'Fabricando Talento' reivindica nuevos pasos «hacia la anhelada igualdad» entre hombres y mujeres

Asistentes a la jornada Fabricando Talento. /Jesús Signes
Asistentes a la jornada Fabricando Talento. / Jesús Signes

Javier Falomir
JAVIER FALOMIRValencia

Un año más, y ya son seis, se celebra en Valencia el foro de debate 'Fabricando Talento', punto de encuentro en el que se busca dar visibilidad al trabajo de la mujer en el mundo de la empresa. En esta edición, que se está celebrando hoy en el hotel Las Arenas de Valencia ante un público mayoritariamente femenino, organizada por LAS PROVINCIAS con la colaboración de la Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia (Evap/BPW Valencia), se han dividido las materias en tres bloques diferenciados que tratan los temas de liderazgo, talento, creatividad e innovación. Tras las palabras de Ángel Ramírez ha sido Eva Blasco, presidenta de Evap, quien ha asegurado que, pese a que todas las ponentes son mujeres, «no se trata de una jornada para mujeres», aunque aprovechó para reivindicar la presencia femenina en este tipo de congresos. También en los premios que se conceden en todos los ámbitos, donde siempre hay más hombres que mujeres. Blasco señaló que quiere que este año «sea el que marque la diferencia en el proceso hacia la anhelada igualdad».

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, ha tomado la palabra para señalar que son pocos los espacios donde las mujeres tienen las mismas posibilidades que los hombres. En cuanto al liderazgo, ha señalado que los datos demuestran que en el mundo de la empresa, pese a los planes de igualdad, la realidad es que sólo el 12% de las empresas cumplen las prescripciones de la ley de igualdad. «Si nos vamos al sector de la política tampoco estamos mucho mejor», ha dicho. En el mundo académico tampoco hay esa visibilidad que se supone a la mujer en ese campo. «Estamos limitadas por nuestros contextos sociales que nos impiden ejercer el liderazgo». Se ha escrito y dicho mucho sobre ese techo de cristal, pero en opinión de Sandra Gómez son razones poco convincentes, argumentos que intentan justificar esa mentalidad conservadora que sigue existiendo y que niega a la mujer las mismas capacidades que a los hombres. Ha subrayado que en las empresas se cree que un directivo debe tener un entorno familiar estable, algo que resulta más difícil con una mujer profesional. «Siguen existiendo los prejuicios que nos limitan a las mujeres y nos impiden llegar a los puestos de dirección».

10h
Bienvenida
- Las Provincias
- Eva Blasco, presidenta EVAP
10. 10h
Sandra Gómez, primera teniente alcalde Ayuntamiento de Valencia
10.30h
El liderazgo femenino como vanguardia de la diversidad
- Susana Ortega, directora de RRHH y Gestión del Talento de Paradores de Turismo
- Amelia Navarro, directora de Desarrollo Sostenible y Equidad de Hidraqua
- Pilar Sainz Díaz, directora de Comunicación de Vocento
- María Teresa Fernández Fortuny, directora de RRHH de Ibercaja
11. 30h
Coffee break
12h
Talento que rompe barreras
- Pepa Torres, CEO de Walkerpack
- Reyes Martí, pirotécnica y directora general de Pirotecnia Martí
13h
La fuerza creativa del talento y la innovación
- Rebeca Miñambres, responsable de I+D+i Sistemas Genómicos
- Dulce Iborra, fundadora de La Embajadora
- Carmen Navarro, Brecol Guide
13. 45h
Cierre
LAS PROVINCIAS/evap
Hotel Las Arenas - Auditorio Sofia
Calle Eugenia Viñes, 22

«En la politica siempre hay una percepción de que las mujeres que gobiernan son mandonas o difíciles, un prejuicio que existe tanto a nivel nacional como internacional. Somos juzgadas más duramente en la política, lo que hace que se aparten de ese camino. Pero no todo es negativo y yo tengo confianza en el futuro en esta tercera revolución industrial. Somos innovadoras y emprendedoras y vemos los cambios como una oportunidad. Entre todas podemos conseguir que cada vez más podamos ocupar esos espacios de decisión que aún tenemos que conquistar», ha subrayado Sandra Gómez, citando para concluir una frase de Frida Khalo: «Pies para que os quiero si tengo alas para volar».

