Los testigos luminosos del coche que alertan de un problema serio si se activan

El salpicadero de un coche/Pexels
El salpicadero de un coche / Pexels

Los indicadores más importantes se encienden en rojo o amarillo

LAS PROVINCIAS

Puede que normalmente no se preste demasiada atención al salpicadero del coche, pero debemos saber que es ahí donde encontraremos la mayor información sobre nuestro vehículo y si le ocurre algún problema.

Todos los coches llevan instalados unos testigos luminosos a los que hay que prestar atención si se activan. Su objetivo: evitar que el coche y sus ocupantes se pongan en peligro.

Normalmente, su gravedad dependerá del color que tengan. Así, si los luminosos son de color verde, significa que se trata de algo meramente informativo; el amarillo, atención al detener el vehículo y, por último, si su testigo se ilumina en rojo deberá detener el coche inmediatamente.

Según informa la DGT, los más importantes son los de color rojo y amarillo, y siempre suelen estar en sitios visibles para que el conductor pueda distinguirlos con facilidad.

Estos son los pictogramas a los que hay que prestar mucha atención, tal y como informa la DGT:

Los que te pueden salir caros Cuidado con la temperatura del agua y el aceite
De izquierda a derecha: Aceite y temperatura del agua.
De izquierda a derecha: Aceite y temperatura del agua.

Los indicadores de 'temperatura del agua' y el del aceite son los más importantes y hay que parar de inmediato el coche si se encienden, pues hay muchas posibilidades de que el motor se averíe si no se hace.

Los preocupantes Fallo de motor, presión de inflado o ABS
Arriba y de izquierda a derecha: ABS, combustible y fallo del motor. Abajo y de izquierda a derecha: Hielo, presión de inflado y avería en el cambio automático.
Arriba y de izquierda a derecha: ABS, combustible y fallo del motor. Abajo y de izquierda a derecha: Hielo, presión de inflado y avería en el cambio automático.

Todos ellos nos permiten seguir nuestro camino pero habrá que estar atentos e incluso tomar decisiones en un breve espacio de tiempo, aconsejan desde la DGT.

Se trata de los testigos de 'fallo de motor', 'ABS', 'hielo', 'presión de inflado', 'avería de cambio automático' y 'combustible'.

Los habituales Suelen ir acompañados de una advertencia sonora
En el centro: Puertas abiertas. A la izquierda: Freno de mano (arriba) y warning (abajo). A la derecha: Cinturones (arriba) y antiniebla (abajo).
En el centro: Puertas abiertas. A la izquierda: Freno de mano (arriba) y warning (abajo). A la derecha: Cinturones (arriba) y antiniebla (abajo).

Son los más corrientes y desaparecerán del salpicadero si todo va bien. Además, en la mayoría de ocasiones van acompañados de una advertencia sonora. Se trata de 'puertas abiertas' (una vez iniciada la marcha), 'cinturones' (una vez iniciada la marcha), 'warning', 'antiniebla' y 'freno de mano' (arrancar el coche con él activado).

Los más novedosos Analizan los movimientos del conductor al volante
Arriba y de izquierda a derecha: Asistente cambio de carril y descanso. Abajo y de izquierda a derecha: Luz carretera automática y marcha recomendada.
Arriba y de izquierda a derecha: Asistente cambio de carril y descanso. Abajo y de izquierda a derecha: Luz carretera automática y marcha recomendada.

En un vehículo moderno se pueden encontrar multitud de pictogramas. Cada vez más coches incorporan un sistema que analiza los movimientos del volante y detecta cuando el conductor parece estar somnoliento o agotado. Entonces, este icono se ilumina en la instrumentación, junto con una leyenda que recomienda realizar una pausa y descansar. También hay muchos que ya cuentan con un indicativo de marcha recomendada o de un sistema de aviso de abandono de carril.