El Ibex-35 frustra la reconquista de los 9.500, pero esquiva las pérdidas

El Ibex-35 frustra la reconquista de los 9.500, pero esquiva las pérdidas
EFE

La única Bolsa que lo hizo mejor que la española fue la portuguesa, cuyo principal índice, el PSI-20 de Lisboa, se apuntó un 0,56%

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 arrancó la sesión en verde, recuperando el nivel de los 9.500 puntos, para marcar máximos del día a primera hora de la mañana muy cerca de los 9.530 puntos. Pero, con altibajos, a lo largo de la jornada, fue perdiendo posiciones. Al cierre, el indicador se anotaba un 0,30%, para dar un último cambio en los 9.497,10 puntos. Pudo haber sido peor, ya que el índice a primera hora de la tarde había amenazado seriamente con entrar en negativo. El selectivo lleva ya seis sesiones sin despegarse de la cota de los 9.400 puntos. Sin perderlos pero sin ambicionar niveles superiores.

La única Bolsa que lo hizo mejor que la española fue la portuguesa, cuyo principal índice, el PSI-20 de Lisboa, se apuntó un 0,56%. El Dax alemán, por su parte, avanzó un 0,17%. El Cac 40 francés subió un 0,11%. El peor fue el Ftse 100 británico, que terminó en tablas.  

Pese a su discreto ascenso, sólo nueve valores del Ibex-35 terminaron con pérdidas y, además, éstas en ningún caso fueron muy voluminosas. Eso sí, los dos peores fueron dos 'blue chips': BBVA y Repsol se dejaron algo más de medio punto porcentual. Grifols e Indra terminaron la jornada con descensos de alrededor de un 0,3%; Acerinox perdió un 0,2%, mientras que Red Eléctrica, Técnicas Reunidas, Meliá Hotels y Amadeus bajaron alrededor de un 0,10%. Otras dos compañías no se sumaron a los ascensos: Cie Automotive y Naturgy, que cerraron en tablas. 

En positivo, Siemens Gamesa fue el mejor, con una subida del 4,37%, seguido de Cellnex, que se anotó un 2,83%. Ence fue el tercer valor más rentable, con un ascenso del 1,60%, y Viscofán ganó un 1%. Prácticamente este último porcentaje sumaron Viscofán, Bankia, Aena e Inditex. Después, otros dos de los grandes: Telefónica e Iberdrola se anotaron alrededor de un 0,5%. 

Poca fuerza en la Bolsa de Nueva York

Esa pérdida de fuelle en la Bolsa de Madrid y en el resto de las europeas se produjo como consecuencia de los descensos con que arrancaba la jornada Wall Street. Al cierre de los mercados del Viejo Continente, el Dow Jones y el S&P 500 se dejaban alrededor de un 0,25%, mientras que el Nasdaq perdía algo más de un 0,3%. 

Esas caídas en la Bolsa americana pudieron deberse a la presentación de los resultados de Goldman Sachs y de Citigroup, que fueron decepcionantes. El primero retrocedía alrededor de un 2,85% en Bolsa, mientras que el segundo bajaba alrededor de un 0,75% en la plaza neoyorkina. 

Además, parecían no venirle bien a la renta variable estadounidense las caídas que sufría el precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se dejaba un 0,64% al cierre europeo, para colocarse en los 71 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdía un 1,11%, hasta los 63,18 dólares. 

Las acciones estadounidenses no hicieron mucho caso de las cifras macro de su economía doméstica y que fueron positivas: la encuesta manufacturera de Nueva York pasó desde los 3,7 hasta los 10,1 puntos, cuando se esperaba que se situara en los 8 puntos. 

En el mercado de deuda, sin embargo, pese al buen tono económico, aunque en coherencia con la ligera aversión al riesgo que se observaba en la comunidad inversora, vimos una ligera caída de la rentabilidad de los bonos americanos desde el 2,56% hasta el 2,55%. Mientras, el rendimiento de sus comparables alemanes se mantenía en el 0,05%. 

Pero en el resto de Europa las rentabilidades se movían al alza: la del título español a diez años, desde el 1,04% hasta el 1,07%; la de su comparable italiano, desde el 2,54% hasta el 2,58%. 

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía en el entorno de 1,13 unidades de billete verde, aunque el euro por la mañana llegó a alcanzar la cota de 1,132 dólares.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un ascenso del 0,30%, para dar un último cambio en los 9.497,10 puntos.

- Siemens Gamesa encabezó los ascensos del Ibex-35, con una revalorización del 4,37%.

- BBVA y Repsol fueron los peores del selectivo, con recortes de algo más de medio punto porcentual.