Tras su intervención, cuatro directivas de grandes empresas españolas de distintos sectores han debatido sobre el liderazgo femenino a partir de sus propias experiencias.Con este objetivo han subido al escenario a tomar la palabra Susana Ortega, directora de Recursos Humanos y Gestión del Talento de Paradores de Turismo; Amelia Navarro, directora de Desarrollo Sostenible y Equidad de Hidraqua; Pilar Sainz Díaz, directora de Comunicación de Vocento; y María Teresa Fernández Fortún, directora de Recursos Humanos de Ibercaja.

Varios momentos y protagonistas de Fabricando Talento 2018. / Jesús Signes

Susana Ortega ha hecho referencia a lo que denomina «una historia feliz, porque en paradores el 65% de los trabajadores son mujeres, pero la parte triste es que sólo el 16% son mujeres directivas». Un vídeo ha puesto de manifiesto el esfuerzo que tiene que hacer la mujer para alcanzar el mismo estatus que el hombre al tiempo que hacía un reconocimiento a su labor a lo largo de los 90 años que tiene Paradores.

Amelia Navarro, de Hidraqua, ha señalado que en su empresa, que gestiona el ciclo integral del agua en 78 municipios, se pretende mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Ha destacado asimismo el compromiso de la compañía con la igualdad y el desarrollo sostenible. «Estamos dentro de los programas del Ministerio que potencian la igualdad ya que queremos potenciar la presencia femenina en posiciones de liderazgo». También ha señalado que «la formación y la concienciación son fundamentales para alcanzar estos objetivos. Hay que empoderar a las niñas para que puedan estar en las carreras tecnológicas».

Pilar Sainz, de Vocento, ha recordado por su parte que empezó en el sector del marketing y pasó al campo de la comunicación y que en su actual equipo de trabajo son «todo mujeres». «A mis 38 años me considero una mujer joven, estoy casada y tengo tres hijos», ha señalado. Tras poner un vídeo sobre el grupo Vocento, ha hecho hincapié en que «somos diversos en nuestra empresa y el valor está en la diversidad y en el talento; éste es el mensaje con el que nos deberíamos quedar, porque el talento no tiene fronteras».

Teresa Fernández ha contado que en Ibercaja trabajan para potenciar el talento. «Somos como una pyme, un banco pequeño que ha superado la crisis sin ayudas y que necesitaba transformarse en un mundo que se digitaliza. Teníamos visión de futuro pero el reto de la transformación no era fácil. Lo que hicimos es construir nuevas competencias para las personas», ha afirmado. Detectar el talento fue la primera operación que se puso en marcha y ahora han impulsado una cátedra para la innovación. «Vamos haciendo cosas nuevas para buscar el talento joven... Ellos son los que viven la marca de verdad; estamos trabajando mucho en la formación y en la transmisión del talento». «El reconocimiento es muy importante para que la gente se sienta bien y quiera seguir haciendo las cosas bien», ha asegurado.

Las ponentes son directivas, emprendedoras e investigadoras

En el debate entre las cuatro directivas se ha hablado de nuevo del talento y se ha subrayado que las mujeres son capaces de trabajar mejor en red y resultan más persuasivas. «Hay una serie de diferencias importantes en el campo laboral entre hombres y mujeres en favor de nosotras», ha apuntado Susana Ortega. Pilar Sainz duda de que ese talento de la mujer sea innato: «La educación nos ha obligado a desarrollar otras habilidades, las generaciones venideras tendrán otra forma de comportarse en el trabajo. Somo más hábiles y supervivientes». Para Amelia Navarro, «los frenos que tenemos las mujeres son la autoconfianza que nos falta, lo que nos cuesta construir redes para estar en el mundo empresarial y que no sabemos negociar nuestros sueldos y ascensos». Teresa Fernández ha apuntado que a la mujer le cuesta más generar confianza entre los compañeros «que son los que van a determinar si merecemos un ascenso. Nos vamos a la casa a las cinco de la tarde y no tenemos ese espacio para relacionarnos con nuestros compañeros jefes».

