Foro Valencia Sin Barreras

«La columna vertebral de la inclusión es la accesibilidad universal»

Mónica Oltra, durante el Foro 'Valencia sin barreras'./Irene Marsilla
Mónica Oltra, durante el Foro 'Valencia sin barreras'. / Irene Marsilla
El Foro 'Valencia sin barreras' congregó ayer a expertos en materia de discapacidad que señalaron las virtudes de trabajar por un diseño global y hacerlo desde el inicio de los proyectos
SANDRA PANIAGUA

El Centro Cultural Bancaja se convirtió ayer en el epicentro de la accesibilidad, la inclusión social y el diseño universal. El Foro 'Valencia sin barreras: caminando por la inclusión social', organizado por LAS PROVINCIAS en colaboración con Intu Spain e Ilunion Comunicación Social, congregó a expertos en la materia ante más de un centenar de personas.

Los asistentes pudieron escuchar los beneficios que tiene para la sociedad crear diseños accesibles desde la concepción misma del proyecto, así como el hecho de contar con asesores con voces expertas en la materia. Los presentes reivindicaron la puesta en marcha de la normativa que realmente permita crear ciudades y sociedades accesibles e inclusivas, no sólo desde el aspecto de la eliminación de las barreras arquitectónicas, sino del resto de barreras presentes como en la formación, educación, empleo, etc.

El acto contó con la presencia de Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas y Secretaria y portavoz del Consell, que fue la encargada de inaugurar el foro.

Tras su intervención comenzó una mesa redonda en la que participaron José Manuel Pichel, delegado de la ONCE en la Comunitat Valenciana; Luis Vañó, presidente de CERMI Comunitat Valenciana; Juan Mondéjar, presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana (Cocemfe); y Pilar Soret, directora comercial de Ilunion Tecnología & Accesibilidad. Todos trataron temas como la situación actual de la accesibilidad y la eliminación de las barreras, la necesidad de implantar diseños universales, la rentabilidad tanto para empresas como para las administraciones de invertir en ello, la oportunidad de implantarlo desde el inicio del proyecto por ejemplo con las nuevas tecnologías o el hecho de que todos en algún momento de la vida somos personas dependientes o con algún tipo de discapacidad.

Pilar Soret, directora comercial de Ilunion Tecnología & Accesibilidad apuntó que «tenemos que señalar que, a pesar de que las empresas y las instituciones están incorporando expertos en accesibilidad a los proyectos que emprenden, en muchos casos depende del interés de la persona responsable en ese momento». Por eso mismo, entiende que la situación no ha mejorado demasiado. Del mismo modo, dijo que hay dar un suspenso a la accesibilidad de en materia de nuevas tecnologías ya que «estamos construyendo con barreras; todas las webs públicas deben ser accesibles y muchas no lo son, pero no sólo eso sino que muchas empresas no saben ni lo que es la accesibilidad», dijo. Añadió a reglón seguido que «queda mucho por hacer y una de las medidas podría ser aplicar sanciones cuando no se cumpla la normativa como sí ocurre en países como Estados Unidos».

Sin barreras

A lo largo del foro, se comentaron los beneficios de invertir en un diseño universal del que se pueda aprovechar todo el mundo, ya que invirtiendo en eliminar las barreras para los discapacitados también se favorece al resto de la sociedad. «Quiero señalar unos ejemplos en positivo de lo que se está hablando. En cuanto al turismo, logramos instalar ocho maquetas en distintos monumentos de Valencia para que las personas ciegas pudieran conocer los edificios». Sin embargo, añadió que también las usan los guías turísticos para explicarlos a los turistas. Otro ejemplo, «reivindicamos baños para minusválidos durante las Fallas y de ello también se aprovecharon las falleras que con los trajes les es complicado entrar. A esto me refiero con lograr diseños universales, diseños para todos», comentó José Manuel Pichel, delegado de la ONCE en la Comunitat Valenciana.

Al hilo de esto, Luis Vañó, presidente de Cermi Comunitat Valenciana, apuntaba que «la verdad es que si se pudieran resolver todos los problemas de accesibilidad y se lograra llegar al diseño universal no existirían los discapacitados. Es una cuestión de derechos humanos y hay que equipararlos al resto de derechos como el sanitario, empleo o educación». Para asegurar luego que «la accesibilidad universal es necesaria para el 40% de la población e imprescindible para un 10%, pero lo que está claro es que es importante para todo el mundo» y añadía que «cuando se hace algo se debe pensar en accesibilidad total, por ejemplo en los eventos, habría que tener subtitulación, lengua signos, etc». En este sentido aseveró que tenemos que pensar todos en esto, empezando por los políticos, los empresarios y, cuando hablamos de supresión de barreras y la accesibilidad universal, pensar que en este primer concepto se benefician los de movilidad reducida pero en el segundo es toda la sociedad. La accesibilidad es la columna vertebral de la inclusión, es el derecho de derechos».

Directora Comercial de Ilunion Tecnología & Accesibilidad

Pilar Soret

«Los proyectos, en muchos casos, dependen del interés del responsable». «Hay que trabajar en formación e información»

Presidente de Cocemfe

Juan Mondéjar

«En temas de discapacidad, la base se empieza desde la infancia». «Los límites no los debemos poner nosotros»

Presidente de Cermi Comunitat Valenciana

Luis Vañó

«Si todo fuera accesible no existirían los discapacitados». «La normativa sobre espacios en 2017 se ha incumplido»

Delegado de la ONCE en Comunitat Valenciana

José Manuel Pichel

«Las maquetas de los edificios no sólo las usan los ciegos». «Las falleras también aprovechan los baños para minusválidos»

En tono reivindicativo, Vañó señaló que se ha incumplido la normativa por la que en 2017 todos los entornos debían ser accesibles y que creía que hay que criticar contundentemente la escasa conciencia que existe sobre la importancia de la accesibilidad ya que seguimos viendo que se impide el acceso a determinados lugares o disfrutar de determinados servicios por las barreras existentes.

