Dimite Juan Vicente Mateu como secretario general de la Federación de Bandas

Juan Vicente Mateu, ex secretario general de la federación. :: Fsmcv/
Juan Vicente Mateu, ex secretario general de la federación. :: Fsmcv

Con un carácter conciliador, se ha ganado el respeto de las sociedades musicales durante los diez años que ha ostentado el cargo

OCTAVIO HERNÁNDEZ BOLÍN VALENCIA.

El secretario general de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana, Juan Vicente Mateu, ha presentado su dimisión por motivos personales. Juanvi, como es conocido en los ambientes musicales de la Comunitat, comenzó sus actividades de gestión en la Federación de Bandas ejerciendo de secretario en la Junta Comarcal de la Costera. En ella ya compartía responsabilidades con su gran amigo Vicente Cerdá, hoy flamante presidente de la Confederación Nacional de Sociedades Musicales de España.

Después, durante dos años, ejerció de presidente provincial de Valencia. Con la entrada de Josep Francesc Almería como presidente del colectivo, pasó a ocupar el cargo de secretario general de la Federación de Sociedades Musicales, responsabilidad que ha ejercido ininterrumpidamente durante los últimos 10 años.

De carácter conciliador y trato cordial, Mateu se ha sabido ganar el respeto de las sociedades musicales a las que ha representado. Su forma atenta de relacionarse con todas las bandas le han hecho ser una persona muy querida y apreciada dentro del colectivo musical.

«Allá donde he ido siempre he sido muy feliz: Visitando infinidad de pueblos y asistiendo a centenares de conciertos; conociendo de cerca cuál es su realidad y sus necesidades. Siempre he sido bien recibido y el trato hacia mí siempre ha sido encantador. Una de nuestras tareas es acercarnos a nuestras propias sociedades. Las bandas aún nos ven -a la Federación- como algo lejano y por eso siempre han valorado el hecho de que vayas a su casa y asistas a alguno de sus conciertos. Era algo que se sentía en el ambiente: el orgullo de saberse acompañados en su propia casa y así poder mostrarte el trabajo que se hace en cada pueblo».

Otra de las cosas que nos destacaba Juan Vicente Mateu era la cohesión y el apoyo recibido por sus propios compañeros: «Si he durado tantos años ha sido por ellos. Por el soporte que he recibido de todos mis compañeros de la diferentes juntas por las que he pasado e incluso por el apoyo de los propios empleados de la Federación. Siempre me he sentido arropado por todos, lo que ha hecho que todo fuera más fácil».

Con la experiencia de todos estos años de gestión Mateu se reconoce un poco cansado: «Ahora es el momento de hacer otras cosas. En casa tenemos familiares muy mayores a los que hay que atender y me apetece tener más tiempo para mi vida personal. Tiempo para compartirlo con mi esposa Mª Dolores Marzal, mi incansable compañera en tantos viajes por la Comunidad Valenciana. Muchas veces la conocían a ella más que a mí», comenta con una sonrisa. «Siempre que ha podido me ha acompañado haciendo que mi trabajo fuera mucho más llevadero. Demostrándome su paciencia ayudándome en mis responsabilidades. Ahora es el momento también de pensar más en nosotros».

«Hay que saber entrar, hay que saber estar y hay que saber salir», asegura en un momento de la entrevista. «Y hay que saber hacerlo todo con los mismos principios que han guiado mi trabajo en todos estos años: con modestia y discreción», concluye.

Por sus años de gestión y servicio al colectivo, Juan Vicente Mateu se ha ganado el respeto y la amistad de músicos y directivos. Todos han encontrado en él una mano abierta y un consejo cordial y acertado. Sin duda la cara más amable de una Federación que necesita transmitir cercanía a sus casi 550 sociedades musicales asociadas.

Como reconoció el nuevo secretario general en funciones José Manuel Fernández, «mejorar el trabajo realizado por Juanvi será, en cualquier caso, imposible, pero vamos entre todos a intentar que al menos pueda igualarse».

Fotos

Vídeos