Una plaga de Sudáfrica ya afecta a Túnez y amenaza a la citricultura europea

Naranjas con manchas producidas por el hongo 'Guignardia'. / ava
Naranjas con manchas producidas por el hongo 'Guignardia'. / ava

El hongo 'Guignardia Citricarpa' mancha las naranjas y las deja sin valor comercial, por lo que está declarada la cuarentena en la UE

V. LL.

valencia. Inspectores fitosanitarios de la UE han detectado el hongo 'Guignardia Citricarpa' en cítricos importados de Túnez, según ha alertado la organización agraria Asaja, que recuerda la peligrosidad de este patógeno, por ahora todavía no presente en los cítricos europeos, y la necesidad de que se extremen todos los controles en fronteras para tratar de evitar que entre.

Aunque los cítricos infectados son de Túnez, esta plaga (conocida también como 'black spot' o mancha negra por los efectos que causa) procede de Sudáfrica, por lo que es evidente su peligrosa progresión: ahora ya está en la cuenca sur del Mediterráneo, en las puertas de España y resto de la UE.

Como media, cada nueve meses llega al campo valenciano una nueva plaga procedente de otros países; como no encuentra enemigos naturales, el patógeno se expande con mucha rapidez y virulencia, provocando estragos a los que el agricultor no puede hacer frente, porque no dispone de plaguicidas debidamente autorizados. Al ser un problema nuevo, nadie previó antes cómo afrontarlo, y sólo cuando es más que evidente su dañina presencia comienza a ponerse en marcha la lenta maquinaria. Para cuando llega a disponerse de nuevas 'armas', los daños ya son cuantiosos.

De ahí que lo más razonable es mantener estrictas políticas de vigilancia y prevención: extremar los controles de la UE para interceptar de inmediato cualquier riesgo.

Las organizaciones europeas de citricultores llevan lustros alertando sobre el peligro de la 'mancha negra' en cítricos importados, y de hecho ha habido múltiples rechazos de Sudáfrica, sin que ello haya bastado para que Bruselas incremente adecuadamente los controles en todas las fronteras, también en los puertos del norte de la UE.