La construcción registra menos de la mitad de empleo que al inicio de la crisis

Trabajadores en un edificio en construcción en Valencia. / Jesús Signes
Trabajadores en un edificio en construcción en Valencia. / Jesús Signes

La región lideró el aumento de la ocupación en servicios en junio pero obtuvo el peor dato de paro en el séptimo mes desde 2008

LAURA PAVÍAValencia

El sector de la construcción en la Comunitat Valenciana registró unos niveles de ocupación durante el segundo trimestre del año por debajo de los índices alcanzados en el inicio de la crisis, según los datos publicados por la Encuesta de Población Activa (EPA).

Concretamente, la construcción dio empleo a 137.000 personas entre abril y junio de 2019, menos de la mitad de lo que se registró en el segundo trimestre de 2008, cuando la ocupación en este sector fue de 300.700 personas.

Una tendencia similar padeció el sector de la industria en la región valenciana. Según los datos publicados por la EPA, durante el segundo trimestre de este año la industria registró 60.300 ocupados menos que en el mismo periodo de 2008. Concretamente, entre abril y junio de 2019 empleó a 363.200 personas, mientras que en 2008 fueron 423.500 los ocupados.

La industria dio trabajo a 60.300 personas menos que en el mismo periodo de 2008

Por su parte, el sector servicios siguió una tendencia contraria y presentó unos datos positivos en el sexto mes del año. A pesar del aumento del paro en junio, este sector lideró el aumento del empleo. Aunque todas las comunidades autónomas presentaron tasas interanuales positivas en los datos de empleo del sector servicios respecto al mismo mes de 2018, la región fue la que registró el mayor incremento de la ocupación, con una subida del 3%, mientras que Baleares se anotó el menor (+0,2%).

A nivel nacional, el sector servicios registró un aumento de su facturación del 2,2% el pasado mes de junio en relación al mismo mes de 2018. Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de los servicios aumentó un 4% respecto al mismo mes del año anterior, tasa seis décimas por debajo de la del mes de mayo.

Los datos del INE reflejan que el empleo en este sector creció en junio un 1,6% respecto al cierre del sexto mes del ejercicio precedente. Con este repunte, el sector suma ya 63 meses de crecimiento interanual de la ocupación. Por otro lado, las ventas del comercio registraron una subida del 0,7% en junio, mientras que la facturación de los otros servicios presentó un aumento interanual del 4,9%.

El incremento de la facturación del comercio se debió al avance en un 2,3% de las ventas del comercio mayorista, ya que la facturación en el sector minorista retrocedió un 0,1% y la venta y reparación de vehículos y motocicletas cayó un 5,4% interanual.

No obstante, esta tendencia no se mantuvo en toda la temporada de verano y en julio el sector servicios registró una tasa de ocupación cuya tendencia se asemeja a la de la construcción y la industria y ni siquiera la temporada turística consiguió compensar la caída del empleo en la Comunitat.

CC OO denuncia la precariedad laboral y los preocupantes datos en la temporada turística

Así lo reflejan las cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en relación al número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la Comunitat, que aumentó en 639 personas en julio. Esta cifra supone una subida del 0,18% respecto a junio y sitúa el total de desempleados en 351.969, el peor dato de paro de un mes de julio desde 2008.

Así lo denunció CC OO, cuya secretaria de Formación y Empleo de la organización en la Comunitat, Ana García, señaló que «a la precariedad laboral que se ha instalado en nuestro mercado de trabajo se le suma el preocupante incremento del paro en plena temporada turística».

Además, pese a estar en un mes donde la temporada turística está en pleno auge, los condicionantes estacionales no han contribuido a un buen dato en el sector servicios, donde se registró un mayor aumento del número de parados, con 796 personas más respecto al mes de junio. Le sigue el sector de la construcción, con 738 parados más, y el de la agricultura, con un aumento de 230 personas desempleadas. No obstante, el sector industrial se salva de este aumento y reduce el número de desempleados en 391 personas, junto al colectivo sin empleo anterior, que redujo su cifra en 734 personas.

Estos datos, unidos a los ofrecidos por la encuesta de población activa correspondiente al segundo trimestre del año del INE, según la cual el nivel de ocupación conjunta creció con menos intensidad que en otros territorios y decreció incluso en algunos sectores, confirman que la economía sigue ralentizándose.