Adaptar la digitalización para ser productivos

Rafael Barba, José Luis Carbonell, Javier Palau, Maite Marín, Lola Agulló y José Teruel junto a Daniel Zurriaga./Fotos: DAMIÁN TORRES
Rafael Barba, José Luis Carbonell, Javier Palau, Maite Marín, Lola Agulló y José Teruel junto a Daniel Zurriaga. / Fotos: DAMIÁN TORRES
Los expertos invitados a la mesa de trabajo de LAS PROVINCIAS explican la influencia de los cambios tecnológicos en sus empresas y sectores
SANDRA PANIAGUA.

La digitalización y la implantación de las nuevas tecnologías en los diferentes aspectos de la vida es algo con lo que convivimos desde hace poco más de veinte años. Sin embargo, la llegada del 5G, la inteligencia artificial en el hogar, la penetración de la fibra, las ciudades inteligentes, los robots en las fábricas, la televisión a la carta y la implantación de la comunicación instantánea han provocado o están provocando una gran disrupción en todos los sectores económicos y en las familias.

«Ha cambiado la forma de relacionarnos con las clientas»

«Ha cambiado la forma de relacionarnos con las clientas» José Teruel. Director de laboratorio FIV del equipo de Juana Crespo

Sobre todo esto han hablado en la mesa de expertos sobre digitalización, organizada por LAS PROVINCIAS, los expertos de diferentes sectores Rafael Barba, director de organización de Caixa Popular; Lola Agulló, adjunta a dirección y directora de recursos humanos de Milar Comelsa; Maite Marín, directora del complejo educativo Mas Camarena; Javier Palau, jefe de proyectos de Ribera Salud; José Teruel, director de laboratorio FIV del equipo de Juana Crespo; y José Luis Carbonell director médico de Mediterránea Médica.

Casos prácticos

Diferentes sectores se dieron cita en la mesa de expertos para exponer sus casos y de qué forma integraron la digitalización y las nuevas tecnologías en sus empresas.

En Caixa Popular, señala Rafael Barba, «entendemos la tecnología como una herramienta más que en los últimos años se ha presentado como estandarte de los cambios y, principalmente, la vemos como herramienta para mejorar eficiencia».

«Tenemos un gran reto para que no nos arrastre a un uso inapropiado»

«Tenemos un gran reto para que no nos arrastre a un uso inapropiado» Lola Agulló. Adjunta a dirección y directora de RRHH de Milar Comelsa

En el sector del comercio, Lola Agulló explicaba que el avance tecnológico les obligaba a «estar en continuo movimiento porque cambia tan rápido. Creo que tenemos un importante reto para hacer que sea una herramienta y que no nos arrastre a un uso inapropiado o ineficiente. Debemos introducir lo bueno de la digitalización en la organización y en los procesos. Además, en Milar creemos que una de las partes más importantes es la de la comunicación entre todos los que formamos la empresa, con los clientes, los proveedores, etc.»

Maite Marín apuntaba que la educación es uno de los sectores que mayor importancia y responsabilidad tiene con la digitalización y la tecnología, ya que de su mano depende el aprendizaje de los más pequeños, ya nativos digitales, en este complejo mundo. «En Mas Camarena la transformación digital tiene dos vías: una es la parte educativa y otra la organización. Somos un centro altamente tecnológico y nuestro objetivo es que los alumnos cambien su forma de aprender, que el alumno sea el centro y no el profesor, y estos cambios van muy rápido. Debemos enseñar a los niños, que cada vez son más digitales, sobre todo uso correcto de las tecnologías. Estamos cambiando el sistema que tienen los niños de almacenar la información y de trabajarla, esto también cambia a las familias porque los deberes y las preguntas ya no dependen sólo de los libros», señalo.

