El 'low cost' apaga la milla de oro de Valencia

Locales vacíos en la calle Poeta Querol. / irene marsilla
Locales vacíos en la calle Poeta Querol. / irene marsilla

El escaso gasto de los turistas pasa factura a las marcas de alta gama en el centro

Elísabeth Rodríguez
ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Cualquiera que frecuente la calle Poeta Querol desde hace años habrá observado cómo la denominada milla de oro ha ido perdiendo brillo tras el cierre sucesivo de comercios de alta gama. Michael Kors ha sido el último en bajar la persiana en esta vía hace tan sólo unos meses. Así, esta firma de complementos de lujo se suma a la lista que conforman marcas como Montblanc, Nespresso, Hermès, Bulgari, Tommy Hilfiger y Ermenegildo Zegna, entre otras. Mientras tanto, otras firmas como Lladró aguantan el chaparrón.

¿El motivo? El turismo 'low cost'. O, al menos, éste se erige como la causa principal, según afirman fuentes del sector inmobiliario, así como del turístico. «El cierre de estas marcas es revelador, ya que indica el tipo de turismo que tenemos. El turista que viene a Valencia es de un perfil 'low cost', que gasta poco y, por tanto, no consume productos de gama alta», explica Luis Martí, presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat. El empresario añade que el visitante no tiene como objetivo las compras de este tipo de productos, algo que sí sucede, por ejemplo, en París, donde además del interés turístico y cultural hay un fuerte tirón comercial.

La calle Poeta Querol continúa languideciendo con nuevos cierres en favor de otras vías como Jorge Juan, Don Juan de Austria y la zona del Mercado de Colón

Por su parte, el director de la división de Alquileres y Retail en Engel&Völkers Valencia, Luis Martínez, coincide en la asociación del turismo con la permanencia de este tipo de comercio. «Va de la mano. El turismo de hace años con la Copa América y la Fórmula 1 era el de un turista que venía a gastar dinero sin miramientos. Ahora ya no viene ese tipo de visitante», sostiene.

En ese sentido, el experto inmobiliario señala que ahora las principales marcas apuestan por otras zonas como el Mercado de Colón y el primer tramo de Jorge Juan. «Las grandes marcas han huido de ese tramo menos concurrido y se están posicionando en las zonas que están más de moda», apostilla Martínez.

«La calle Poeta Querol es excepcional en Valencia, tiene mucha atracción turística. El comercio de lujo que se implantó antes de la crisis se está retirando y sustituyendo por comercios más populares», explica, por otro lado, el director de agencia de Olivares Consultores Inmobiliarios, Jorge Caruana.

Esta mutación comercial apunta también a un descenso de las rentas, según asegura Caruana. «Puede que alguna marca de lujo se retire más y se sustituya por locales más económicos y para todo el público. Eso conlleva un nivel de renta inferior al que se estaba pagando. Es decir, el sustituto de esos comercios pagará menos que el anterior», afirma el profesional, que hace hincapié en que el «tipo de clientes» y de turistas «acaba repercutiendo en el alquiler».

Por este motivo, Caruana advierte que Poeta Querol acabará siendo una calle muy heterogénea, tanto por el mix de comercios de distinto perfil como por la disparidad de los alquileres. «Ahí la diferencia será mayor, habrá valles y picos. Sin embargo, Jorge Juan es homogéneo», especifica. En concreto, otras calles cercanas como Colón, Jorge Juan y Don Juan de Austria se sitúan a partir de los 100 euros el metro cuadrado, aproximadamente.

Un plan estratégico para el comercio frente al caos

La gerente de ASOC Comerciantes Centro Valencia, Julia Martínez, indica que la ciudad de Valencia necesita un plan estratégico global. «No se puede plantear la estrategia de una calle de manera individual. Debe haber un plan estratégico del comercio para ver el modelo que queremos para la ciudad», explica Martínez, que añade el problema de la descoordinación que existe en este sentido. Además, señala que para atraer a un turista de mayor poder adquisitivo se debe tejer una oferta atractiva y bien planteada.

En esa misma línea se pronuncia el director regional en Valencia de la inmobiliaria CBRE, José Ángel Sospedra, quien señala que en la calle Poeta Querol «hay mínimo diez locales vacíos, por lo que el precio es mucho menor». Incluso, indica que la milla de oro llegó a registrar el alquiler del metro cuadrado en 100 euros frente a los 20 euros actuales.

Por otro lado, Sospedra sostiene que «hay mucha expectativa» con la apertura de Zara en Don Juan de Austria. Además, recuerda la llegada de Decathlon a Jorge Juan, cuyo ticket es más bajo y puede afectar a las tiendas del entorno. «Estamos en una coyuntura muy interesante, con mucho cambio por las cuestiones logísticas y la distribución de la compra online. Vamos a ver qué pasa, no hay una tendencia clara», apostilla Sospedra, que incide en que calles cercanas del centro como Colón siguen suscitando interés a las marcas de mayor nivel, tal y como ha demostrado la reciente apertura de Pikolinos.