El Ibex 35 pierde los 9.200 puntos lastrado por el freno en la economía

Sede de la Bolsa en Madrid. /Efe
Sede de la Bolsa en Madrid. / Efe

Los mercados de renta variable mundial se ven seriamente lastrados por las publicaciones de datos macroeconómicos nada positivos

RAÚL POZA MARTÍN

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha cedido hoy un 1,3%, caída que ha provocado la pérdida de los 9.200 puntos, con un último cambio en los 9.129,3 enteros. El selectivo ha pasado, en tan solo dos jornadas, de aspirar a los 9.300 puntos a aguantar sobre los 9.100. La publicación de datos macroeconómicos y las perspectivas económicas han sido las responsables de las caídas, no sólo en el indicador madrileño, sino en todos los mercados de renta variable del mundo.

La jornada ha arrancado en Europa con la resaca de un nuevo cierre en rojo en Nueva York y, sobre todo, con una jornada para olvidar en el mercado asiático. El Shangai Composite de la bolsa china cerró con un batacazo del 4% tras publicarse unos pésimos datos macroeconómicos que han arrojado un caída del 9% en el comercio exterior chino, el peor registro en tres años. Dato que enlaza directamente con las consecuencias de la guerra comercial, en la cual no termina de llegar el acuerdo y comienza a aparecer voces que prevén un retraso mayor aún que el ya descontado por el mercado.

Este escenario provoca incertidumbres y medios a la desaceleración de la economía mundial y, en Europa, se suma el Banco Central Europeo (BCE). Las decisiones y previsiones económicas lanzadas ayer por el organismo, rebaja en el crecimiento económico más el mantenimiento de los tipos de interés y una inyección de liquidez para el sector financiero menos favorables que con anterioridad, han seguido pasando factura a los indicadores europeos, con una caídas que han cogido más fuerza tras los datos conocidos en Asia.

De este modo, la jornada ya empezó con importantes caídas para los parqués del Viejo Continente, con el Ibex perdiendo desde los primeros intercambios de sesión la cota de los 9.200 puntos. El sector financiero y los valores cíclicos han sido los más castigados desde el arranque de la jornada. Por corta, el sector eléctrico se comportaba mejor ya que le es más favorable el abaratamiento de costes que presentó ayer el BCE.

La creación de empleo de EE.UU., otro golpe

Las caídas fueron siempre en aumento y tocaron otro punto álgido tras la publicación de los datos de empleo de Estados Unidos de febrero. Las nóminas no agrícolas se situaron en 20.000, muy alejadas de las 304.000 de enero o de las 181.000 que se esperaba el mercado. Por otro lado, la tasa de desempleo se situó en el 3,8%, 4% marcó en enero y un 3,9% se esperaba el mercado. Además, los ingresos medios por hora subieron al 0,4%, una décima más de lo que estimaba el mercado.

Tal y como anunciaban los futuros, y con el marco general de la jornada nada alentador, la Bolsa de Nueva York abrió con pérdidas generalizadas en sus principales indicadores y a cierre de mercados en Europa continuaba en números rojos.

De vuela al Ibex, los mayores retrocesos del selectivo fueron para Bankia, que cayó un 4,76%; Técnicas Reunidas, un 3,36%; ArcelorMittal, un 3,22%; IAG, un 3,2%, y Banco Sabadell, un 3,19%. Solo 6 valores han escapado de las pérdidas y han sumado leves subidas, más Aena y Merlin Properties que han repetido cotización: Cellnex ha subido un 1,78%; Indra, un 0,73%; Colonial, un 0,55%; Telefónica, un 0,26%, y Amedeus, 0,09%. En la semana, el Ibex ha retrocedido un 1,49%.

Del resto de la Bolsa española destaca Dia que ha cerrado la sesión con una subida del 5,99% tras autorizarse, por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la OPA presentada por LetterOne.

En el resto de Europa las caídas fueron encabezadas por Milán, cedió un 1,03%; Londres, un 0,74%; París, un 0,7%, y Fráncfort, un 0,52%.

Materias primas, divisas y deuda

El barril de crudo de Brent, referencia para Europa, también nota la rebajada de previsiones de crecimiento económico y los malos datos macro y se pagaba a 64,75 dólares, con las plazas europeas cerradas, al caer un 2,34%. La moneda comunitaria, el euro, se cambiaba por 1,123 unidades de dólar, en ese mismo momento, al subir un 0,3%, y continúa débil respecto al billete verde.

La prima de riesgo española concluye la semana en 99 puntos básicos con la rentabilidad del bono español a diez años en el 1,051%. Por su parte, el interés exigido al bono germano al mismo plazo o «Bund», referencia de solvencia para Europa y cuya diferencia con el español determina nuestro riesgo país, ha cerrado el viernes en el 0,069%.