«Tenemos una doble vertiente: la de gestión y la propia de la medicina»

«Tenemos una doble vertiente: la de gestión y la propia de la medicina» Javier Palau. Jefe de proyectos del grupo Ribera Salud

En el campo de la sanidad, los representantes de las tres compañías presentes estuvieron de acuerdo en señalar que es un sector en el que la tecnología está muy presente y en el que es necesario invertir para incorporar las últimas novedades para poder mejorar la atención al paciente, incluso ayudarle a prevenir enfermedades. Además, todos apuntaron que hace falta una mayor inversión en el sector público pero todos comprendían que los procesos administrativos son más complejos que en la privada y que una cooperación entre ambas facetas es una de las soluciones más viables.

Javier Palau, de Ribera Salud, explicaba que «la nuestra es una compañía que nació ya comprometida con estos temas de digitaliación. Nació de la mano del Hospital de Alcira, que fue el primero que tuvo la historia clínica digitalizada. Y no hemos dejado de crecer. Por el tipo de sector somos empresas complejas y, además, tenemos la particularidad de trabajar con personas que tienen problemas de salud más o menos graves. Tenemos esa doble vertiente en la digitalización y la tecnología que es la de los procesos internos de la empresa y aquella que es propia de la profesión médica que son altamente tecnificados. Otro punto importante es el de la sostenibilidad de un sistema que debe pasar a ser proactivo para conocer a los pacientes, saber quienes son, anticiparnos para prevenir las enfermedades o tener mejores resultados».

Una de las áreas de sanidad que incorpora más avances es el de la reproducción asistida. José Teruel, de Juana Crespo, explicaba que «la tecnología va muy rápido y debemos adaptarnos. La aplicamos a la seguridad de las pacientes y la forma de relacionarnos con ellas pero también en el laboratorio ya que la investigación y la incorporación de nuevos avances es más que necesaria. Sobre todo a nivel de la genética, en la que se tienen en cuenta a la hora de seleccionar los donantes, cultivar los embriones... con todo ello aportamos, gracias a las imágenes, un valor añadido».

Por su parte, José Luis Carbonell, de Mediterránea Médica, señalaba que su centro es puntero a nivel nacional y mundial. «Siempre nos hemos movido en el campo de los derechos reproductivos de la mujer. La digitalización está más que hecha tanto en la maquinaria con la que trabajamos como en la comunicación con los pacientes. Sin embargo, esto va más allá ya que la investigación y la aplicación de esas nuevas tecnologías salvan vidas. Nosotros estamos incidiendo en la investigación con las células madre y somos pioneros en Valencia».

«La consideramos una herramienta para mejorar la eficiencia»

«La consideramos una herramienta para mejorar la eficiencia» Rafael Barba. Director de organización de Caixa Popular

Los seis expertos afirmaron que el exceso de información es, en parte, uno de los problemas de la tecnología ya que hace que las personas estén más dispersas y que «cuando nos acostumbremos a este boom será cuando aprendamos a segmentar y centrar la mirada y la atención en las cosas que realmente importan».

Esta sobreinformación, explicaron Rafael Barba y Lola Agulló, ha hecho cambiar la relación con el cliente ya que «cuando acude a las diferentes tiendas ya tiene toda la información sobre el producto que quiere comprar. En ocasiones conoce mejor el producto que el propio vendedor, señalaba la adjunta a dirección de Milar, y, por lo tanto, debemos ser capaces de enamorar a ese cliente», a lo que Barba añadía que «se debe ser capaz darle ese valor añadido para que el cliente se quede contigo».

Educación y sanidad

La educación y la sanidad fueron los principales protagonistas de la mesa de trabajo, ya que por su idiosincracia tienden a ser sectores de referencia. «Tenemos que entender la tecnología como la gente joven, nosotros en educación estamos tratando con la 'generación Z', que quieren y buscan la inmediatez y tienen mucha información donde elegir, por lo que los sistemas y programas educativos se deben adaptar a esa forma de ver el mundo y aprender», explicaba Maite Marín.

