Los jurados hacen prácticas para aprender a puntuar

Visita del jurado a la demarcación de la falla de Convento. / rafa cartagena
Visita del jurado a la demarcación de la falla de Convento. / rafa cartagena

La Junta incluye clases con simulaciones de clasificaciónLos cursos formativos se han dividido en cuatro grupos de 25 personas con 31 mujeres y 61 hombres

LOLA SORIANO

valencia. Los falleros que han querido sumarse al 'cuerpo de jurados' para valorar las Fallas de 2019 ya están formados. Y es que la Junta Central Fallera ha impartido en su sede los cursos para reclutar a los falleros que quieren participar en la experiencia de evaluar los trabajos que los artistas sacarán a la calle.

Una de las novedades de este año es que los participantes no sólo han recibido información teórica, además, también han trabajado en equipo para hacer un simulacro de puntuación de fallas.

El objetivo de esta iniciativa era que los asistentes al curso se enfrentaran a la situación real de tener que poner nota a los proyectos de forma individual y exponiéndolo en pequeños grupos, algo que les será muy útil en plenas Fallas.

Como explica Salvador García Meri, que está al frente de la delegación de Falla que depende del vicepresidente primero Javier Tejero, «se hicieron grupos de cinco personas para que puntuaran secciones grandes e infantiles. Se han visionado fotografías de secciones enteras, tanto infantiles como grandes, para que lo tengan más claro cuando salgan como jurados a la calle».

Hace años ya consensuaron aspectos o apartados que se deberían de valorar en cada una de las visitas como por ejemplo la cultura visual, es decir el primer impacto. Otro bloque importante es el de la sátira fallera que se puntúa de cero a treinta con subapartados como el guión y la crítica o el ingenio y gracia.

Lógicamente los valores artísticos son los que se llevan más puntos, con una cifra de cero a cincuenta, y los asistentes a los cursos ya tuvieron que hacer pruebas de cómo valorar el modelado, la pintura, los acabados y las texturas, además de otros subapartados como la coherencia plástica, la composición y el riesgo de la falla.

Otro bloque interesante que aprendieron a puntuar es el de valores intrínsecos, que pone el foco de atención en aspectos como los estilos y la personalidad de la obra; la originalidad y la innovación o la presentación. En esta prueba no sólo tenían que repartir los puntos, sino también tuvieron que atreverse a dar una clasificación de premios.

Otra novedad es que el jurado recibió la formación en dos jornadas. Durante el pasado fin de semana fue la parte más práctica, pero la semana anterior recibieron las clases teóricas, siempre sirviendo como guía el manual teórico que ya creó la delegación de Falla en 2017.

Uno de los profesionales participantes fue Joaquín Rubio, del gremio de Alicante. «Lo importante es que no se obcequen en buscar los defectos de la falla, sino en disfrutarla». En cuanto a la pintura, «los artistas siempre buscamos crear luz y sombra. Los ojos tienen que tener luminosidad, los tonos carne de los ninots tienen que estar acertados. En el modelado tienen que ver los rasgos de las caras o que las manos estén cuidadas y en texturas, por ejemplo, que si se crean efectos de roca o pared que estén logradas».

Ariadna González y Xavi Gurrea (Cap de suro), artistas de la falla municipal infantil, también participaron como formadores. «Es importante que se valore la creatividad, lo novedoso. En las fallas infantiles es vital que esté dirigida a los niños y que el premio de ingenio y gracia tiene entidad propia, puede coincidir o no con el primer premio».

También ha sido novedad de esta edición que los asistentes recibieron la formación en grupos reducidos. Fueron cuatro equipos de 25 personas. En concreto, integrado por 39 mujeres y 61 hombres.

A la hora de conformar los jurados, la Junta Central Fallera podrá disponer de los falleros que se han formado este año y también de los que hicieron los cursos en 2017 y en 2018. Por ejemplo, el pasado ejercicio asistieron 237 personas, entre ellas 95 mujeres y 142 hombres.

En el pasado ejercicio los falleros con el curso realizado que manifestaron que sí tenían disposición para visitar las fallas fueron 306. En el bombo de jurados con cinco o más años de experiencia había 45 candidatos, integrado por cinco mujeres y 40 hombres. En el bombo de experiencia de entre cinco y un año había 109 candidatos, entre ellos 25 mujeres y 84 hombres y en el bombo de jurados con el curso realizado pero son experiencia hubo 152 candidatos, 59 mujeres y 93 hombres.

A finales de enero la Junta preguntará a los posibles jurados quiénes están dispuestos a visitar tanto fallas grandes, como infantiles y piezas de la Exposició del Ninot.

 

Fotos

Vídeos