Los dos proyectos de falla denegados recurrirán la decisión

Miembros de 'La Nova de Campanar'. /LP
Miembros de 'La Nova de Campanar'. / LP

La Nova de Campanar y el colectivo que quería abrir en Benimaclet aseguran que todavía no han podido acceder al expediente

Lola Soriano
LOLA SORIANOValencia

Descontentos y con ganas de hacer falla. Así se han quedado los dos colectivos valencianos que querían abrir un casal para las Fallas de 2020. En el pleno de la Junta Central Fallera se anunció el martes que había informes negativos, sin concretar si eran de Bomberos, Policía Local, Movilidad o de las comisiones colindantes y se denegaron las dos iniciativas, pero los dos colectivos, anuncian que van a recurrir la decisión.

Desde el proyecto de falla La Nova de Campanar, que presentó la iniciativa para plantar en Luis Buñuel-Rafael Alberti, explican que «llevamos seis meses preguntando por el tema y no nos decían cómo iba. Lo expusieron los responsables de la delegación de Incidencias en pleno sin estar en el orden del día y pedimos el expediente y todavía no nos han dejado verlo. Si la semana que viene informan también en la asamblea de presidentes, cómo vamos a tener tiempo de recurrir antes de que se trate en la asamblea«, se preguntan los festeros de Campanar.

Añaden que recurrirán en la Junta «porque además, nosotros inicialmente queríamos en el cruce de Pediatra Jorge Comins, y lo cambiamos porque miembros de la propia Junta nos dijeron que mejor en este otro punto de Luis Buñuel con Rafael Alberti y resulta que ahora han recibido informes en contra. Primero no entendemos que sugirieran un sitio y lo denieguen. Tampoco sabemos por qué no nos han mantenido al tanto para hacer un nuevo cambio, si eso es lo que querían«. Al mismo tiempo, lamentan que «ahora nos digan que tenemos que esperar un año para lanzar otra propuesta. Queremos recurrir y poder subsanar lo que quieran dentro del mismo proceso administrativo», añaden.

También indican que pedirán «plantar falla como asociación cultural, igual que hacen otros colectivos sociales porque, además, ya teníamos un acuerdo con un artista y apalabrada la sede del casal porque han tardado seis meses en pronunciarse».

Desde el proyecto de falla de Benimaclet, que se proponía para Doctor García Brustenga-Alcalde Domingo Torres, adelantan que «todavía no nos han avisado oficialmente, pero queremos recurrir». Y añaden que «volveremos a insistir el año que viene».

También afirman que «no sabemos si ha habido un informe negativo del Ayuntamiento, lo que sí sabemos es que en el sector de fallas no todas estaban a favor, cuando no tocábamos la demarcación de ninguna comisión». Y recuerdan que hace años «hubo primero una falla que quiso ampliar la demarcación a esa zona, pero como le dijeron que tendría que cambiar la falla de sitio, ya no lo hizo. Una segunda comisión solicitó ampliación de la demarcación y coger parte y se lo denegaron, sin embargo, han puesto el casal fuera de su demarcación, en esta parte».

Desde la Junta Central Fallera, el secretario general, Ximo García Ortells, explicó que van a proceder a notificar la denegación y aclara que «vengan, que revisen el expediente para que el año que viene puedan subsanarlo».

Sobre la decisión tomada, expone que la Junta Central Fallera es mera tramitadora. Se piden unos informes en delegaciones del Ayuntamiento y se consulta a fallas colindantes«. Sobre la opción que plantean los colectivos denegados de poder hacer modificaciones este mismo año, indica que «estas personas lanzan la propuesta y se aprueba o deniega, no hay posibilidad de cambio este año. Tendrán que volverlo a tramitar con otra ubicación».

Cabe destacar que la próxima asamblea de presidentes será en Jubiocio, en el barrio de Benicalap. «Se ha buscado este espacio porque es municipal, tiene aforo para 800 personas y delante hay un solar donde pueden aparcar los asistentes a la asamblea». A la pregunta de si será el espacio definitivo hasta que se reforme el Palau de la Música, García comenta que estos días se probará la idoneidad.