La falla Cuba advierte de que no montará luces si el plan de evacuación es tan restrictivo

Cuba. Proyecto de luces de Cuba-L. Azorín de 2018. /jesús signes
Cuba. Proyecto de luces de Cuba-L. Azorín de 2018. / jesús signes

Sueca prescinde de los espectáculos de encendidos para que el Ayuntamiento rebaje las medidas en su demarcación

LOLA SORIANO

Los espectáculos de luces que todos los años iluminan Valencia durante Fallas en Ruzafa pueden tener los días contados. De hecho, la comisión de Cuba-Literato Azorín advierte de que si el plan de evacuación del Ayuntamiento de Valencia es tan restrictivo como el pasado año, no montarán luces.

Dejan bien claro que ya no se trata de si harán espectáculos de luces o no en determinadas horas, sino que barajan no poner la instalación en su demarcación estas Fallas.

Explican que si el plan de seguridad contempla las mismas medidas y calles de evacuación que el pasado ejercicio, es inviable montar las luces. «No estamos en contra de la seguridad, pero pensamos que se podía revisar y ver opciones para no salir tan perjudicados», indica Juan José Giménez, presidente de Cuba.

Menguzzato afirma que el plan que se aplique dependerá de si hay o no espectáculos

Detalla que «la decisión de poner o no luces no dependerá de nosotros, sino del plan del Ayuntamiento. No se trata de no querer, pero habrá que ver si no podemos».

Giménez argumenta que las pasadas Fallas «en nuestra demarcación cerraron todas las calles, salvo el tramo entre Cuba y Centelles, desde las 18 horas hasta las 2 de la madrugada, y los vecinos tenían problemas para acceder a sus casas. De hecho, un residente no pudo por 10 metros acceder a su aparcamiento y tuvo que esperar hasta las 2.15 horas de la madrugada para entrar».

El aumento de las calles designadas para la evacuación también generó problemas a los falleros. «No pudimos acceder al casal. Los niños no podían estar ni en la puerta, cuando pensamos que podían haber hecho parte de la calle de evacuación y dejar un trozo para la zona de actividades, ya que el pasado año no nos concedieron ninguna».

Según Giménez, «ni pudimos hacer actividades, ni tener a los niños cerca del casal, ni hacer paellas». Además añade que esto ha tenido consecuencias «porque varias familias, ante la imposibilidad de que los niños estuvieran junto al casal, se han dado de baja». Y es que en esta demarcación se cerraron al paso Literato Azorín, entre Cuba y Sueca, parte de Cuba, Pintor Gisbert.

A esta consecuencia se une una más de tipo económico. Y es que varios patrocinadores «ante la inseguridad que hay sobre el tema nos han dicho que no lo tienen claro y que se retiran», comentan en Cuba.

Insisten en que «la seguridad es lo primero, pero nos gustaría que se pudiera revisar el tema, sentarnos a hablar para que se aplique pero sin salir tan perjudicados». Apuntan que han estado consultando con expertos opciones «y pensamos que se podría diseñar un plan más razonable, que no incumpla normativas, pero que tampoco dé problemas».

A la pregunta de cuándo tomarán la decisión, apuntan que están ya en tiempo de descuento. «La semana que viene tenemos que ver si hacemos la contratación del proyecto o no y eso dependerá de la decisión que tome el Ayuntamiento», comenta José Juan Giménez.

En todo caso insisten en que «si las medidas son tan restrictivas, lamentándolo mucho por los valencianos, no podremos. Sólo pondríamos las luces alrededor de la falla para iluminarlas».

En la vecina falla de Sueca-Literato Azorín también reconocen que las medidas les limitaron. Ante esta situación, la decisión que han tomado es no hacer espectáculo de encendidos de luces.

Sí montarán portalón y luces decorativas, pero no harán pases de música y efectos de luces a horas determinadas. El pasado año ya disminuyeron este tema y en esta ocasión, han decidido eliminarlo.

Desde la comisión detallan que «no queremos que Ruzafa esté sitiada o con toque de queda. Como lo que preferimos es que la gente, tanto vecinos como visitantes puedan acceder, dejamos de hacer espectáculos para que no se produzcan las concentraciones de los encendidos», comenta José Pedro Ros.

Afirman que han optado por adaptarse. «Hemos tenido una época muy buena, histórica, ya que fuimos los pioneros en los espectáculos, pero si van a aplicar el mismo plan por hacer este evento, pues no se hace».

Recuerdan que el pasado año tuvieron zonas de evacuación desde Sueca a Centelles y entre Cuba y Sueca «y el mercadillo lo tuvimos que encajar y reducir de 100 a 50 metros, prescindiendo de puestos».

Además, tampoco quieren que estas restricciones afecten a los vecinos «ni a los hosteleros, porque el año pasado a las 19 horas ya tenían que recoger las terrazas y no podían sacarlas hasta el día siguiente. No queremos que les afecte ni que la gente no tenga la opción de parar en el recorrido de visitas de fallas a tomarse algo sentado», comenta Ros.

Eso sí, comentan que «esperamos que al no tener espectáculo de encendido de luces, el Ayuntamiento no aplique las mismas medidas».

Respuesta

En ambos casos las fallas quieren que el Ayuntamiento mueva ficha y haga público el plan. La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, explica que «el plan dependerá de las decisiones que tomen las comisiones, según las actividades o encendidos que planteen». Añade que debe conocer si finalmente hacen espectáculos de encendidos o no «porque eso será determinante».

Argumenta que «si se mantuvieran los espectáculos, el plan tiene que ser el mismo, pero si hay la mitad de actividades o no hay espectáculos, el plan se modificaría».

Menguzzato recuerda que este plan «se impulsó por las aglomeraciones que se producen en determinadas horas por los encendidos en la zona y genera problemas de seguridad. Si se encienden las luces pero no hay momentos puntuales de espectáculo, ni se masifica la gente, entonces se revisaría. Queda pendiente una reunión».

La edil afirma que ya tuvo hace un mes y medio una reunión con falleros y con la agrupación de Ruzafa, donde Sueca ya dijo que no hacía encendidos, pero añade que no estuvo Cuba. Por su parte, desde esta Cuba detallan que no fueron invitados «y llevamos desde abril esperando que nos reciban y nos aclare qué plan aplicará», indica Giménez.

Por otro lado, el presidente de Cuba explica que en Torrejón de Ardoz «hace unos años vieron el modelo de luces que hacíamos las fallas y vinieron a conocerlo y es el propio Ayuntamiento el que organiza y monta los espectáculos ahora para Navidades. Quieren promocionar la ciudad y apuestan por las luces y aquí cada vez hay más impedimentos». De hecho, Giménez acudió ayer a esta localidad como invitado.

Otra falla que todavía no sabe qué proyecto de luces montarán es la de Malvarrosa. En este caso, no es por seguridad, sino porque «mucha veces el fallo de los jurados desmoraliza. Llevamos muchos años luchando y tener buenos espectáculos para ofrecer a los valencianos y luego no es que no nos dieran el primero o segundo premio, sino que fue el cuarto cuando el público no pensaba igual». indica José Candela.

 

Fotos

Vídeos