«No podemos dar formación en el siglo XXI con modelos del XX»

Pere Soriano Puchol./JF
Pere Soriano Puchol. / JF
Pere Soriano Puchol, director de Ciclos Formativos de Florida Universitària
Javier Falomir
JAVIER FALOMIRValencia

La UCEV (Unió de Cooperatives d'Ensenyament Valencianes) y la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana pusieron en marcha la pasada semana la jornada 'Cooperant la FP' que se desarrolló en las instalaciones de ValenciaLAB, con el objetivo de reflexionar y poner sobre la mesa cuestiones sobre cómo debe enfocarse la Formación Profesional Dual, contando con la colaboración y la complicidad tanto del sector empresarial como de las administraciones. Tras la presentación por parte del director general de Economía, Emprendimiento y Cooperativismo, Francisco Álvarez, coordinó la primera parte de la jornada Pere Soriano, director de Ciclos Formativos de Florida Universitària, quien posteriormente contestó a las preguntas de Coopera.

- ¿Serviría como eslogan de esta jornada la frase que habéis destacado: 'de formar por la empresa a formar con la empresa'?

- No hay duda de que asistimos a una etapa en la que la complicidad entre las empresas y los centro educativos ha de ser máxima. Y es necesario que esa complicidad crezca, porque las necesidades de la empresa pasa por contar con personal con una formación especializada para poder ser competitivas. Los centros de FP, por otra parte, no podemos estar formando a gente en titulaciones que ya no están en la vanguardia. No se puede formar a los alumnos en el siglo XXI con unos modelos del siglo XX.

- ¿El problema es que las necesidades de la empresa evolucionan más rápidamente que la capacidad formativa?

- Las necesidades de una empresa hoy día son diferentes y es cierto que evolucionan a un ritmo mucho más rápido que los centros formativos o la administración, a los que les resulta imposible ir a la misma velocidad. Esa situación hace que exista una tendencia general en Europa de buscar encuentros entre las empresas y los centros educativos puesto que necesitamos que esas empresas nos sirvan de faro para saber hacia donde dirigirnos. Encontrarnos con las posibilidades que ofrece la FP Dual es muy interesante, para poder planificar, desarrollar y evaluar la formación. Y así queremos trabajar de cara a un futuro de empleabilidad.

- Comentaba antes que hay titulaciones que prácticamente desaparecen antes de que el alumno acabe su ciclo formativo.

- Es un hecho que la realidad del sistema productivo hace que muchas titulaciones se hayan quedado anticuadas o necesiten de una nueva instrumentación. Y no es menos cierto que estamos formando a alumnos en profesiones que habrán desaparecido en un futuro casi inmediato o que no sabemos cuanto durarán. Paralelamente van apareciendo otras especializaciones en el ámbito de la TIC o de las finanzas para las que no estamos preparados. Necesitamos renovarnos porque los niños de ahora son rotundamente diferentes a los de hace sólo cinco años en base a las nuevas tecnologías. Sería una pantomima, por decirlo de alguna manera, que el sistema formativo y los centros de FP se quedarán fuera de juego en esa realidad

- ¿La idea de esta iniciativa es que las empresas cooperativas formen prioritariamente a los alumnos de los centro cooperativos?

- En el sector empresarial del mundo cooperativo valenciano se ha ido poniendo sobre la mesa la necesidad de una colaboración activa con los centros de formación, y parece lo más idóneo que esos centros sean también cooperativos. Pero eso no significa en ningún caso que se esté trabajando en esa línea de una forma exclusiva o unidireccional, porque realmente no hay una FP de centro cooperativo que no sea intercambiable con la de cualquier centro público. En lo que sí trabaja mientras tanto la administración es en encontrar la complicidad de los dos sectores, el formativo y el productivo. Se necesitan planes estratégicos de colaboración que se traduzcan en modelos concretos.

- En ese sentido, se habla mucho del modelo vasco como un buen referente.

