El renacer de la falla de Nou Campanar

Nou Campanar de Miguel Arraiz y David Moreno. / noel arraiz
Nou Campanar de Miguel Arraiz y David Moreno. / noel arraiz

El nuevo proyecto está respaldado por 101 personas y podrían plantar en el cruce de Luis Buñuel con Rafael Alberti

LOLA SORIANO

La demarcación de la extinguida falla Nou Campanar vuelve a ser objeto de deseo, ya que un grupo de personas ha presentado documentación en Junta Central Fallera para pedir la creación de una comisión que recupere el espíritu de la ya desaparecida falla que dejó en el recuerdo proyectos monumentales.

Aconsejados por los miembros de la Junta, la comisión no llevaría exactamente la misma denominación de Nou Campanar, nombre con el que se conocía a la falla Pedriatra Jorge Comins-Sierra Calderona, pero sí que pretenden tener la misma demarcación.

El proyecto se presentó inicialmente como Pediatra Jorge Comins-Luis Buñuel, que era casualmente el último emplazamiento en el que plantó la comisión que presidió en los últimos ejercicios Antonio Platero, pero se les ha indicado que el nombre al que podrían optar es el de Luis Buñuel-Rafael Alberti, ya que sería el emplazamiento que se autorizaría en el caso de recibir el visto bueno de los servicios municipales (Policía Local, Movilidad y Protección Civil y Bomberos) y si no hubiera oposición de las fallas colindantes.

Si bien han pedido la demarcación de Nou Campanar, no podrán optar a la calle de Pedriatra Jorge Comins porque la falla vecina, Hernández Lázaro-Valle de la Ballestera, había pedido hace tiempo la ampliación de su demarcación hasta este punto.

Cabe recordar que la falla Nou Campanar bajó la persiana en 2015 y, según la normativa, luego sólo hay un año de carencia. Si hubieran querido regresar hubiera sido como falla reorganizada, pero a partir del segundo año ya sería una falla de nueva creación.

La propuesta la rubrican 101 personas. Figuran dos o tres antiguos falleros de Nou Campanar, la mayoría son personas que no han sido falleros en el último año y también quieren apuntarse alrededor de cinco festeros de las gaiatas de Castellón y quince componentes de hogueras de Alicante que también quieren vivir las Fallas. La comisión, en caso de aprobarse, la presidiría José M. Martínez. También estaría Vicente M. Martín; María Dolores Aparicio o Inmaculada Porcar, entre otros. El presupuesto previsto que han presentado es de 40.000 euros.

Cabe recordar que hay de plazo hasta el 30 de abril para presentar propuestas de nueva falla. Todos los años este tema pasa a pleno en junio, pero al haber elecciones, es posible que no se debata hasta septiembre y quede la decisión en manos del concejal o concejala que resulte elegido.