Máximo Buch crea un fondo de treinta millones para invertir en «pymes que ganen dinero y quieran crecer»

El exconseller Máximo Buch, en su despacho./LP
El exconseller Máximo Buch, en su despacho. / LP

El exconseller funda la gestora Sauce Capital junto a Ernesto Bernia para respaldar a firmas que facturen más de diez millones y lleven tres años en beneficios

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

El conseller Máximo Buch emprende una nueva etapa como gestor de fondos de capital privado, negocio al que ya se dedicó antes de su paso por la política y que retomó hace cerca de un año desde la firma Stator Management, de la que ahora se desvincula.

Lo hará al frente de la nueva gestora Sauce Capital, fundada junto al economista Ernesto Bernia, con el que trabajó en los años noventa hasta la venta de su propia empresa a un fondo americano. El exdirectivo de Gedesco también le acompañó en su última etapa, que se salda con las adquisiciones de la mejillonera gallega Paquito y de la empresa portuguesa de bebidas vegetales Nutre y una inversión que no prosperó en una firma de aluminio.

Sauce Capital se estrenará en septiembre con un primer fondo dotado con treinta millones de euros para invertir, en ningún caso comprar, en «pymes con potencial, que ganen dinero y quieran crecer pero no puedan por falta de financiación».

Según explicó Buch en un encuentro con periodistas, nace con sede en Madrid y planes de trasladarse a Valencia en cuanto eche a andar, de la mano de socios particulares que aporten más de 250.000 euros y también de instituciones que concedan ayudas al crecimiento empresarial, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) o el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

La gestora toma su nombre del sauce blanco, un árbol de crecimiento rápido que puede alcanzar los 25 metros de altura con riego suficiente y fertilizantes. Y esa es precisamente la filosofía de la compañía, convertirse en socios, minoritarios o no, de pymes españolas o portuguesas que facturen entre diez y cincuenta millones, quieran crecer y encadenen tres años con beneficios.

«Nos da igual el sector, pero me gustan más las empresas que entiende mi madre» Máximo buch

«Me gustan más las empresas que entiende mi madre», subrayó Buch para esbozar el perfil de compañía que buscan. Aunque en principio sin excluir a ningún sector, su experiencia y también su formación como ingeniero industrial le llevan a decantarse por firmas industriales y empresas familiares de sectores como el agroalimentario.

Firmas que arrastran deuda

El que fuera conseller de Economía con Alberto Fabra agregó al respecto que «hay gente que arrastra deuda de la crisis, a la que va muy bien pero tiene demasiada deuda para que los bancos le presten».

El primer fondo de Sauce Capital aspira a invertir entre tres y seis millones de euros en hasta ocho empresas con potencial y ambición por crecer e innovar, pero sin el músculo financiero para poder hacerlo.

Según Buch, se harán con una participación de entre el 15% y el 60%, aportarán financiación mediante préstamos participativos u ordinarios y apoyarán la gestión financiera del negocio, con la implantación de contables propios. El objetivo es respaldar el crecimiento de la empresa y marcharse al cabo de entre tres y seis años, con opción de recompra por parte del empresario para vencer así el temor a perder el control del negocio familiar.

Buch, que continúa como presidente del consejo de Noatum Maritime, aporta el perfil operativo y estará arropado por Ernesto Bernia, en la vertiente financiera, un ejecutivo de una firma agroalimentaria alicantina como director de participadas y Sandra Luján, responsable de análisis. Completan el equipo de Sauce Capital seis analistas procedentes del mundo de la auditoría.