Estudian cambios en la jubilación de los trabajadores que han cotizado muchos años

La comisión del Pacto de Toledo estudiará la reivindicación de la Asociación de Jubilados

Un operario trabaja en la calle. /Efe
Un operario trabaja en la calle. / Efe
JOSÉ M. CAMARERO

La comisión del Pacto de Toledo, la encargada de las pensiones en el Congreso, estudiará la reivindicación de la Asociación de Jubilados de que con más de 40 años cotizados (Asjubi40) se eliminen los recortes que se aplican a las pensiones de las jubilaciones anticipadas en los casos en que los ciudadanos tienen acumuladas cotizaciones superiores a cuatro décadas en activo.

La presidenta de la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, se ha comprometido a trasladar a los partidos políticos este asunto tras entrevistarse este viernes con representantes de esta asociación y con la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera. En la reunión se ha estudiado la posibilidad de incluir esta posibilidad en alguna de las 20 recomendación que ha revisado el Pacto de Toledo y que podrían estar cerradas este año, como urge el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Esos coeficientes reductores aplican recortes de la pensión final con respecto a la que correspondería a ese ciudadano, que van del 1,6% al 2% por trimestre (entre un 6,5% y un 8% al año, respectivamente), dependiendo del tiempo cotizado. Existe un coeficiente reductor máximo del 2% por trimestre cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses; otro del 1,875% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses; otro del 1,750% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses; y un mínimo del 1,625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

El portavoz de Asjubi40 Francisco Martín señalaba que tras reunirse con Valerio ha constatado que existe buena disposición entre los partidos políticos y ha instado a que no se «pierda el consenso inicial» que le trasladaron los diputados para mejorar las condiciones de este colectivo de jubilados.

Martín ha recordado que la aplicación de estos coeficientes reductores está suponiendo una discriminación muy injusta y un perjuicio de por vida para los jubilados anticipados desde hace muchos años y en este sentido ha recordado que Escrivá ya afirmó durante su comparecencia en esta comisión que era «una situación injusta».

Barrera ha incidido que durante la crisis de 2008 y, «gracias a la desregulación de los ERE que trajo la reforma laboral, se despidieron casi cinco millones de personas de los que la mayoría eran mayores de 55 años».