Sin embargo, no todo depende del sector de la educación sino que la administración y la legislación tiene mucho que ver porque «no podemos tener un sistema educativo del s. XIX, con profesores del XX y alumnos del XXI». Con el tiempo, la tecnología permitirá personalizar la educación para cada alumno y esto se logrará, según comentaba la directora de Mas Camarena, al añadir el big data, analytics, y la adaptación de las diferentes herramientas que las grandes empresas tecnológicas están lanzando al mercado.

«La investigación y la aplicación de las tecnologías salvan muchas vidas»

«La investigación y la aplicación de las tecnologías salvan muchas vidas» José Luis carbonell. Director médico de Mediterránea Médica

Respecto a la sanidad, José Teruel apuntaba que «entre la pública y la privada cada vez la brecha es mayor ya que la inversión que cada una de ellas hace no tiene parangón». Esta idea era completada por el director médico de Mediterránea Médica quien añadía que «la iniciativa privada se mueve por investigación. Nos hemos tenido que reinventar».

En cuanto a la gestión pública en la mesa señalaron que una cosa es la gestión pública y otra cómo la gestionas, ya que según apuntaron «la gestión pública no está definida para la eficiencia sino que está pensada para garantizar que las cosas se cumplen y, por ello, se tienen una parámetros de burocratización que no permite la agilidad que tiene la privada». Sin embargo, tanto Teruel, Palau como Carbonell comentaron que «la cooperación entre lo público y lo privado es necesario y el escenario ideal ya que en muchas ocasiones la investigación y el desarrollo es demasiado costoso y sólo la pública puede llevarlo a cabo». En este sentido, Lola Agulló apuntaba que «debe existir una colaboración entre todos los actores de cualquiera de los sectores».

En referencia a la capacidad de inversión, todos estuvieron de acuerdo en señalar que invertir dinero en investigación y nuevas tecnologías es más rentable que no hacerlo. «Como ejemplo de esto, señaló el jefe de proyectos de Ribera Salud, está el tema de los fármacos contra la Hepatitis C. Las pastillas eran especialmente caras pero gracias a su administración se han evitado realizar muchos transplantes de hígado». Al hilo de esto, José Luis Carbonell, decía que «lo mismo sucede con la investigación y utilización de las células madre. En el tema de la artrosis es 'tan sencillo' como sacar grasa del abdomen, procesarla, extraer las células madre e inyectarla. Con esto evitas tener que poner prótesis. Se calcula que el 80% de los pacientes que se tratan con células madre no tiene que ponerse prótesis». Por su parte, el director del laboratorio FIV del equipo de Juana Crespo explicaba que «se echa de menos que haya una fluida comunicación de las diferentes investigaciones que se realizan en los distintos campos ya que muchas de esas nuevas tecnologías pueden tener varias aplicaciones en los diferentes sectores de la sanidad o, en definitiva, de cualquier campo».

«No podemos tener un sistema del siglo XIX con profesores del XX y alumnos del XXI»

«No podemos tener un sistema del siglo XIX con profesores del XX y alumnos del XXI» Maite Marín. Directora del complejo educativo Mas Camarena

En la mesa de trabajo se habló también de la brecha digital pero todos los presentes señalaron que cada vez es menor o casi inexistente, ya que los que ahora tienen 70 años cuando comenzó toda esta revolución tenían 50 por lo que están algo familiarizados. Además, «todo es cuestión de actitud, ya que hay jóvenes que no saben utilizar ciertas tecnologías y personas mayores que las utilizan perfectamente».

Conclusiones

Entre las conclusiones a las que se llegaron en la mesa de trabajo está la responsabilidad que se tiene de cara a la sociedad, ya que la brecha entre lo publico y privado, tanto en educación como en sanidad, cada vez es mayor y, en el primero de ellos se está formando a los futuros ciudadanos.

Esa educación debe tener mucho de ética y de saber utilizar correctamente la tecnología. Además, hay que dotar a los más jóvenes de las cualidades que en un futuro próximo el mundo laboral va a exigir. Hay que salir al mundo, ver lo que se está haciendo y adaptar a cada sector, aquello que mejor lo haga evolucionar.