Rodríguez Piñeiro pedirá a la Comisión que el acuerdo de Mercosur incluya cláusulas de salvaguarda con carácter preventivo

La eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero./LP
La eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero. / LP

La eurodiputada del PSPV ha señalado que globalmente este es un acuerdo «muy beneficioso» para la Comunitat

ALBA DE JUAN

La eurodiputada del PSPV, Inmaculada Rodríguez Piñero, ha anunciado que pedirá a la Comisión Mercosur cláusulas de salvaguarda con carácter preventivo ante la amenaza de riesgo del sector citrícola y que está Comisión pueda trabajar de oficio para que no recaigan los costes en este sector.

El acuerdo de liberalización EU-Mercosur integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay (más Venezuela, ahora suspendida, y Bolivia, en fase de adhesión) sigue siendo punto de discrepancia entre formaciones políticas. Este acuerdo acarrearía un notable incremento de las importaciones agrícolas baratas que lleguen a Europa, particularmente frutas y hortalizas, pero sobre todo los cítricos.

Piñero ha señalado que globalmente este es un acuerdo «muy beneficioso» para la Comunitat ya que se trata de un acuerdo no sólo comercial, si no político y de cooperación. Y que befeciaria a muchos de los sectores punteros como son el textil que pasaría de un 35% en costes arancelarios a cero, el mueble que de 18% no pagaría aranceles o la cerámica que del 20% quedaría liberalizado de aranceles.

La eurodiputada se ha mostrado muy preocupada por la industria del zumo, ya que dice es una forma «importante» de nivelar los precios de los productos citrícolas, por lo que asegurado está pensando mecanismos para otorgar subvenciones a los productores de zumo valencianos.

La socialista ha acusado al Partido Popular de haber cerrado el acuerdo de Mercosur de forma «opaca» y ha explicado que por tanto el acuerdo se encuentra en estos momentos «cerrado técnicamente».

En cuanto a las discrepancias con otras formaciones políticas Rodríguez Piñeiro ha señalado que «muchas veces se toman posiciones sin conocer bien el tema», en regencia a las acusaciones que se hicieron sobre ella como las de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, quien mostró semanas atrás su negativa a este tratado y que según indico el acuerdo europeo con Mercosur es una «agresión al campo valenciano», y acusó a las socialista de ir «en contra del sector agrario alimentario valenciano.