Rivera promete sancionar los homenajes a terroristas en un acto marcado por las amenazas

Un edificio luce un gigantesco lazo amarillo donde Ciudadanos da el mitin en Renteria. /
Un edificio luce un gigantesco lazo amarillo donde Ciudadanos da el mitin en Renteria.

El líder de Ciudadanos afirma que modificará la Ley de Víctimas, en un mitin en Rentería en el que la Ertzaintza ha escoltado a los asistentes ante el acoso de los radicales

FERNANDO SEGURASan Sebastián

Albert Rivera ha asegurado este domingo en Rentería que si es presidente modificará la Ley de Víctimas para sancionar a las personas o ayuntamientos que «amparen homenajes a terroristas». El líder de Ciudadanos ha señalado que con esta medida pretende impedir actos como el reciente recibimiento en esa localidad al preso Kepa Etxebarria, quien intentó asesinar a un funcionario de Martutene. «Os pensáis que son 'gudaris', pero no os engañéis, son asesinos», ha espetado el dirigente liberal a los cientos de simpatizantes de la izquierda abertzale que rodeaban la plaza de los Fueros, donde se desarrolló un mitin cargado de tensión.

Que el acto iba a ser movido se veía a primera vista. Los edificios que rodean la plaza han amanecido con grandes lazos amarillos colgados de la fachadas. Un amplio operativo policial ha mantenido a distancia a los radicales que no han dejado de insultar a los asistentes al mitin, al tiempo que desde algunos balcones se golpeaban cacerolas y cencerros.

Pese a este clima de acoso, Rivera ha conseguido trasladar al centenar de simpatizantes las iniciativas que llevará adelante en el caso de ser presidente. Además de la citada modificación de la Ley de Víctimas, impulsará un cambio en la legislación electoral «para que los 200.000 vascos que tuvieron que irse de Euskadi por el terrorismo puedan votar aquí». A su vez, propondrá una medida «que no gustará ni al PNV ni a Bildu. Exigiremos un mínimo del 3% de los votos para tener representación en el Congreso, porque no puede ser que un 5% de españoles que quieren cargarse el país condicionen al 95% que nos queremos dar la mano».

Diecinueve asesinatos

Rivera ha recordado que Rentería es una de las localidades que más ha sufrido el terrorismo, con 19 asesinatos. En este sentido, se ha comprometido a proporcionar los medios necesarios a la Policía y a la Justicia para que resuelvan los 379 asesinatos que quedan por esclarecer». Rivera se ha felicitado de que ETA haya sido «derrotada, pero ahora tenemos otro problema: el nacionalismo, el cáncer de Europa y de España». En el mitin también ha participado Maite Pagazaurtundua, candidata a las europeas, quien se ha encarado con quienes les insultaban y les ha espetado: «No sois antifascistas, sois matones abertzales».

Las intervenciones de Rivera y de Pagazaurtundua han sido interrumpidas en numerosas ocasiones por sus simpatizantes con gritos de «¡Libertad! Libertad!», mientras desde los balcones arreciaban los golpes a los cencerros y cacerolas. A ellos se dirigió Rivera diciéndoles: «Contra la España de las caceroladas, ideas. Contra la imposición, libertad».

Tras finalizar el mitin se han vivido los momentos de mayor tensión. Los asistentes han tenido que esperar dentro del recinto vallado de la plaza hasta que la Ertzaintza ha establecido un pasillo de seguridad y ha realizado cargas para despejar la calle. El centenar de simpatizantes de Ciudadanos ha realizado el recorrido hasta los autobuses que los habían llevado a Rentería entre gritos de «fascistas» y «asesinos».