El Consistorio clausura las paelleros para regular su uso con una ordenanza

Las instalaciones de los paelleros. /lp
Las instalaciones de los paelleros. / lp
REDACCIÓNRocafort

l Ayuntamiento de Rocafort ha clausurado temporalmente los paelleros municipales hasta que «dispongamos de una regulación que limite adecuadamente el aforo y solucione los problemas de convivencia que denuncian muchos vecinos», como ha señalado el alcalde, Víctor Jiménez. Este cierre ha venido provocado por las quejas vecinales.

«Los paelleros son una alternativa de ocio muy adecuada pero es evidente que hay que regular su uso para eliminar molestias perfectamente evitables para muchos vecinos. Siempre hemos defendido la necesidad de una regulación», apunta Jiménez.

También advierte de que, ante la posibilidad de que sea la Policía Local la que vigile la zona, que «los agentes hacen muy bien su trabajo. No podemos pedir que estén allí permanentemente durante los fines de semana ya que deben atender muchas otras obligaciones y sería irresponsable exigirles que dejen de hacerlo». En este sentido, añade que «es más prudente regular su uso y clausurar temporalmente estas instalaciones. Lo han pedido numerosos vecinos y la práctica totalidad de las formaciones políticas».

De esta forma, las instalaciones municipales permanecerán clausuradas hasta que se apruebe una normativa eficaz que limite el acceso, el aforo, la música y otras normas elementales de convivencia.

La intención es poder reabrirlos en el mes de julio con más garantías para los usuarios y para los vecinos, que no cause tantas molestias y con una organización más razonable a la hora de reservar los espacios de las mesas y las sillas, con preferencia para los vecinos. «A la vista está que la actual regulación, a través de la ordenanza de convivencia, es insuficiente, y por eso vamos a mejorarla», explica el alcalde.