«La inversión industrial en Almussafes es la más alta en España de los últimos años»

El presidente de la marca en España, en el Salón de Ginebra.  :: lp/
El presidente de la marca en España, en el Salón de Ginebra. :: lp

José Manuel Machado, Presidente Ford España, valora los últimos años como los más importantes para la factoría desde su inauguración. «Vamos a fabricar los coches de más valor de Ford en Europa»

ALEX ADALID

José Manual Machado es uno de los directivos más conocidos de la industria automovilística española. Vinculado a Ford desde sus inicios, cuando recorría toda España a bordo de un Ford Fiesta con la apertura de nuevos concesionarios, Machado ha dirigido Ford en diferentes mercados exteriores antes de volver a España. Durante el Salón de Ginebra mantuvimos una profunda conversación con el presidente de la compañía

¿Cuáles han sido los cambios más importantes en la planta de Ford Almussafes en los últimos cinco años?

La factoría ha cambiado de forma radical ya que hemos construido una nueva planta de carrocerías para la fabricación del Mondeo, el Galaxy y el S-Max, que se suman al Kuga y al Connect. Ford Almussafes ha pasado de fabricar 150.000 coches a superar los 400.000 con una producción de más de 2.000 coches al día, y de modelos de un coste muy elevado, que aumentan el valor de las exportaciones y que requieren más componentes y por tanto más compras a los proveedores en España.

¿Cuál ha sido el coste de esta transformación y cómo ha cambiado a la empresa con esta inversión?

En el mundo del automóvil hay dos tipos de inversiones, una cuando llega un modelo que sustituye al modelo anterior y otra cuando llega un modelo completamente nuevo. En Almussafes hemos tenido varios modelos completamente nuevos en los últimos años que se han sumado a los que ya teníamos. Tanto con el Kuga como con el Connect se hicieron fuertes inversiones en la fábrica para adaptarla a los nuevos productos y capacidad de producción prevista. Con el Mondeo y los S-Max y Galaxy hemos ampliado la fábrica de una forma nunca vista antes, con más de 2.300 millones de euros, que es la mayor cantidad que se haya invertido en la industria del automóvil en los últimos años en España, y 120.000 nuevos metros cuadrados de fábrica en total. Ford Almussafes ha cambiado profundamente, ya que ahora fabricamos los coches de mayor valor de Ford en Europa.

¿Qué cambios han realizado los trabajadores para que se produzcan estos coches?

Fue fundamental la firma de un convenio por cinco años por primera vez en la historia de la empresa, un convenio que apostó por la flexibilidad laboral para poder mantener los salarios. De este modo ahora se producen coches de forma constante durante todo el año con un coste competitivo. Además hemos reducido de forma importante el absentismo laboral, al bajarlo de nueve a cuatro puntos, aunque tenemos que seguir trabajando en este aspecto. Con este convenio y las nuevas inversiones, la plantilla de trabajadores a tiempo completo ha pasado de 5.000 empleados en 2011 a 8.000 en 2014.

¿Cómo ha beneficiado la llegada de los nuevos modelos a los proveedores?

Con los coches que fabricábamos antes manejábamos un promedio de 7.000 piezas y con los de ahora unas 16.000, en parte por la mayor tecnología de toda la gama Ford y, sobre todo, porque los coches que fabricamos ahora son más grandes y sofisticados, con elementos como la tracción total, puertas correderas, sistemas de ayuda a la conducción. esto ha hecho que las empresas proveedoras crezcan y que vengan nuevas empresas de componentes. Sólo en el parque industrial que hay junto a Ford hay más de 5.000 empleados.

¿Qué repercusión ha tenido esta creación de empleo en la economía valenciana?

El empleo neto ha sido de 3.000 personas que le han dado un vuelco a la fábrica. Muchos de los empleados entraron con la apertura de la planta o en años posteriores, y por tanto teníamos una plantilla con una edad media elevada. La llegada de nuevos trabajadores y trabajadoras a la empresa ha supuesto un soplo de aire fresco que se nota en la planta, con mayor interacción entre las personas que trabajan en la misma. En cuanto a la economía valenciana, se nota en todo, ya que estas 3.000 familias y todas las que emplea la industria auxiliar salen a cenar o de compras, y dejan un importante flujo económico en el resto de empresas de la región debido a los coches que Ford fabrica y exporta.

Una de las reclamaciones de Ford a la Administración es la construcción del 'corredor ferroviario mediterráneo' para poder enviar los coches a Europa de manera más económica. ¿Cuándo estará terminado y qué supondrá para Almussafes?

Somos una fábrica que exportamos más de 80 por ciento de los coches que fabricamos aquí, y por tanto la facilidad de transporte es clave para la competitividad y el futuro. Casi todos ellos salen por barco, pero indudablemente si tuviéramos un corredor de ancho europeo podríamos enviar los coches a los mercados europeos con un coste menor, así que seguimos empujando a la administración para que lo termine cuanto antes. Pero este corredor no sólo es bueno para Ford, sino para otras empresas del automóvil y otras compañías que exportan. Además interesa que los trenes vuelvan cargados para reducir el transporte por carretera y mejorar de nuevo el precio de los componentes que importamos de Europa.

En los años de la crisis se han cerrado varias fábricas de automóviles en Europa ¿Por qué se ha salvado España y por qué se han anunciado el mayor número de adjudicaciones de nuevos modelos de la historia?

Las fábricas en España ya estaban montadas, y en medio de la crisis Ford decidió invertir aquí, gracias a la flexibilidad de los sindicatos, que nos han ayudado a mejorar la productividad sin bajar los salarios, sino trabajando de otra forma.

Como consecuencia de este esfuerzo Ford, a pesar de la crisis en España, vio que nuestro país era un sitio interesante donde invertir y fue la primera que anunció la producción de nuevos modelos en España de forma entusiasta, con el Kuga y el Connect. Después llegaron los Mondeo, S-Max y Galaxy, y lo cierto es que, en una industria tan competitiva como la nuestra, el resto de los fabricantes examinaron a fondo nuestras inversiones. El fenómeno, muy bien arropado por los sindicatos y el Gobierno, ha generado la tormenta perfecta en positivo, ya que las empresas vuelven a pensar en España como el país en el que fabricar automóviles y todas las fábricas cuentan ahora con nuevos modelos.

¿Qué modelo, de los fabricados ahora mismo en Valencia, es el más importante para la marca?

Con la gama más amplia de la historia todos nuestros coches tienen un gran valor, pero nos han sorprendido las exportaciones del Connect a Estados Unidos. En 2014 hemos enviado 60.000 unidades de las versiones altas de gama que se utilizan, por ejemplo, como taxi en ciudades como Nueva York, que tienen coches fabricados en Valencia circulando como servicio público. El Kuga es una estrella del mercado de los todo terreno, y los Mondeo, Galaxy y S-Max son los coches de mayor valor fabricados en España, los únicos de sus respectivos segmentos en fabricarse aquí.

¿Cómo ha contribuido Ford a la salida de la crisis?

El automóvil ha generado un estimulo en la industria de componentes y esta industria en el resto de la economía. El ministro de industria dice que cada euro invertido en la industria del automóvil genera 17 euros en la economía. Nos sentimos orgullosos de haber aportado un impulso a la recuperación económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos