Cooperativa Agrícola Sant Ambròs

La Cooperativa lleva 60 años dando sustento a los vecinos de Aín

En breve se cambiará la ubicación de la tienda a los bajos del ayuntamiento. /LP
En breve se cambiará la ubicación de la tienda a los bajos del ayuntamiento. / LP
ADRIÁN BACHEROCastellón

Ser agente dinamizador de Aín. Este es el principal objetivo, año tras año, de la Cooperativa Agrícola Sant Ambròs, una entidad que se constituyó en 1958. Su origen fue consecuencia de que los fundadores vieron una salida en la socialización de los precios para minimizar la monopolización de los comercios locales de la época.

Los jóvenes impulsaron su creación para poder disfrutar y mejorar los servicios de su pueblo. Actualmente, la cooperativa está ubicada en pleno 'corazón' del Parque Natural de la Sierra Espadà y centra su actividad en dos divisiones perfectamente compartimentadas.

Por un lado está el bar-restaurante, regentado por una familia del municipio y, por el otro, un establecimiento que comercializa productos básicos.

El presidente de la Cooperativa Sant Ambròs, Jaume Miravet, considera que «la cooperativa supone el sustento del pueblo. Junto con el Ayuntamiento, son las instituciones que componen su columna vertebral y lo mantienen por el bien de la calidad de vida de todos los vecinos, veraneantes y visitantes de Aín», y añade que «somos muy pocos vecinos aquí y no tenemos el afán por comercializar los productos que pueden tener otros, eso sí, aquí primamos por encima de todo la calidad de los productos y el trabajo de siempre adaptado a los recursos actuales para que la gente lo aprecie. Esa es la clave de nuestro éxito, la que nos ha permitido mantenernos durante tantos años. No buscamos maximizar el beneficio, sino apoyar al socio en materia agrícola, así como ofrecerle productos de gran nivel».

Cambio de instalaciones

Cabe destacar que una de las próximas acciones que llevará a cabo la cooperativa será el cambio de ubicación de la tienda de alimentación, situada en la plaza Nueva de la localidad. «Las nuevas instalaciones se trasladarán al edificio del Ayuntamiento de Aín. Con ello conseguimos evitar la barrera física de los escalones que tenía el antiguo edificio para ubicarlas en una planta baja de fácil acceso. Además, el espacio es mucho más grande y cuenta con un almacén muy espacioso», destaca Miravet, quien agrega que «debido al envejecimiento de nuestros vecinos, es totalmente necesario este cambio, con el objetivo de facilitarles su acceso».

Asimismo, Miravet señala que «nos quedan todavía muchos años por delante, ya que intentamos hacer las cosas diferentes. Por ello, estamos cambiando el modelo de negocio para mantenerlo, entre semana, enfocado a los vecinos que están aquí todo el año y, de cara al fin de semana, para las personas que vienen a hacer senderismo y ciclismo, o simplemente turismo rural. Apostamos por ofrecer los productos de calidad de nuestra provincia que tan buena acogida tienen».

Otro de los puntos destacados gira en torno al número de socios que integran la cooperativa, ya que hoy en día la cifra se sitúa cerca de las 100 personas. «Sí que es verdad que hemos llegado a ser muchos más socios, que para un pueblo que ronda los 130 habitantes es toda una hazaña».

Temas

Aín