Ribó declarará como imputado por la encuesta de Fuset mientras el concejal se irá de viaje

Boceto. La concejal de Turismo, Sandra Gómez, y el edil de Cultura Festiva, Pere Fuset, con el boceto de la falla. / lp
Boceto. La concejal de Turismo, Sandra Gómez, y el edil de Cultura Festiva, Pere Fuset, con el boceto de la falla. / lp

El alcalde tendrá que comparecer el lunes ante el juez y no podrá ir a la cremà de una falla de Turismo Valencia en Mainz

LOLA SORIANO VALENCIA.

El próximo lunes el alcalde de Valencia, Joan Ribó, tendrá que declarar en calidad de investigado (trámite conocido antes como imputado) en el caso de la encuesta fallera promovida por el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. Este es el principal motivo por el que Ribó no podrá ejercer sus funciones protocolarias en el viaje que Turismo Valencia ha programado de domingo a martes a la ciudad alemana de Mainz (Maguncia) donde se plantará una falla realizada por el artista Ximo Esteve.

El alcalde no podrá viajar, tal como se había previsto inicialmente, porque ha sido citado como investigado ante el juzgado de Instrucción número 9 de Valencia por supuestos delitos de prevaricación e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos después de la denuncia formulada por un asesor del grupo popular tras negar información sobre la encuesta fallera.

Precisamente, mientras que el alcalde realice su declaración, el concejal impulsor de la encuesta, Pere Fuset, estará en los actos festivos de Alemania junto a la primera teniente de alcalde y concejal de Turismo, Sandra Gómez, y la fallera mayor de Valencia, Rocío Gil, ya que aunque viajarán el domingo, será el lunes cuando tendrá lugar la cremà de la falla.

La ausencia de Fuset en Valencia justo el día en que se produce la comparecencia de Ribó ha sido un asunto muy comentado en el mundo fallero, que desde el principio dejó claro que no reconocía o aceptaba la encuesta por haber preguntado a los falleros, sin consentimiento escrito previo, sobre cuestiones de política y religiosas.

La falla que lleva por lema 'Som patrimoni' se montará mañana sobre una plataforma acuática en el río Rin y se incluye en festival Johannisnacht de Mainz. Tal como explicó la concejal Sandra Gómez, servirá para celebrar el cuarenta aniversario del hermanamiento de esta ciudad alemana con Valencia.

Según explicó el edil Pere Fuset la falla está hecha con material respetuoso con el medio ambiente. Habrá unas torres de Serranos de vareta y una pareja de valencianos hechos con cartón piedra y con muestra de telas obsequio de Sergio Esteve, además de ninots que homenajean a los pirotécnicos; a los indumentaristas; a los artistas falleros (ninot patrocinado por el Centro de Artesanía de la CV) y a los agricultores de la naranja. Habrá un ninot dedicado a Gutenberg que se indultará para quedarse en el museo del impresor.

Si bien el proyecto de llevar una falla a Bruselas se tuvo que abortar tras los atentados, la falla de Mainz se quemará el lunes dentro del río Rin y Velarte cocinará una paella para 600 personas. Las raciones se venderán a cinco euros y el dinero que se recaude se destinará a la investigación contra el cáncer infantil de una oenegé.

Sandra Gómez anunció, además, que los lazos proyectos comunes con Mainz continuarán en invierno, ya que traerán puestos típicos de Navidad a Valencia.

Fotos

Vídeos