«Hablamos de que los edificios se construyen con una buena base y en temas de discapacidad esta base hay que empezarla desde la infancia. Hay muchos niños con discapacidad y tienen problemas en los colegios y se encuentran con profesores o instituciones que no se comprometen. Esto es la base de todo, la primaria, la formación o la universidad. Luego también tenemos la denuncia del transporte urbano, los autobuses, los trenes... no están adaptados y llevamos años a la espera que esto se normalice, hay un compromiso por parte del Estado pero no se lleva a cabo», apuntaba Juan Mondéjar, presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana (Cocemfe), que también comentaba que «los límites los debemos poner nosotros, tenemos que eliminar las barreras de nuestra cabeza. Hablamos del ciclo vital, autonomía personal, las tecnologías, etc.».

A las conclusiones que se llegó tras la mesa redonda es que se debe que seguir trabajando por ese diseño universal. «Hay que trabajar en todos los sentidos pero sobre todo en formación e información. No se trata de llegar después sino de incorporarlo desde el inicio. Es una cuestión del conocimiento, concienciación que se lleva trabajando desde hace tiempo y también es un tema de sensibilidad personal y social», señalaba Pilar Soret. Por su parte, Vañó aportaba que «la accesibilidad no es un costo sino una inversión en inclusión, la accesibilidad no tiene que ser una característica sino tiene que ser una tendencia social» y Mondéjar añadía que «hay que hablar de accesibilidad en el patrimonio cultural, comercio, transporte, las TIC, la vivienda, empleo de calidad, etc.».

El acto de ayer asistieron Julián Quirós, director de LAS PROVINCIAS, y los directores del departamento comercial y de Marketing del periódico, Daniel Zurriaga y Carlos Rial, respectivamente.

Mónica Oltra: «La discapacidad hay que situarla en el entorno, no en la persona»

Mónica Oltra.
Mónica Oltra. / Irene Marsilla

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas y secretaria y portavoz del Consell, fue la encargada de inaugurar el acto. Dio las gracias a los presentes, organizadores y patrocinadores por la posibilidad de visibilizar temas como la accesibilidad y la inclusión social así como sensibilizar a la sociedad. También señaló la importancia de nombrar las cosas para lograr hacerlas realidad. «Aquello que no se nombra no existe, lo que no se pone en palabras no existe ya que el ser humano aprende a través de la palabra. Por eso es tan importante hablar de inclusión, la accesibilidad y de la eliminación de las barreras. Aseguró que el lema 'Valencia sin barreras' «es muy potente; nombrar así a la ciudad es decir que es amable, abierta, acogedora y el reflejo de una sociedad que es así». Oltra hizo hincapié en que no sólo son las barreras físicas las que hay que eliminar. « No sólo estamos hablando de barreras físicas, hay que señalar que hay muchas que muchas veces son más difíciles de eliminar que las físicas. Todos contamos y la equidad se hace necesaria para llegar a la igualdad, como las barreras mentales o los perjuicios». Añadió que también tenemos que nombrar otras barreras como el estatuso las socioeconómicas, que hacen que no podamos tener una sociedad inclusiva». Entre las ideas que lanzó sobre Igualdad y Políticas Inclusivas destacó el hecho de que la discapacidad no está en la persona sino en el entorno. «Creemos que la discapacidad hay que situarla en el entorno no en la persona. Hay que tener esa mirada necesaria para detectar estas cosas que nos impiden ser autónomos. No soy yo la que tiene la discapacidad y me debo adaptar sino que es el entorno el que debe facilitar que cualquier persona pueda transitar autónomamente y de forma lo más cómoda posible».

Arenere: «Intu Mediterráneo será el centro más accesible de Europa»

Salvador Arenere, consejero de Intu Spain.
Salvador Arenere, consejero de Intu Spain. / Irene Marsilla

Salvador Arenere, consejero de Intu Spain, clausuró el acto refrendando el espíritu inclusivo y reivindicativo que en la mesa redonda se había tratado ya que «en el ADN de Intu está la apuesta por la accesibilidad y la diversidad» como demuestran todos sus proyectos. Arenere explicó a los presentes los dos proyectos que tienen en estos momentos en marcha así como aquellos que ya están en funcionamiento. Tras exponer los centros ya en fiuncionamiento, aseguró que «trabajamos en el Intu Mediterráneo de Paterna, que será el centro de ocio y comercio más accesible de Europa» En la actualida Intu Spain tiene tres centros centros comerciales: uno en Madrid, otro en Asturias y un tercero en Zaragoza. El Intu Xanadú de Madrid es el más accesible», señalaba Arenere, quien añadía que «en estos momentos el proyecto que tenemos más avanzado es el Intu Costa del Sol de Torremolinos. Y lo será gracias al convenio firmado con Cermi y nuestro compromiso de hacerlo un 10% por encima de la normativa en contratación de discapacitados. Aspiramos a que el centro de Paterna tenga la certificación Breean, que reconoce a nivel mundial su cumplimiento». Arenere señaló que «para Intu el diseño universal es un aspecto clave y hay que hacerlo desde el inicio, desde el diseño de los proyectos para lograr una sociedad más inclusiva».