Exposición, Ribera y Periodista Azzati quieren cambiar de sitio sus fallas

Ribera. Proyecto del artista Javier Álvarez-Sala en la calle Xàtiva. / lp
Ribera. Proyecto del artista Javier Álvarez-Sala en la calle Xàtiva. / lp

Telefónica en principio no podrá repetir en la calle Xàtiva porque el Consistorio pondrá un intercambiador de autobuses de la EMT

LOLA SORIANO

valencia. Los artistas y las comisiones todavía están ultimando los contratos y pensando en los diseños y bocetos de las fallas de 2019, pero además también hay colectivos que están meditando la conveniencia de cambiar la ubicación de la plantà de sus fallas para este ejercicio.

En la máxima categoría de Especial, Exposición-Micer Mascó está planteándose la opción de trasladar los ninots a su emplazamiento inicial, a Micer Mascó intersección con Naturalista Arévalo Baca.

La entidad todavía no ha formalizado la petición porque están estudiándolo en el seno del casal, pero es uno de los retos que se plantean. Recuerdan que en esta plaza estuvieron hasta la década de los 80. El presidente, Manolo Mas, explica que «en aquella época se decidió pedir el cambio de ubicación porque entonces sufríamos las consecuencias del consumo de litronas en el barrio y llegaron a generarnos problemas de orden público».

San Vicente-Periodista Azzati defiende la necesidad de tener las fallas y la carpa juntas

Ahora las circunstancias han cambiado y consideran que sería positivo volver al corazón del barrio. Entre los aspectos a favor expone «que las fallas estarían más recogidas en el núcleo principal del barrio y ganaría vistosidad porque en la Alameda es imposible que se vean bien».

Mas añade que en este cruce estarían más recogidas «porque en la Alameda es un espacio más abierto y los artistas se sufren mucho más la lluvia y el viento». También argumenta que en la Alameda han comprobado que es más complicado montar toda la logística porque «está el carril bici y los petriles que protegen esa zona son de 20 centímetros y caen en medio de la carpa». En este sentido, les gustaría reubicar la carpa en Doctor Rodríguez Fornos.

Una segunda comisión interesada en replantear la instalación de sus fallas es Ribera-Convento Santa Clara. Estas pasadas fiestas tuvo que trasladar sus proyectos frente al instituto Luis Vives porque aumentó el nivel de seguridad en la ciudad por la alerta terrorista y el entorno de Convento Santa Clara tenía que estar libre.

Los falleros asumieron el cambio el pasado ejercicio, pero apuntan que sufrieron inconvenientes. Además, se da la circunstancia de que en los informes técnicos de Movilidad ya se explicó que para 2019 no podrían estar en este punto porque el Ayuntamiento quiere sacar los autobuses de la plaza del Ayuntamiento y crear un intercambiador en la calle Xàtiva. En principio, los trabajos podrían empezar este verano, como contempla el plan de actuación de Movilidad para 2018.

El presidente de Telefónica, Enrique Fraile, detalla que «está claro que lo primero es la seguridad y los propios falleros somos los primeros que la queremos, pero las pasadas Fallas sufrimos bastante porque la zona donde estábamos sólo estaba distanciada del punto por donde pasaban los coches y autobuses por una valla y tuvimos que poner señales luminosas». Añade que el artista «tenía que descargar las piezas de la falla los días previos a la altura de la gasolinera para luego llevarlas a la calle Xàtiva y el tráfico estaba funcionando cerca».

En esta comisión quieren ver si pueden «regresar a Marqués de Sotelo, eso sí, adelantando unos metros las fallas para respetar los planes de seguridad porque no tenemos más demarcación», añaden.

En San Vicente-Periodista Azzati quieren reunirse con las distintas concejalías para estudiar con tiempo la posible reubicación de las fallas. Según indica el presidente, Miguel del Barrio, las pasadas fiestas tenían la falla grande en avenida del Oeste con Padilla; la infantil en Padilla con San Vicente y la carpa en la calle Requena. Afirma que no fue práctico porque estaba todo dividido «y para ir a la carpa teníamos que atravesar la ofrenda en la calle San Vicente y por la avenida del Oeste, donde se concentraban las comisiones y en la parte trasera de la carpa, en la calle Requena, también había fallas formando».

Del Barrio apunta que hubo comerciantes y vecinos que no querían la falla y las furgonetas gastronómicas en el nuevo emplazamiento «y el día de la cremà alguien lanzó un bote de cristal desde lo alto y podía haber causado daños». En la comisión opinan que lo ideal sería volver a Periodista Azzati.

 

Fotos

Vídeos