. / lp

El obispo auxiliar Arturo Ros oficia la misa de apertura en el santuario de la Virgen de la Encarnación y del Castillo

R. V. VALENCIA.

El Año Santo en Cullera concedido por la Santa Sede con motivo del centenario de la coronación y patronazgo de su patrona, la Virgen de la Encarnación y del Castillo, comenzó ayer coincidiendo con la jornada en que se cumplían los 100 años de la coronación, en 1919.

La misa de apertura del Año Santo fue celebrada por el obispo auxiliar de Valencia Arturo Ros en el santuario de la Virgen del Castillo de Cullera. Se ha concedido a Cullera la celebración de un Año Santo Mariano, a petición del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que se celebrará bajo el lema 'Seguid, Madre adorada, derramando a manos llenas vuestras divinas bendiciones'.

En Cullera son templos jubilares donde ganar la indulgencia plenaria el santuario de la Virgen del Castillo y la parroquia de los Santos Juanes. El templo parroquial acogerá este domingo la misa de apertura del Año Santo, a las siete de la tarde.

La indulgencia plenaria se concede con las condiciones acostumbradas (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Pontífice) a los fieles que, verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad, deseen ganarla en su peregrinación al templo jubilar.

El acto de la coronación de la Mare de Déu del Castell tuvo lugar el 15 de mayo de 1919 y fue presidida por el entonces arzobispo de Valencia, el cardenal Enrique Reig y Casanova. Meses atrás fue el papa Benedicto XV quien aprobó y concedió esta coronación en un decreto de fecha de 15 de octubre de 1918. Ese mismo decreto proclamaba patrona canónica principal de la localidad a la Virgen del Castillo.