La vivienda se encarece al menor ritmo desde la salida de la crisis

Varios bloques de pisos en construcción en el PAU de Sanchinarro, en la zona noreste de Madrid. /EFE
Varios bloques de pisos en construcción en el PAU de Sanchinarro, en la zona noreste de Madrid. / EFE

En clara desaceleración, eleva su precio medio un 2,7% en tasa anual el primer semestre y se prevé que 2019 sea el año de incremento más moderado en el último lustro

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El sector inmobiliario sigue arrojando datos que avalan la ralentización de su crecimiento, e incluso permitirían hablar de un aterrizaje suave. Por ejemplo, el precio de la vivienda ha moderado su ritmo de subida hasta niveles que no se veían desde la salida de la última crisis, según los últimos datos publicados este viernes por el INE.

El encarecimiento medio de las casas el primer semestre fue solo del 2,7%, lo que salvo cambios inesperados provocará que termine el año no mucho más allá del 5,5%. Esto situaría a 2019 como el ejercicio del último lustro en que menos aumente el coste de la vivienda, y el primero desde 2014 en que se eleve por debajo del curso anterior. Los portales inmobiliarios apuntan una «tendencia a la moderación», sobre todo en las zonas que lideraron las alzas al inicio de la recuperación, como Madrid, Barcelona y otras grandes ciudades, también en la costa.

Ferrán Font, jefe de estudios de Pisos.com, constata que los inmuebles nuevos siguen aumentando sus precios a un ritmo superior que los de segunda mano. Su homóloga en Fotocasa, Beatriz Toribio, apunta que la evolución de precios «seguirá siendo positiva y muy dispar según las zonas», aunque estima que la moderación en su crecimiento «se intensificará a medida que avance el año», este caso empujada por el propio contexto macroeconómico (nacional e internacional) y el riesgo de una nueva crisis global.

Por ahora, el segundo trimestre registró una subida interanual del 5,3% en el valor de la vivienda, un punto y medio menos que el dato registrado de enero a marzo y tres por debajo del alza con que cerró 2018. Es el incremento a doce meses vista más reducido desde comienzos de 2017, cuando el negocio del 'ladrillo' inició su última gran escalada de precios.

¿Qué gastos tiene comprar una casa?:


Más la vivienda nueva

Comparado con las cifras del trimestre anterior, la desaceleración se acentúa más hasta subir el coste solo un 1,2%, la mitad de lo que lo hizo en la primavera de 2018 y su avance más reducido desde que a finales de 2013 el país empezara a salir de la crisis. Incluso en la vivienda nueva los precios bajaron un 0,4% en tasa trimestral, frente al avance del 1,4% en las casas de segunda mano.

Según el índice de precios (IPV) del INE, el coste de los inmuebles para vivir es un 24,5% más caro que en 2015. Mientras, en la curva de valores se estaría ya en niveles del verano de 2011, cuando la caída del sector parecía imparable. Y las casas nuevas, a la vista de los datos, estarían más cerca de los máximos previos a la burbuja.