- Hay diferentes modelos que funcionan muy bien o razonablemente bien, como el alemán, el suizo o el austriaco. No obstante, lo que decimos a menudo es que no hace falta irse tan lejos y podemos fijarnos en el modelo vasco que comienza con la formación en alternancia y se ha desarrollado de forma constante y consistente con excelentes resultados. De hecho el paro juvenil en el País Vasco es un 30% más bajo que en el resto de España gracias su FP Dual, Es cierto también que el tejido productivo es diferente allí, pero no es eso lo que marca la diferencia, sino la labor que hemos hecho.

Historiador del Arte y pedagogo

Licenciado en Geografía e Historia, especialidad de Historia del Arte, por la Universitat de València. Realizó un curso de especialización de Didáctica de las Ciencias Sociales en la Universidad de Roma. También hizo un curso de especialización de Ciencias Sociales en la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana y un curso de Alta Dirección de Empresas en ESADE. Su trayectoria profesional se ha desarrollado desde 1985 como director técnico de los Proyectos Pedagógicos de Intercambios Internacionales del Ins

titut d'Iniciatives Infantils. Ha sido presidente de Florida Centre de Formació, director de Formación Secundaria Obligatoria y de Ciclos Formativos de Grado Superior en Florida Secundaria. Fue director del Área de Formación y Empresa de Florida Centre de Formació, director pedagógico del Àrea d'Innovació i Estudis Superiors de Florida Universitària. Actualmente comparte su actividad profesional con la docencia en Florida Universitària. En el marco de Gestió i Direcció de Centres Educatius ha participado en numerosos congresos, seminarios y cursos como consultor y ponente.

- ¿Hay un modelo específico de FP cooperativo?

- No, no hay un modelo de FP Dual cooperativo que sea diferente a los que funcionan ya. Lo que hace falta es construir unas bases en consonancia con la realidad. Al igual que hace falta mirar adelante y que los análisis del pasado no nos impidan caminar. Tenemos que hacer un valor de las fortalezas y reconvertir las debilidades para que nos sirvan de ejemplo. Lo que intentamos desde la enseñanza cooperativa es encontrarnos todos los sectores implicados y aprovechar sinergias.

- Es curioso que la FP Dual esté ahora tan de moda cuando tiene su origen tras la Segunda Guerra Mundial.

- La FP ha arrastrado siempre un lastre no sólo en España sino también en Europa. No obstante a la Alemania de la posguerra le sirvió para llevar a cabo la reconstrucción de país. Tal vez porque era el único modo. Paralelamente a este lastre se consideraba que la gente más inteligente debía estar en el ámbito universitario. Esa es una ida que no resiste ningún análisis desde el sentido común, pero es una consideración muy generalizada. Actualmente en toda Europa se considera que la FP forma especialistas de muy alto nivel y con una gran capacidad de especialización en muchos sectores. De hecho hay más de 200 especialidades. Y Europa considera que un profesional de la FP puede ocupar un nivel tres.

Es evidente que desde el punto de vista estratégico hay que desarrollar ese tipo de profesionales porque van a situar a Europa en una posición muy competitiva sin quitarles espacio a los titulados universitarios. Tenemos muchos alumnos que de la FP pasan a la universidad y al revés. Y precisamente esos que viene de la FP están muy bien preparados.

- Y en todo este entramado formativo ¿qué papel ha jugado y juega Florida Universitària?

- El origen de Florida, en el año 1977, es el de una escuela de FP y de capataces. Más tarde evolución en esa línea y a finales de los 80 fuimos un centro experimental pata la reforma de las enseñanzas medias. Dimos formación para el empleo y formación continua para la empresa. Y ya en los años 90 comienzan nuestras reflexiones para entrar en el ámbito universitario con las primeras titulaciones en empresariales, siempre adscritos a la Universitat de València.

Luego hemos ido creciendo y diversificado titulaciones y ahora tenemos grados y másteres de muchos tipos como ingenierías, turismo o en 3D pero la FP sigue siendo un aspecto formativo importante. En FP tenemos unos 1.000 alumnos de los 3.000 que hay actualmente en Florida. Nosotros, junto con las escuelas cooperativas que forma parte de la UCEV, sentamos unas bases de reflexión sobre la FP de manera permanente y nos encontramos con regularidad para debatir estrategias de cooperación.