Sobre la idea de que la sociedad está cambiando para la mujer, han coincidido en que reclaman lo que les corresponde. «Parece que vayamos pidiendo permiso y perdón por reclamar nuestros derechos», ha dicho Pilar Sainz. «Creo que esto se ha extrapolado al terreno político y al social», ha añadido. A esa misma idea se apunta Susana Ortega, quien concluye que las mujeres «siempre hemos estado aconsejando a un hombre desde el anonimato pero las redes sociales nos han visibilizado». En este sentido, Amelia Navarro agredece la existencia de entidades como Evap, que ayudan a la mujer a estar en su lugar porque «ya se puede alzar la voz» y una foto de directivos con todo hombres «parece algo rancio».Teresa Fernández considera que este tema es bueno para el hombre: «No se trata de una pelea de clases sino de una suma». Se admite también que los hombres están aprendiendo mucho en los términos de igualdad en la vida doméstica. Sobre esa actitud positiva masculina se ha matizado también que, pese a lo mucho que se ha adelantado, aún queda mucho por hacer para alcanzar la igualdad deseable. El lenguaje es también importante, aunque con el lenguaje inclusivo tal vez se ha ido muy lejos, pero se ha incidido en que la educación es fundamental.

Después del descanso para el café se inició el bloque dedicado a talentos que han logrado romper barreras, con la participación de dos mujeres muy distintas pero con el punto en común de que han desarrollado sus carreras en áreas predominantemente masculinas como son la automoción y la pirotecnia. Ellas son Pepa Torres, CEO de Walkerpack, y Reyes Martí, pirotécnica y directora de su empresa. Fue Reyes Martí quien comenzó señalando que ella es la quinta generación de coheteras, como a ella le guasta que le llamen «soc la filla del coheter». Reyes dijo que cambió las muñecas por rellenar carcasas, «No hacia falta tener 18 años para entrar en la empesa. Yo he criado a mis hijos con los petardos por delante, es una forma muy diferente de vida. He tenido que pelearme con compañeros, ha sido una vida dura pero me lo he ganado a pulso», dijo. «He intentado ir siempre adelante, para algún día poder disparara en lugares grandes como ha ocurrido diez años después. Para llegar al momento que estoy ahora hemos pasado sangre, sudor y lágrimas», añadió. «Tengo muchos reconocimientos a mi negocio y a mi labor; mujeres pirotecnicas hay muchas pero están dentro de la fábrica», subrayó. Sobre su doble faceta de empresaria y madre de familia reconoció que ha sido un camino complicado pero considera que les ha dado a sus hijos los valores del sacrificio y del esfuerzo. Ahora está satisfecha de que sus hijos le reconozcan ese esfuerzo que les ha servido a ellos para tener otros valores. Admitió que después de tanto sacrificio el reconocimiento actual le llena de satisfacción «ahora empiezo a tener estrella», dijo. Como empresaria se recnoció como un poco la madre de sus empleados y se declaró a favor de la conciliación familiar tanto para hombres como para mujeres. «En mi empresa todos cobran igual, según el convenio, sean chicos o chicas», aseguró.

Pepa Torres, de Walkerpack, tomó la palabra para hablar de su empresa, «una compañía inglesa que dirige una mujer y que le pidió que le suministrase tornillos. Trece años después suministran 5.000 piezas por hora a la Ford. Hemos crecido tanto porque en Almussafes se hacen cinco modelos diferentes de coche y sale uno cada minuto». Pepa Torres ahora suministra muchas piezas a la fábrica Ford, todas avaladas por las normas de calidad y sanitarias. «En el verano de 2013 la Ford trajo un nuevo modelo, éramos entonces 38 personas y pasamos en agosto a ser 250 trabajdores. Seleccioné al personal entre 2.500 entrevistados. En navidades anunció Ford que la producción de Bélgica pasaba a Valencia. Finalmente yo me quedé con la empresa matriz inglesa y me puse al frente de una empresa que había crecido exponencialmente. Mi criterio de selección de personal era elegir al más espabilado y llegamos a 532 empleados. El 31 de julio de 2015 terminaron los lanzamientos y ahora somos 415 y muchos empleados con diversidad funcional. Hemos invertido en futuro, porque hemos pasado de facturar un millón a facturar 12 millones en un sólo año. Y hemos invertido mucho en formación», señaló.

