'Sabores de Paterna', la empresa que está a 800 km de Valencia, salpicada por otro caso de listeria en la carne mechada

Imagen de la carne mechada que vende la empresa Sabores de Paterna. /LP
Imagen de la carne mechada que vende la empresa Sabores de Paterna. / LP

Se trata de una empresa familiar que ha trabajado con algunos chefs de prestigio y que se dedica exclusivamente a la elaboración artesanal de productos derivados del cerdo

LP.ES

'Sabores de Paterna', la marca salpicada por una nueva alerta sanitaria por listeria, se trata de una empresa radicada en Paterna de Rivera, en la provincia de Cádiz. Según explican en su página web, la empresa es «el resultado feliz de una tradición familiar de varias generaciones, dedicadas, exclusivamente a la elaboración artesanal de productos derivados del cerdo».

«Conservando el sabor de la «antigua matanza», hemos rescatado del tiempo sabores de nuestros abuelos, gracias a una combinación de método artesanal y aplicación de las fórmulas de su tiempo, sin menoscabo, por ello, del cumplimiento de la legislación», explican.

Sabores de Paterna está situada en el mismo centro de la provincia de Cádiz, por donde discurre la Ruta del Toro, entre Arcos de la Frontera (acceso natural a la Sierra de Grazalema y a la Ruta de los Pueblos Blancos) y Medina Sidonia, fundada por los fenicios, colonia romana y capital de provincia con los visigodos. Está muy cerca de Jerez y su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1.984. Por lo tanto no tiene nada que ver con la Paterna ubicada en Valencia, a 784 kilómetros de su homónima andaluza.

Según explican en su web, han trabajado con cocineros de renombre como Albert Adrià, al que le han vendido sus chicharrones especiales (piezas de panceta de cerdo fritas en manteca que luego se parten en finísimas lonchas).

Más información

Las primeras informaciones apuntan a que los productos contaminados, de carne mechada, se habrían distribuido en las provincias de Cádiz, Huelva y Madrid. La carne ya está inmovilizada.

La nueva alerta sanitaria se suma a la decretara el pasado 15 de agosto por el consumo también de carne mechada, aunque en esta ocasión de la marca sevillana Magrudis, que se habría repartido por todo el país. Este brote, el mayor e los registrados en el país, se ha cobrado ya la vida de tres personas y ha provocado seis abortos, dejando además 214 personas infectadas.