Zeleros: Un tren para unir Valencia con el futuro

Los tres fundadores de Zeleros, Daniel Orient, David Pistoni y Juan Vicén. /LP
Los tres fundadores de Zeleros, Daniel Orient, David Pistoni y Juan Vicén. / LP

La firma Zeleros desarrolla un sistema para viajar hasta 1.000 kilómetros por hora y prevé ponerlo en marcha en cinco años | La 'startup', que acaba de recibir el premio Emprendedor XXI, construirá en 2020 una pista de pruebas en Parc Sagunt

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Un inventor inglés llamado George Medhurst propuso hace 200 años introducir vehículos dentro de tubos al vacío para reducir pérdidas aerodinámicas. Cien años después, en Rusia, el profesor Boris Weinberg comenzó a investigar cómo hacer levitar el transporte de forma magnética para reducir las pérdidas por fricción que se generan en los trenes en el contacto de la rueda con el carril. Ahora, en 2019, son algunas las empresas que se acercan a esa idea y que pueden traer al presente semejante medio de halo futurista. Entre ellas se encuentra la compañía valenciana Zeleros, que desarrolla un sistema de transporte sostenible para viajar a velocidades de hasta 1.000 kilómetros por hora, pero con reducidos costes energéticos y de infraestructuras.

Todo comenzó hace cuatro años, cuando cinco estudiantes de la Universitat Politécnica de Valencia fundó el equipo universitario Hyperloop UPV con el objetivo de participar en la competición de Elon Musk, CEO de la empresa aeroespacial SpaceX y que convocó a ingenieros de todo el mundo a proponer ideas sobre un nuevo medio de transporte revolucionario. En esa aventura se embarcaron los ingenieros aeronáuticos Daniel Orient, Germán Torres y Ángel Benedicto, y a los industriales David Pistoni y Juan Vicén, acompañados por el profesor Vicente Dolz, experto en mecánica de fluidos.

En Enero de 2016, Hyperloop UPV viajó a Texas, donde se celebró la primera competición, y consiguió el Premio a Mejor Diseño y Mejor Sistema de Propulsión. Con este reconocimiento, el valenciano se proclamó como el único equipo español en obtener un premio en el certamen, lo que también le otorgó una notable repercusión internacional. El galardón le abrió las puertas de otras empresas y organizaciones interesadas en apoyar el proyecto, entre ellas Nagares y Altran.

La empresa estudia si entrar en Silicon Valley o Cambridge para su internacionalización

«Entre esta y la siguiente competición se produce un impás, ya que Elon no aclara muy bien plazos ni requisitos para participar. Esto hace que Germán y Ángel terminen sus estudios y acepten otras ofertas», cuentan desde la mercantil, compuesta actualmente por 15 personas en Valencia, además del apoyo que recibe de otras 15 en Altran.

No obstante, tres de los cinco fundadores de Hyperloop UPV decidieron seguir con el proyecto y hacer una llamada a nuevos miembros para preparar las siguientes competiciones. «Además, de forma paralela Daniel, David y Juan fundan la empresa, Zeleros, en noviembre de 2016 para llevar el desarrollo a un nivel comercial», comentan fuentes de la empresa.

El nacimiento de Valentia

Desde entones, los jóvenes apoyaron al equipo universitario y crearon el primer prototipo de 'Hyperloop' español, el Atlantic II. Además, también desarrollaron el primer tubo de pruebas en España. «Con una longitud de 12 metros y situado en la Politécnica, esto marca un antes y un después en el desarrollo del proyecto», indica la empresa, que el pasado mes de julio presentó en Los Ángeles (California) su segundo prototipo, apodado Valentia.

Según el CEO de la compañía, David Pistonii, su propuesta se diferencia de la competencia en sus reducidos costes. «Algunas empresas americanas implementan una tecnología muy cara que dispara el coste por kilómetro, por lo que no es efectivo para cubrir largas distancia. Nosotros hemos reducido la complejidad de la pista y la mayor parte de la tecnología está en los vehículos», explica el joven empresario.

De este modo, Hyperloop UPV mutó hasta convertirse en una de las 'startups' más sonadas de España y que acaba de recibir el Premio Emprendedor XXI de CaixaBank por su particular tren del futuro. Con este reconocimiento, la firma valenciana podrá escoger un programa de acompañamiento internacional en Silicon Valley o en Cambridge. «No lo tenemos decidido todavía», pronuncia Pistoni.

«La siguiente fase es incluir todas las tecnologías en un mismo vehículo y construir a principios del año que viene una pista de pruebas en el parque industrial Parc Sagunt», concreta Pistoni. Por lo que respecta a su comercialización, el CEO de la firma estima que en cuatro o cinco años se ponga en marcha para transporte de mercancías y en ocho o nueve para pasajeros.

Más