«Al crecer tanto, tenemos a Ford rodeado pero queda más bonito decir que lo abrazamos». «Mi marido se dedica ahora a la agricultura ecológica porque estamos convencidos de que la alimentación es fundamental. Y luego está mi equipo de balonmano, que es mi pasión. Vivo en un mundo de hombres pero yo doy una rosa en el Dia Internacionalde la Mujer, doy la misma oportunidad a una mujer que a un hombre pero entre nosotras nos tenemos que apoyar», señaló Pepa Torres quien añadió que ella lo que intenta es llegar a la gente poniendo el alma en lo que hace.

Por último, se ha hablado de innovación y creación en áreas tan diversas como la comunicación, la sanidad y las nuevas tecnologías. Lo han hecho Rebeca Miñambres, responsable de I+D+i de Sistemas Genómicos e investigadora; Dulce Iborra, fundadora de la agencia de comunicación La Embajadora; y Carmen Navarro, creadora de Brecol Guide App, una aplicación móvil que ayuda a llevar una vida saludable y ecológica. Rebeca Miñambres comenzó diciendo que en Ascires, su grupo empresarial, han desarrollado una nueva prueba sobre el cáncer de mama. «Estudié en Valencia, lo cual es una suerte, y también tengo la suerte de trabajar en un equipo todo con mujeres, bastantes jóvenes y con hijos, algo no muy habitual en una empresa tecnológica», dijo. «En cuanto a nuestro grupo, lo que hacemos es unir el diagnóstico por imagen con el diagnóstico genético. Fuimos los primeros en instalar un TAC en España y somos pioneros en el diagnóstico genético. Somos un grupo muy avanzado a nivel tecnológico, pero tenemos que estar siempre reinvirtiendo para estar desarrollando pruebas nuevas. Para nosotros la I+D es fundamental», dijo.

Sobre el proyecto Brecan Risk para la prevención del cáncer de mama afirmó que «es un nuevo paradigma para detectar los tumores entre grupos de riesgo alto». «Se trata de un test con una prueba única que se basa en marcadores en el ADN y una serie de factores genotípicos, es el resultado de un proyecto de cuatro años que hoy en día es una realidad». «El algoritmo que se obtiene determina en factor de riesgo y es uno de los primeros proyectos de los que se pueden beneficiar las mujeres», concluyó.

Dulce Iborra, de la agencia de comunicació La Embajadora, después de trabajar en medios de comunicación durante diez años vivió con intensidad la crisis, desde su agencia de comunicación se dio cuenta de que la parte de relaciones públicas podía ser importante para desarrollar el negocio. «Cuando presenté mi tesis doctoral hablando de otros tipos de canales informativos me enviaron hacia marketing, hasta que decicí romper con todo y fundé La Embajadora donde trabajamos con los canales corporativos», señaló. «Esto es algo muy nuevo porque estamos acostumbrados a los canales tradicionales de comunicación pero esto ha cambiado», argumentó. Dulce Iborra aludió a la televisión Valencia Play como alternativa para los valencianistas ante la nula información de las televisiones nacionales y el cierre de la autonómica. «Pero hay que diferenciar información de entretenimiento y de periodismo», concluyó.

Carmen Navarro habló de su aplicación que localiza los lugares saludables existentes allí donde estés. «Yo he crecido entre las hierbas de herboristería Navarro y he visto trabajar juntos a mi padre y a mi madre». «Empecé haciendo mis agentas en papel y un día pensé en hacer una fusión entre tecnología y ecología señalando en España todos los lugares saluables que hay con una breve descripción», dijo.

En el coloquio las tres ponentes coincideron en que el talento se fabrica tanto como se tiene por lo que tienes a tu alrededor porque lo que vives en tu círculo próximo te impregna. La idea de que la constancia es fundamental para conseguir los retos propuestos también se barajó con aprobación general.

La entrada al evento, que está dirigido a cualquier persona, es libre y gratuita.