Telefónica lanza en junio su televisión de internet para competir con Netflix y HBO

Una escena de la serie 'Juego de tronos', que emiten tanto la plataforma HBO como Movistar. /HBO
Una escena de la serie 'Juego de tronos', que emiten tanto la plataforma HBO como Movistar. / HBO

La operadora busca más «oportunidades» para crecer con un Movistar para coche, ventas de seguros y mayor atención al cliente más 'premium'

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

«Queremos llevar el mejor entretenimiento a los hogares españoles». De esta forma celebraba Telefónica el pasado 10 de diciembre la llegada de Netflix a la oferta de canales de su televisión Movistar. Este jueves, cuatro meses y medio después, anunciaba que el socio se convierte ahora en competidor, aunque mantendrán sus acuerdos actuales.

Y es que el grupo que preside José María Álvarez-Pallete ultima su asalto al mercado televisivo de internet a través de una plataforma propia. Será en junio y, en principio, bajo la misma marca. La experiencia no es del todo nueva para la multinacional, que ya contó con la hoy extinta Yomvi cuando cerró la adquisición de Canal Plus España en julio de 2015, un servicio de vídeo bajo demanda (VOD) que permitía ver una programación similar a través de la tecnología de 'streaming' vinculada al tamaño de ancho de banda.

Ese mismo método marcará su nuevo servicio, con lo que de inicio Telefónica busca clientes que usan mucho internet, aunque no requiere que ya sean suyos. Su objetivo es «ganar relevancia en la vida» de los usuarios, y como éstos consumen cada vez más televisión a través de la Red –plataformas internacionales de pago como Netflix, HBO y Amazon Prime mantienen un crecimiento sostenido gracias a ello– no puede dejar de estar allí.

«Universalizar». Esa es la palabra utilizada este jueves por el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, para definir su objetivo de liderar la televisión de pago en España a través de todas las vías de emisión posibles. Para ello empezará con un precio competitivo –ocho euros al mes– y una oferta que permite competir con los gigantes estadounidenses del sector: sus dos canales propios, #0 y #Vamos, los eventos deportivos más relevantes de Movistar (LaLiga, Champions, NBA, ACB y Fórmula 1, etc.) y una biblioteca con más de 300series y documentales, 270 películas y 60 programas en servicio bajo demanda, propios o de terceros.

En la operadora esperan que, además de ganar clientes nuevos, consigan que otros que ya tienen decidan contratar paquetes convergentes. «Más del 80% de nuestros usuarios de banda ancha lo hacen», apuntó Gayo, quien añadió que su pretensión también es «popularizar» la televisión de pago «entre los españoles hasta acercarla a los niveles de los países de nuestro entorno». Para ello ofrecerán a quienes utilicen su plataforma de internet una línea móvil de Movistar sin coste extra, solo pagando según su consumo.

Mayor atención a Fusión

En esta estrategia de «capturar las oportunidades de crecimiento que se presentan en el mercado español», avanzada por Álvarez-Pallete en sus últimas comparecencias–su filial nacional encadena siete trimestres creciendo en ingresos en el segmento residencial– se incluye también el suministro de internet de 10 megas a segundas residencias de sus clientes. Su coste, eso sí, será más reducido: de 15 a 30 euros según el paquete Fusión que se tenga.

Eso será en junio, como su televisión por internet y el nuevo servicio reforzado de atención al cliente, denominado Priority y sin coste adicional. Pensado en un principio para sus 1,5 millones de usuarios de Fusión, contará con agentes «especializados» y expertos tecnológicos.

Antes del verano verá la luz Movistar Car, su apuesta para dotar de conectividad wifi al coche –con servicios adicionales ante averías o accidentes– y después entrará en el negocio de los seguros, como ya lo ha hecho en las finanzas con Movistar Money junto a CaixaBank para conceder créditos rápidos desde el pasado día 10: hasta 3.000 euros en menos de 48 horas, con un interés del 16,5% y más de tres años de plazo para devolver el dinero.